Innovación

Innovar es mucho menos arriesgado que no hacer nada

Innovar ya no es una opción, es una necesidad para las empresas. Aún así, no todas lo han entendido. Analizamos quiénes son los asesinos y cuáles las fuentes de la innovación.

Desde mi entrada anterior, tenía en la cabeza la idea de escribir un poco más sobre innovación y procesos de transformación en personas y empresas. Ya entonces dije que innovar es moverse, cambiar y transformar tus ideas en acciones. Creo que ahora otra reflexión obligada es qué favorece y qué frena esos procesos de innovación y cambio en empresas, porque aunque innovar y reinventarse sea más necesario que nunca ¿es siempre posible?

Sin duda, para poder cambiar la forma tradicional de hacer las cosas y traer aires nuevos a las organizaciones se necesita un cambio. Y ese cambio no empieza por herramientas ni tecnología, sino por una transformación cultural que debe contar con el apoyo de la directivo y los responsables de estrategia y equipos. La cuestión es ¿están los líderes preparados para fomentar ese espíritu innovador?

Por desgracia, aún quedan quienes siguen pensando aquello de “si algo funciona, mejor no lo toques” y eso bloquea y anula la motivación para transformar y mejorar los procesos de negocio. Que algo funcione ahora mismo no significa ni que vaya a funcionar siempre ni que no exista otra forma de hacer que funcione mejor, más rápido y de manera más satisfactoria para tus clientes.

Afortunadamente, cada vez hay más gente en el mundo de la empresa que considera que, a pesar de ser arriesgado, no innovar puede ser incluso más peligroso que no hacerlo. Y, de hecho, no hay nada más peligroso para una organización que no preocuparse por optimizar recursos. Así lo dice Peter Drucker en su libro Innovation and Entrepreneurship:

But is innovation really so risky? Yes, a new idea might not work. But in many cases, not innovating is even riskier. Indeed, nothing could be as risky as optimizing resources in areas where the proper and profitable course is innovation, that is, where the opportunities for innovation already exist.

Las fuentes de la innovación

Desde Luego, hay innovaciones que surgen de un rasgo de ingenio. Sin embargo, la mayoría de las innovaciones, especialmente las exitosas, resultan de una búsqueda deliberada y consciente de oportunidades de innovación, que se encuentran solamente en unas pocas situaciones.

En este libro, Drucker menciona 7 conductores que pueden cambiar el ambiente en tu organización, 7 conductores de oportunidades de innovación.

Existen cuatro áreas de oportunidad dentro de una compañía o industria:

  • Sucesos inesperados.
  • Incongruencias.
  • Necesidades del proceso.
  • Cambios en la industria y el mercado.

Y también existen tres fuentes adicionales de oportunidad fuera de una compañía, en su medio social e intelectual:

  • Cambios demográficos
  • Cambios en la percepción.
  • Nuevo conocimiento

Si tienes en consideración todos estos conductores de oportunidad, practicar la innovación se convierte en una disciplina de negocio y ya no lo considerarás algo así como una lotería. Es entonces cuando entenderás que en realidad innovar es mucho menos arriesgado que no hacer nada.

Los asesinos de la innovación

A pesar de todo, aún queda mucho trabajo por hacer para que la innovación sea no sólo aceptada sino fomentada en las empresas. Incluso diría más, la primera exigencia es que las organizaciones dejen de poner freno e impedir las ideas de cambio.

Hay errores que matan la innovación y podrían acabar matando tu empresa. La incentivación del trabajo individual en lugar de la colaboración en equipo, el exceso de burocracia, las jerarquías marcadas o no tolerar el fracaso son sólo algunos de ellos.

Identifica a los asesinos de la innovación y mátalos:

  1. Intolerancia ante el fracaso
  2. Foco en superestrellas
  3. Incentivar el trabajo individual
  4. Burocracia/metodología pesada
  5. Obsesión por el control
  6. Apostar sólo por lo que parece que va a funcionar
  7. Jerarquías muy verticales
  8. Utilizar los datos como barrera
  9. No recompensar al innovador
  10. Planear mucho y ejecutar poco

Analiza si eres creativo siempre

Al final, para innovar lo importante es preocuparse por ser creativo a cualquier edad y pensar que lo esencial es intentar reinventar y mejorar tus áreas de actuación continuamente. Piensa si

  • ¿Estás asumiendo nuevos retos y desafios en tu negocio?
  • ¿Contra que hábitos no innovadores debo estar prevenido?
  • ¿Cuál es la próxima estrategia que debería intentar de forma inmediata?
  • ¿Qué nuevas habilidades y talentos debería aprender y desarrollar?

Arriesgarse y hacer que suceda

Y al final de todo, lo que queda es asumir el riesgo, atreverse, trabajar y hacer que el cambio suceda. El equipo de Alma Natura lo ha entendido y asume la innovación desde los entornos rurales como su gran apuesta. Me gusta su movimiento ‘Haz que suceda’ porque refleja lo mejor de lo que hemos hablado. Y tú ¿estás dispuesto a trabajar y hacer que suceda?

Comentarios

Este taller le permite a los equipos de operaciones aplicar las herramientas de creatividad para encontrar mejoras radicales en sus procesos, que impacten de forma clara su eficiencia. ¿Cómo se hace innovación en la logística y las operaciones?

En la búsqueda de la mejora en la competitividad empresarial, de la obtención de ventajas competitivas, reducción de costes y el aumento de la eficiencia o incremento de las ventas , en cada ciclo económico, se han destacado estrategias basadas en la producción ” just in time “, el outsourcing , la mejora continua de los procesos de producción, la búsqueda de la calidad, la presencia en Internet, la inversión en nuevas tecnologías o la gestión del conocimiento, entre otras. Y en la fase económica actual, los expertos vuelven la vista a una técnica que conocemos desde hace ya mucho tiempo, la innovación, dicen que el futuro será de las empresas innovadoras. Así, en los últimos números de las publicaciones más prestigiosas sobre gestión empresarial, se menciona con especial énfasis, de cómo conseguir que la empresa innove, liberar la capacidad innovadora de las personas que forman parte de la organización o el tipo de innovaciones que son más factibles en la actualidad.

Deja un comentario