Turismo

Que NO es un Centro de Interpretación

Por Daniel Bargalló; La primera vez que vi un centro de interpretación fue en Roma en el año 2003. Yo...

Centro de interpretación de Doñana, Palacio del Acebrón.

La primera vez que vi un centro de interpretación fue en Roma en el año 2003. Yo no tenía mucha idea de la utilidad del edificio y me explicaron lo que era y para que servía.
Con el tiempo y conforme más he ido aprendiendo sobre patrimonio y cultura he visto también multiplicarse el número de estos centros que a día de hoy se pueden encontrar en numerosos municipios de nuestro país. Ya he visto unos pocos y salvo contadas excepciones casi todos caen en los mismos errores. Por eso este post no trata de lo que se hace en los centros de interpretación, ni tampoco voy a hablar de ninguno en concreto, (aunque os dejaré algunos links interesantes), aquí voy a hablar de lo que NO debe ser un centro de interpretación:
1. Un rollo: Esto puede parecer una tontería, pero nada más lejos de la realidad. Uno de los objetivos primordiales debe ser el llegar a los visitantes y hacerles entender la realidad cultural/patrimonial del lugar por el que están pasando. De poco vale colocar un hermoso panel de 2×4 en cuatricromía con un diseño impactante, si lo que cuenta es un plomazo insoportable o no se entiende demasiado.
2. Un almacén de materiales: Es normal que algunos materiales expuestos se vean sometidos a una afluencia de público grande y puedan romperse o deteriorarse. Si esto ocurre, hay que repararlos. No sólo por la imagen de un vestido al que se le ha descosido una parte, o una bombilla que se ha fundido, o una urna con supuestos frutos de la zona en la que no queda nada, sino porque además la interpretación que saquemos puede no ser la más adecuada.
3. Un museo: A pesar de lo que a primera vista pueda parecer, un centro de interpretación no es un espacio que muestra o explica objetos. Es mucho más que eso. ¿Qué obtienes si colocas una imagen o una bonita azada y no explicas nada o te limitas a dar nombres? Pues se queda en simples imágenes u objetos para admirar, y no se trata de eso. Los elementos que están ahí colocados tienen un sentido, un porqué están ahí y la gente quiere saber eso. Hay que contar porqué está ahí esa imagen o esa azada. Un centro de interpretación es el lugar que nos da las claves necesarias para, en un espacio relativamente corto de tiempo, hacernos con una idea más o menos precisa de una región desde el punto de vista ambiental y cultural. Así que mejor hacer comprender que mostrar.
4. Un sitio en el que no pasa nada: Un centro de interpretación no debe esperar a que la gente se acerque a echar un vistazo. Ha de atraer al público con propuestas interesantes, actividades, talleres, etc. Todas esas actividades que todos/as conocemos, pero además debe conocer la región donde está situado e involucrar a la población. Si en el Centro hacemos coincidir acciones de presentación de productos típicos o desarrollamos acciones en días estrella conseguiremos dar vida a un espacio que por si mismo carece de ella. Cualquier idea es buena si sirve para acercar a la gente al centro, tan sólo hacen falta nuevas ideas y un poco de creatividad.

Comentarios

[…] Que NO es un Centro de Interpretación almanatura.wordpress.com/2010/01/20/que-no-es-un-centro-de-i…  por almanatura hace 3 segundos […]

Aydee dice:

Por favor, quisiera saber que opina acerca de un centro de inerpretación de la flora y fauna en un parque arqueológico, ya que de acuerdo al artículo de Que no es un Centro de Interpretación, tengo la duda ya que pensaba en proponer un ambiente de flora y fauna con paneles maquetas un guia que interprete esta flora y fauna que tiene bondades medicinales curativas, o screen que sería mejor colocar en cada planta del parque pequeñas placas con el nombre cientifico y sus bondades curaticas, mi problema es que existen especies de flora muy pequeñas y no puedo hacer lo mismo en la fauna, por favor si me pudieran dar un alcance, se los agradecería,
Atentamente.
Aydeé

La señaléptica debe estar dirigida a grupos de interés, por tanto debemos inicialmente establecer cuales serán nuestros públicos y posteriormente adaptar los paneles desde el principio. La experiencia que puedan vivir en el mismo parque siempre será más intensa que en un centro de interpretación. Desgraciadamente el público se queda con las cosas más curiosas pero no le gusta indagar (a la mayoría) en pormenores y mucho menos paneles colmados de texto. Mejor invertir los recursos en un guía apasionado por la flora y fauna que cuente las características más interesantes de «medicinas curativas» por ejemplo, en lugar de tediosas exposiciones llenas de contenido. No obstante si el guía puede apoyarse en un video o paneles muy descriptivos la experiencia será intensa y hará que el visitante recomiende la visita. Mucha suerte y ya sabes que andamos por aquí para lo que necesite. Saludos!

Deja un comentario