Creatividad

El teatro-circo Price, mucho más que un circo.

Historia del teatro-circo Price de Madrid. Por Daniel Bargalló.

Todos tenemos en la cabeza la imagen de un circo: Una carpa enorme y varias roulottes alrededor. Las funciones se suceden cada noche y pasado un tiempo, todo el tinglado se desmonta y el circo se traslada a otro lugar. 

Esta es la visión tradicional que tenemos del circo. Incluso cirque du soleil, que es lo más innovador en este campo, no escapa a esta dinámica. Sin embargo, en Madrid hay un circo que no cumple esta norma y es la excepción que confirma la regla: El Circo Price.  Situado en la ronda de Atocha, en el centro de Madrid, el edificio que alberga a este singular circo se inauguró en 2007 en el lugar en el que se encontraba una antigua fábrica de galletas, pero esto es el epílogo de una historia que comenzó en 1868.

Fachada principal del Teatro-Circo Price

Por aquella época Thomas Price, un domador de caballos irlandés, con la ayuda del arquitecto Pedro Vidal levanta el primer Circo Price en el paseo de Recoletos. Más de diez años después, en 1879, El circo es re-inaugurado en la plaza del rey. En este momento, gracias al arquitecto Agustín Ortiz de Villajos y al liderato de William Parish, el circo está preparado para acoger números más espectaculares debido al éxito obtenido en años anteriores. Durante las primeras décadas del siglo XX el  Price alberga una serie de actividades que irán forjando su personalidad como Teatro-Circo. Así no sólo tienen lugar las representaciones circenses, sino que también se podía encontrar zarzuela, números de revista, lotería, conciertos de música clásica e incluso combates de lucha libre y boxeo.

La guerra civil supone el parón forzoso de toda actividad artística, incluso el edificio fue dañado en un bombardeo, pero tras esta vuelven las actuaciones. A partir de entonces, hasta principios de los años 70, el Price vivirá su época de mayor esplendor albergando recitales y números de los mayores artistas de la época, como Luis Sánchez Polack “Tip”, Charlie Rivel, Estrellita Castro o Miguel Ríos. Sin embargo a principios de la década de los 70 y a nivel  mundial, el circo como institución experimenta un declive considerable y el Price no puede escapar a esta oleada por lo que el 12 de Abril de 1970 se celebrará la última función del segundo Price, siendo el edificio derribado posteriormente.

Durante las décadas de los 80 y los 90 los esfuerzos de numerosos artistas e intelectuales serán enfocados a reclamar la figura de la recuperación del Price como Teatro-Circo.

Finalmente, en 2002, comenzará la construcción del edificio actual que alberga al Circo Price, el tercero ya, y que continúa su actividad artística y cultural los 365 días del año. Siguiendo fiel a su estilo podemos encontrar cursos de especialistas, eventos, exposiciones, programas educativos para colegios, conciertos, danza, teatro y por supuesto, circo. Un espacio verdaderamente interdisciplinar en pleno corazón de Madrid. ¡Larga vida al circo!

Deja un comentario