Participación, Sociedad

Participación Ciudadana y aprendizaje social. 2ª Parte

Entrevistas entorno a la participación ciudadana y el aprendizaje social. Para hacernos oír debemos escuchar antes y para ello el usuario es el centro.

Por Carmen Valladolid;

Pueblos cuyos alcaldes empoderan a sus ciudadanos a través de las nuevas tecnologías y los animan a participar desde las redes sociales en los plenos o en la forma más adecuada para una plaza pública. “Artistas” de la voluntad y la solidaridad desde un pequeño negocio que animan a su clientela a colaborar en proyectos sociales y fomentan el trueque como forma de vida. Jóvenes que elevan la “cultura” y luego la sitúan para que todos puedan disfrutar de ella, realizando labores de socialización cultural y reciclaje, además de impulsar la integración de los países. Profesionales de los medios, de las redes, de las cámaras, que dan su opinión y nos facilitan lugares donde imitar ejemplos de “voces” que ya se hacen escuchar. Educadoras y escritoras, que desde sus pupitres pequeños y sus grandes corazones, nos contagian la importancia de crear seres libres y pensantes para que el futuro nos dé muchos menos sustos y más satisfacciones como seres humanos.
Ellos han sido generosos. Y a todos hice una sola pregunta. Pregunta que tengo el placer de compartir con sus diversas respuestas. Espero que (n)os hagan pensar un poco más en aquello que ya dije en el post anterior: ¿Qué tal si de mayores todos pedimos ser TRANSDUCTORES?

Disfruten con la lectura y bicheen en los enlaces… Hay tanto que aprender…

 

José Antonio Rodríguez SalasAlcalde de JunBlog Alcalde de Jun
Vocal de Nuevas Tecnologías y Sociedad de la Información de la FEMP

P: Sabemos que en Jun, desde 1.999, internet fue declarado un derecho universal para todos sus ciudadanos. Además pueden participar de forma activa para elegir cómo se modificará una plaza, qué diseño tendrá un edificio, etc. Es un ejemplo claro de que la Participación Ciudadana puede contemplarse en todos los ámbitos sociales y políticos ¿Qué metodología, tanto en forma como en procedimiento, sueles proponer para que la participación ciudadana tome protagonismo activo y se involucre en diferentes espacios, temas y sectores de la ciudad?

R: Todo empezó, con el primer pleno mundial e interactivo de la historia que hicimos el 22 de junio de 2001. Allí explicamos a la ciudadanía que en España y los países latinos no sabíamos quejarnos. Cuando teníamos un problema acudíamos al bar más cercano, poníamos verde al alcalde y pensábamos que el problema estaba resuelto cuando lo único que habíamos hecho era desfogar. Creo que ese fue el punto de inflexión de una participación activa, dinámica que hace posible que la ciudadanía participe activamente proponiendo desde el orden del día de los plenos, a través del Pre-orden municipal a el debate, discusión y aportación de cualquier tema cada día en twitter y especialmente a través de las twitcam que permiten una mayor interactividad entre la ciudadanía y el gobierno municipal en una clara acción transversal con la administración más cercana al ciudadano. Quizás un punto muy importante del éxito de nuestra iniciativa fue que lo empezamos con las personas más mayores de Jun que a su vez lo comentaron con el resto de la población y aquello cundió como la pólvora. Hoy día desde la maquina barredora al policía municipal todos tienen twitter para relacionarse al instante con una ciudadanía hambrienta de participación y decisión ciudadana en un entorno de escucha y respuesta activa.

María José Del Castillo González Directora “Salud y Belleza” Gimnasia Motorizada (Sevilla)

P: Desde tu Gimnasio Motorizado, realizas una labor social inestimable para muchas mujeres. Les propones películas, libros, programas de radio o tv… Lugares donde ir, ejemplos de superación, las pones en contacto entre ellas… Es decir, promueves la participación ciudadana y la empatía, así como la alegría de vivir siendo una persona activa ¿Crees que escuchando a las personas de un barrio y abriéndoles las puertas a sus propuestas, se podrían crear redes de intercambio participativo entre los ciudadanos que les ayudaran a resolver más eficazmente sus problemas?

R: Por supuesto que sí: hasta se hacen debates de política, religión, temas de pareja y familia, etc. Desde hace ya 23 años las personas que vienen a mi “Gimnasio-Terapia”, intercambiamos opiniones, nos pedimos consejos (tanto es así, que en algunas ocasiones no seguimos con los proyectos hasta que no opinan las más afines al tema tratado) También intercambiamos ropas, zapatos, algo que no nos sirva ya… siempre hay alguna persona que le saca provecho, por eso las regalamos a familias necesitadas. En épocas de Navidades y Reyes, recolectamos todos los juguetes que podemos y lo donamos al Parque del Alamillo para que la cabalgata lo reparta entre los niños cuyas familias no pueden comprarles nada. Creamos entre todas una magnífica atmósfera de confianza, empatía y amistad. Concluyo añadiendo, que en el Gimnasio se sabe a la hora que se entra pero nunca a la que se sale. Es significativo, ¿no? Mis aparatos motorizados, no sólo mueven los cuerpos… también las conciencias.

Iván Vergara
Editor, Autor y Coordinador de Editorial Ultramarinos y Plataforma de Artistas Chilango Andaluces (PLACA)
España – México

P: Iván, llevas muchos años promoviendo y participando activamente como ciudadano, tanto desde la cultura como desde acciones colaborativas y/o sociales, dentro de España y en colaboración con tu país (México), digamos que tejiendo puentes… ¿Cómo piensas que se podrían introducir esos mismos puentes entre los organismos oficiales y la ciudadanía para que, por ejemplo, los jóvenes tengan su espacio y puedan formular acciones y propuestas concretas que ayuden a solucionar sus verdaderas inquietudes?

R: En este momento debemos pensar en aportar las retribuciones necesarias y adecuadas a cada uno de los participantes, lo cual implica al grupo de coordinación, la institución, aplicantes y receptores. Crear espacios, formular acciones y propuestas, debe tener un respaldo a corto, mediano y largo plazo, que sean proyectos que puedan tejer una red que a la distancia se expanda naturalmente. Por ello me preocupa el papel de las instituciones para apoyar este tipo de proyecto, y por otro lado (y no menos preocupante) la falta de iniciativa privada para emprender empresas culturales que tejan esas redes para crear un mercado cultural auto sustentable.
Nuestra manera de crear la red PLACA en diversos países se originó de mucha inversión privada, de tiempo y humano; intuyo que con ayuda institucional el alcance mediático pudo ser alcanzado en menos plazo, pero también pienso que el proceso lo que aportó primordialmente a los participantes fue experiencia para poder crecer al ritmo de cada uno de nuestros coordinadores. Creo que la ayuda económica es importante, pero tejer una red no es solamente crear la infraestructura, o en un ejemplo: un portal o una red virtual; se trata de capacitación constante, de apoyar el intercambio y flujo de ideas entre los participantes, aportar, escuchar y aprender. Hay además algo muy importante: la variedad de jóvenes y sus propias inquietudes son enormes; quizá en un tono hipotético ese espacio que mencionas, no tenga que ser necesariamente físico, o uno solo, creo la importancia está en que cada uno de esos jóvenes tenga un sitio al cual acercar sus motivaciones. Ahí está el reto.

Gabriel Lantigua
Realizador Audiovisual La JunglaRD, Locutor Comercial, Titiritero y Baterista. República Dominicana

P: Participar en la sociedad nos hace más seguros, más libres y más preparados para comprender a los demás, pero para ello hace falta que alguien nos escuche ¿Crees que en un mundo tan global y lleno de redes sociales la escucha y la participación ciudadana son más efectivas ante la sordera política? ¿Qué tiene que hacer un ciudadano que necesita formar parte activa de su comunidad para no sentirse desterrado de ella?

R: Entiendo que la ley de libre acceso a la información gubernamental (Ley aprobada hace pocos años) y la libertad de expresión que te ofrecen las redes sociales han aplacado un poco la sordera política aunque sin haber logrado cambios significativos. El problema nunca ha sido el “poco reclamo” de la población ante los abusos gubernamentales, sino lo poco escuchado que durante tanto tiempo hemos sido. Por ejemplo, en el caso de Twitter en nuestro país, tenemos el caso de la primera dama y a partir del 16 de agosto del Vicepresidente de la república y el Vocero de la Policía Nacional quienes han recibido denuncias y quejas de Twiteros las cuales en su mayoría han sido atendidas.
En nuestro país existen diferentes y muy buenos grupos y movimientos de protesta y de activistas sociales, como www.toyjarto.org, www.pciudadana.com, larevueltard.blogspot.com, www.educaciondigna.com. Ésta última lleva ya casi 2 años luchando frente a frente contra el gobierno con protestas, marchas y vigilias solicitando el 4% del PIB del presupuesto nacional que por Ley le toca a la secretaria de Educación. Estos grupos han ido creando una conciencia de nuestros derechos como ciudadanos.

Coni Salgado
Escritora – Reseñadora Librería y Editorial Eterna Cadencia – Revista Cultura LIJ.
Coordinadora en La luna naranja. Profesora especializada en jardines maternales y de infantes. Argentina

P: Coni, desde tu amplio conocimiento de la infancia nos gustaría contar con tu opinión: ¿Te imaginas cómo sería un mundo donde los niños pudieran conocer y ejercer sus derechos y deberes, hasta el punto de participar con propuestas para mejorar el mundo, su colegio, su barrio, la relación con sus familias, su pueblo y/o la política? Pues eso es lo que nos gustaría que nos contaras ¿Cómo sería ese mundo… qué hay que hacer para que eso se vaya fraguando y por dónde empezamos…?

R: Lo primero que habría que hacer es comenzar desde el primer día de vida a respetar los derechos de los niños. Si ellos viven ese respeto podrán comprender de qué se trata eso de “tener derechos” y podrán crecer ejercitándolos. Pero la realidad es que el mundo está pensado y hecho por adultos. Y la adaptación de ese mundo se vuelve difícil para los niños porque en algún momento de la vida olvidamos los ojos con los que mirábamos el universo. Los adultos deberían volver a ejercitar la infancia, ponerse a la altura de los niños, sentir cómo un niño mira todo desde abajo, cómo le cuesta bajar un escalón, abrir un picaporte, alcanzar cosas con dificultad, cruzar una calle, etc. Así que se trataría en primer lugar de ponernos a la altura de los niños y luego en comprender desde el estudio y la psicología todos los momentos evolutivos que vive un niño. Que se le escuche y se le respete como ser humano con ideas y deseos propios, separados de lo que de él se espera. Un ejemplo claro es cuando un niño no quiere comer y se lo llama caprichoso porque no come. El adulto debería darse cuenta de que los derechos del niño abarcan desde los gustos personales, hasta el derecho al buen trato, a ser respetado en sus decisiones por más pequeño que sea. Lo impuesto, lo obligatorio, solo promueve el crecimiento de niños que no comprenderán en el futuro el derecho como hombres a la libertad.

Recomiendo las lecturas de todos los libros de Francesco Tonucci – Fratto y su proyecto ¨La ciudad de los niños¨ en donde una ciudad comienza a modificar todo su entorno hasta que los niños sean integrados en diseño y calidad de vida. Educar para la libertad no incluye ni el tono de voz elevado, ni la obligatoriedad de los deseos de los adultos. El niño es capaz de comprender mediante la forma adecuada lo que será mejor para él y para su desarrollo. El niño crece en libertad. El adulto solo tendrá la función de promoción, acompañamiento, guía.

Para hacernos oír, escuchemos antes…

1. ¿Ciudadano?Qué es “Sociedad Urbana”
2. Video ¿POR QUÉ LA PARTICIPACIÓN?
3. Video: Concepto y análisis de Participación Ciudadana
4. Fundación Ciudadanía y Fundación Luís Vives
5. Próxima Cumbre de Ciudades Creativas  oct/12
6. Voces Para La Conciencia Y El DesarrolloCanal Youtube Voces (La Semilla – Remix 2012)
7. Ejemplo de Participación Ciudadana El Cua – Jinotega en Nicaragua (Video).

Deja un comentario