Dinamización

¿Qué quieren las nuevas comunidades?

Todo cambia, hasta la forma de organizarnos. Ya no nos interesan las mismas cosas ni nos comunicamos igual.

Las comunidades y sus necesidades han modificado su estructura y esto hace que los antiguos modelos participativos, hayan dejado de funcionar. Muchas Asociaciones, Administraciones, empresas, etc. se preguntan por qué haciendo lo mismo de siempre tenemos menos respuesta si antes conseguíamos mucho con nuestra forma de hacer las cosas.

Pues muy sencillo. Porque AHORA ya no quieren lo mismo.

Intentando buscar solución a esto y con la ayuda del libro Social by social: a practical guide to using new technologies to deliver social impact, os dejo algunas de las premisas que nos ayudarían a comprender mejor los principios y directrices que integran las nuevas comunidades sociales:

  • Dame el control. Las nuevas comunidades sociales quiere tener el control de lo que hacen y consumen, por lo tanto el éxito estará en ofrecerles las herramientas con las cual puedan hacerlo de manera más efectiva. En un mundo interconectado, ya no se puede controlar lo que la gente opine sobre sus productos o actividades. Si estás preocupado/a, una buena estrategia on-line a través de redes sociales, puede acercarte más a las opiniones de la comunidad.
  • Si me lo das, no me lo quites. Si la toma de control es incondicional, no puede ser utilizada unas veces sí y otras no. Ellos/as quieres ser partícipes de las etapas del proceso. La clave está en saber dinamizar su participación y propuestas.
  • Conoce tus límites.Si no sabes hacerlo, se consecuente y pide ayuda a profesionales de participación ciudadana e innovación social.
  • Más claro que el agua.Imprescindible saber cual tu público objetivo y lo que quieres hacer por ellos. No sirve cualquier cosa, hay que ser realistas con sus necesidades.
  • Pequeño o grande.Siempre es mejor empezar a construir algo pequeño que algo grande. Empieza con herramientas sencillas, fácil de entender por la comunidad y que generen un diálogo efectivo.
  • Hombre/mujer prevenido, vale por dos. Si el resultado de nuestra propuesta no es la adecuada, es mejor estar preparados para poder crear estrategias nuevas y tácticas.
  • El arte de preguntar.Nunca intentes responder por los demás, pregunta. Defina el problema, idea, actividad, etc. y deja que las respuestas de la comunidad creen la estrategia de implantación.
  • Búscalos y los encontrarás.No esperes que ellos vayan a ti, estudia al colectivo, como se comunican, donde puedes encontrarlos, y de que manera puedes aportar valor para poder llamar a la participación.
  • El tiempo no es oro. No te precipites, más vale una buena estrategia y resultados, que una salida a destiempo y una mala consecución de objetivos.
  • Escucha activa. Las buenas conversaciones requieren de buenos oyentes más que buenos conversadores. Aprende a decir pocas cosas, pero que sean interesantes y que verdaderamente quieran escuchar.
  • Motivación ciudadana. Utiliza métodos y diseños atractivos, divertidos y sociables. Pasar a la acción es mejor que estar reflexionando eternamente. Huir de los foros y debates que no llegan a ningún sitio. ¿Quieres que participen? Ponerte en su lugar funciona.

Esto no es tan sencillo como seguir a pies juntillas estos puntos. Hace falta un cambio real de pensamiento y actuación. Tenemos en nuestras manos, nuevas formas de hacer viables nuestras ideas, pero a veces el conformismo o la comodidad nos limita en el proceso de intervención ciudadana.

Si crees en una transformación real, paciencia, motivación y entrega, ya que esto no se consigue en dos días, pero si no crees, tarde o temprano, pasarás desapercibido para las nuevas comunidades del futuro. ¡A veces, es mejor intentarlo!.

Deja un comentario