Emprender, Innovación, RSE, Sociedad

Emprendimiento social frente a la crisis de valores

Ante la falta de valores que nos ha llevado a la crisis, el emprendimiento social posee un papel de sentido coherente para aportar a nuestras vidas.

En este proceso de aprendizaje constante que estoy experimentando, he descubierto el trabajo de Sergio Fernández y su proyecto “Pensamiento positivo”, a través de @juanjomanzano.

Me ha parecido muy interesante su visión de la sociedad y me ha llamado la atención la reflexión que hace en uno de sus programas de radio sobre los valores y la crisis de valores que experimenta la sociedad actual junto a José Luis Montes -escritor, conferenciantes y fundador de Wikihappiness, entre otras cosas-.

Estoy de acuerdo con ellos en el hecho de que la crisis económica que vivimos desde hace años es consecuencia de la crisis de valores que sufrimos. Aunque hay opiniones y teorías para todos los gustos, me parece acertado pensar que si anteponemos el aspecto económico a todas las cosas, estamos dejando en un segundo plano otros valores que pueden ser más importantes como, por ejemplo, el entusiasmo y, en definitiva, la felicidad.
Sin embargo, es cierto, y seguro que todos conocemos casos, que hay a quien el estilo de vida materialista no le hace feliz. Además, está comprobado que es más fácil emplear la felicidad para conseguir dinero que usar el dinero para conseguir la felicidad. Dicho de otra forma, es más sencillo dedicarnos a lo que nos gusta confiando en que el dinero llegue al final, que ganar dinero para después dedicarnos a hacer lo que nos gusta (Mark Albion recoge un estudio sobre este tema en su libro “Vivir y ganarse la vida”).

¿No habéis escuchado más de una vez decir a alguien que si le toca la lotería dejaría de trabajar?

Esto no significa más que esa persona no es feliz con lo que hace. No le entusiasma ir a trabajar porque no hace lo que le gusta. Como dice José Luis Montes, porque no comparte los valores de su empresa.
De ahí que, según esta corriente de pensamiento, se abogue por un cambio personal que te lleve a dar sentido a tu vida, basándote en tus valores. Precisamente de cambio personal a través del Coaching Gestalt ya nos habló @concemacias en uno de sus post.
En este caso, José Luis Montes habla de que el primer paso para cambiar es saber cuáles son realmente tus valores y dice que “mientras no seas capaz de saber qué valores rigen tu vida, estás viviendo de manera falsa”. También el libro de Sergio Fernández y Rubén Chacón “El sorprendedor” habla de cómo sería una sociedad que vive desde los valores.

El Cambio

A partir de aquí empieza el cambio. De poner en la escala de prioridades el motor económico, hay que pasar a poner otros valores más importantes. Partiendo de ellos podemos construir el cambio. Son imprescindibles valores como el entusiasmo, la generosidad, la reflexión, la creatividad, la fe, la humildad…
Como dijo Gandhi: “Sé tú el cambio que quieres ver en el mundo”. Si no estás conforme con lo que ves, con lo que vives, empieza por cambiar tú y después podrás cambiar el mundo. Pero ¿cómo se hace eso? Dicen que no hacen falta grandes hazañas, sino que lo importante son los pequeños pasos. Estamos en el camino…
Aquí es donde entra en juego el emprendimiento social. Emprender socialmente es una forma de trasladar nuestros valores al mundo de la empresa para llevar una vida coherente, es decir, para sentir, decir y hacer en la misma dirección. El objetivo es utilizar estrategias empresariales para dar respuesta a necesidades sociales.

¡Puede ser una buena manera de darle sentido a nuestra vida!
En definitiva, el emprendimiento social tiene un papel importante en el cambio de la sociedad. Así me lo han hecho ver estos pensadores que en su día se reunieron en un programa de radio en torno al “pensamiento positivo” y que podéis escuchar al completo en este vídeo.

¿Te interesa el emprendimiento y la innovación?¡Pulsa Aquí!

Foto destacada: jaymantri.com

Deja un comentario