Emprender, Formación, Innovación

¿Cómo elegir bien un master de innovación y emprendimiento?

¿Te has parado a pensar que la oferta se ha disparado y podrían estar vendiendote "gato por liebre"?. ¿Que las oportunidades laborales no están en los masters?

Pocas cosas se consiguen en tres meses. Pero aquellos meses habían sido diferentes, aprovechar el curso había resultado ser la mayor experiencia de mi vida. Experiencia que ayudaría a elegir mi futuro y a comenzar a emprender lo que hoy es alma natura, una empresa que continua ilusionada y quince gustosos años de hacer lo que más nos gusta. Después de terminar con el Instituto Andaluz de la Juventud en Huelva dicha acción de formación de formadores marcaría mi carrera profesional. Desde entonces muchas han sido las acciones formativas, eventos, congresos y cursos a los que he asistido. Pero dificilmente comparable con la formación que comienzo ahora.

Una nueva puerta se abre. Después de analizar, aplicar y desarrollar proyectos destinados a favorecer el emprendimiento creativo y de una larga trayectoria liderando equipos y fortaleciendo redes, nos ha llegado el momento a nosotros de reciclarnos personal y profesionalmente.

Es por ello el título del post: “¿Cómo elegir bien un master de innovación y emprendimiento?”. Y debemos elegir bien por que la apuesta personal y económica bien lo merece. Durante cerca de un año estaremos con Team Academy Euskadi en Bilbao formándonos y re-formándonos para un resultado que en estos momentos es difícil de prever.

Pero volviendo al asunto que nos ocupa, elegir bien un master/curso, es algo que preocupa en estos momentos, aunque considero que previo a elegir dicho master, debemos reflexionar a cerca de algunas cuestiones:

1. ¿Para qué hacer un master? ¿Conseguiremos trabajo por tenerlo?. Si preguntáramos a los que ya lo tienen y no tienen trabajo, la respuesta creo que no nos gustaría mucho. Fortalecer nuestros estudios es importante, pero más si cabe hacer lo que verdaderamente te apasiona y te gusta de verdad. No busques masters para seguir siendo buen estudiante, buen trabajador o buen hijo. ¿Realmente necesitas el master para algo? ¿Conseguirás ser más competitivo? ¿Diferenciarte de la obscena oferta?

2. Descansa, pon el freno de mano y piensa por un instante. En ocasiones (casi siempre), vamos en automático, supongo que es más cómodo para nuestro cerebro. También para nuestro entorno social. Tener planificado un año de master nos ayuda a dar respuestas sin pensar mucho. Si, verás: “¡Hola Juanjo! ¿Qué tal? ¿Cómo va todo? Muy bien, seguimos en la brecha. Este año nos hemos apuntado incluso a un master.” Solucionado para ti y para el. Creo que reflexionar y mirar con perspectiva es crucial en estos tiempos que corren. Un ejemplo claro es la búsqueda de empleo absurda de miles de jóvenes en estos momentos. Si, digo absurda porque, ¿Qué sentido tiene mandar vía on-line y off-line cincuenta curriculums diarios y no obtener ni una sola respuesta durante meses?. ¿Te has parado a pensar si existe otra forma de encontrar un empleo? Y si analizas tres empresas de tu sector profesional y les lanzas una propuesta fundamentada como nos cuenta Sergio Fernández en el video que adjunto. Lo mismo funciona.

3. Titulitis y marcas de prestigio. Aberrante el precio de algunos “masters del universo”. Pues pareciese eso, que más que profesores lo que hay detrás son famosos superhéroes. El desmesurado oportunismo nos llevo hace un año a ver masters de community managers (por ejemplo) en casi todas las universidades, empresas privadas y centros formativos del país. Pareciese que los community managers nos sacarían de la crisis. Pero ya veo que no. No soy partidario del título, menos del enmarcado en habitación. Encasillarnos a una marca tampoco nos hace un gran favor, casi siempre se sobrevalora y magnifica lo que hacen otros. Antes la televisión tenía mucho que ver en esto, ahora es Facebook quien se encarga. Evidentemente hay títulos que abren puertas incluso sin aprovechar ni una sola hora del master. Y aquí está el problema. ¿Realmente hacemos lo que necesitamos y nos gusta? Cuando consigamos el ansiado puesto, ¿Tendremos ganas y tiempo de utilizar lo aprendido o simplemente nos dejaremos llevar hasta hundir definitivamente la compañía?.

Ahora sí, viendo que realmente aprovecharás las horas, que el master lo haces por que es la mejor opción y que no hay nada que más te guste que aprender voy a enumerar como elegir bien un master de innovación y emprendimiento:

1. Emprende primero antes de hacer el master. Arriesga y comete fallos cuanto antes. Ya habrá tiempo de revisar y reflexionar a cerca de lo vivido durante el proceso de emprendizaje e innovación.
2. No hay método sin experiencia real. Si la propuesta formativa es escasamente experiencial: Huye. Si es extremadamente experiencial: Huye también. El punto medio es una gran virtud a la que es difícil llegar. Lo sé, pero debemos acercarnos. Experimentemos, reflexionemos y adquiramos conocimiento con capacidad de ensamblar a nuestros conocimientos previos.
3. ¿Sólo online? No es la mejor opción. Tampoco cien por cien presencial. Debemos buscar momentos íntimos de aprendizaje para uno mismo. Crear las sinergias en clase con los compañeros consiguiendo la magia que hace que evolucionemos y el aprendizaje acabe arraigando.
4. Los profesores. Una de las patas importante del asunto que nos mueve. No existe curso bien aprovechado sin profesionales que faciliten los procesos. Siempre con la característica de no ser demasiado protagonistas. Pues los verdaderos protagonistas del curso son los alumnos. Claro, esto es difícil de saber antes de apuntarse, aunque siempre podemos preguntar a antiguos alumnos, indagar sobre el profesorado en Internet o pedir una demostración del master antes de comenzar. Debemos contar con un profesorado plural, heterogéneo y diverso.
5. Los alumnos. Cuando hacemos un master de innovación y emprendimiento los compañeros de clase son fundamentales. Si el master no genera una red estable de contactos ¿Para que queremos el título? Necesitamos estar en red, compartir, co-crear y conocer a profesionales en activo que destruyan nuestro paradigma o lo cimienten para continuar nuestro camino. Podemos pedir lista de admitidos antes de comenzar el master y continuar el proceso.

Espero haber sido de ayuda, considero que bajo los criterios que enumero nosotros hemos seleccionado el nuestro: Leadership Experience de Team Academy Euskadi con @tecnalia. Contaremos nuestros periplos, viajes y aprendizajes en este mismo blog. ¡Nos leemos!

Comentarios

Hola Juanjo,

Hay otra forma de elegir un master.

En una reunión hace dos años, un equipo de emprendedores me lanzó una pelotita en una reunión. Y yo me dije, «a mi me gustaría lanzarlas también». ¿Qué misteriosa profesión es esa?

Dos años más tarde y siempre con la sed de aprender más, de reciclarme, de hacer algo nuevo y buscando masters, tras varias reuniones con los organizadores e instituciones que los imparten salía de las mismas sin ninguna ilusión.

Así que, casi por casualidad caí en la web de Team Academy Euskadi y supe que era lo que estaba buscando. Eso que los americanos describen como «I had a gut feeling». Solo tuve que ir a una demo y un participante que allí estaba comentó «este es el mejor curso que hay». Sonó convincente y convencido. ¿Sabes quién fue?

Un abrazo, Natalia

Jejejeje! ¿Fui yo? No sé. Las energías están puestas, todos/as esperamos mucho. Esperamos que este año sea el año y que la energía de Team Academy y de los compañeros/as sea la suficiente para afrontar los retos que emprender os va colocando durante nuestras vidas. Sinceramente creo que la decisión es acertada y que es el momento. Nos vemos muy pronto. Abrazos! ;o)

Hola amigo Juanjo!
Gracias por compartir tus experiencias y criterios, son bastante acertados.
Mil gracias, yo voy a tomar en cuenta otras cosas que no había visto y que tú las pones al descubierto.

Espero que te ayude. Abrazos Carlos,

Deja un comentario