Medio Ambiente, RSE, Sociedad

Cómo apostar por el medio ambiente, la sociedad y la economía desde la empresa

La empresa que apuesta por lo natural, la sociedad y la economía tiene buena reputación y beneficios económicos y sociales.

Hay distintos tipos de organizaciones (cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, centros especiales de empleo, empresas de inserción, asociaciones, fundaciones, sociedades agrarias de transformación, …etc) que apuestan por una economía social desde su foco de negocio. Estas organizaciones buscan al igual que el resto de sectores empresariales perdurar en el tiempo. Por lo tanto la variable económica es parte fundamental de la Responsabilidad Social Corporativa de la empresa. En esta línea la economía social, propone compatibilizar la eficiencia económica con solidaridad y ayuda mutua creando valor económico y valor social.

Desde la empresa debemos apostar por desarrollar una actividad empresarial que tenga encuenta el ámbito medio ambiental, el ámbito social y gestión de recursos humanos siempre desde una ética y valores predefinidos y desde un punto de vista estratégico.

Ámbito Medio Ambiental

La actividad empresarial genera problemas ambientales que actualmente no se están resolviendo,  emisiones de gases de efecto invernadero provocando el cambio climático y sobre explotación de los recursos naturales entre otros. La empresa que quiera ser responsable debe apostar por estas variables:

  • Uso y gestión racional de los recursos.
  • Eficiencia energética.
  • Prevención de la contaminación: gestión de emisiones.
  • Prevención de la contaminación.
  • Sensibilización y formación ambiental.

Un ejemplo en este ámbito de actuación sería: Fagor Electrodomésticos, S Coop – Aplicación del ecodiseño en la innovación aumentando el ciclo de vida de sus productos. Memoria de Sostenibilidad

Ámbito social

La empresa siempre tiene una dimensión social interna y externa. Dicha dimensión recoge las relaciones con sus stakeholders (grupos de interés) como son: comunidad local, proveedores, socios, ONGs del entorno cercano, medios de comunicación, etc. Esta conciencia de no ser un ente aislado, si no un ente integrado en una sociedad, hace que la empresa deba implicarse en su ámbito social en base a los siguientes términos:

  • Códigos de buena conducta en materia de derechos humanos.
  • Rendición de cuentas a los grupos de interés a través de memorias de sostenibilidad.
  • Voluntariado real corporativo en acciones locales.
  • Apoyo al desarrollo socio económico de la comunidad a través de la creación de empleo.
  • Colaboración con distintas organizaciones y asociaciones.

La fundación Reale es un ejemplo de como una empresa se involucra con asociaciones y colectivos cercanos a sus grupo de interés aportando su grano de arena. Memoria de Responsabilidad.

graficoreale

Gestión de Recursos Humanos

Es una de las piezas clave para el éxito de la organización en términos de productividad, competitividad y reputación de la compañía. Para conseguir estos objetivos, la empresa debe ofrecer a sus trabajadores algo más que incentivos económicos, la empresa tiene que intentar cumplir sus expectativas e intereses personales, van más allá de lo económico. Una gestión responsable de recursos humanos tendría en cuenta estas variables:

  • Proponer formación y capacitación a los trabajodores.
  • Desarrollo de carrera profesional.
  • Conciliación de la vida personal y laboral.
  • Igualdad de oportunidades y diversidad.
  • Equidad salarial.
  • Beneficios sociales.

La Fundación Once y Ilunion hacen una apuesta firme por la integración, donde la discapacidad del indivividuo se ha convertido en un valor añadido en el trabajo que desarrollan ambas entidades.

No nos podemos olvidarnos de la ética y los valores de la empresa para ser una empresa responsable, su forma de actuar implica que todo lo que la empresa hace y la forma como lo hace, se sustenta en valores que son explícitos y que forman parte de la cultura de la organización. Las empresas son conscientes que su comportamiento ético les legitima ante la sociedad y genera confianza, credibilidad y mejor reputación ante sus grupos de interés.

Sin duda, tanto a largo plazo como a corto plazo, ser responsables no sale caro, ser responsable y apostar por ser eficaces, eficientes. Tener empresas socialmente sostenibles es la base la competitividad y es condición necesaria en esta nueva forma de hacer empresa. (leer post: Empresas BCorp como motores de cambio)

¿Te interesa la Responsabilidad Social Corporativa? ¡Pulsa Aquí!

Foto destacada: ortosillasderuedas.com

Deja un comentario