Medio Ambiente, RSE, Sociedad

Responsabilidad social con sentido

La coherencia en la responsabilidad social corporativa es un paso inicial obligatorio para hacer de nuestro granito de arena una propuesta de valor compartida por todos los grupos de interés. ¿Nos sigues?

La responsabilidad social corporativa o RSC es más eficiente con propósito social, y se vuelve poderosa cuando ese propósito social le da sentido. Así lo creo, así lo defiendo y así lo impulso. Tanto lo creo que he convertido esta certeza en el motor de mi propio propósito social que es cambiar el mundo influyendo en la responsabilidad de las organizaciones y de las personas. Muy bien, diréis, eso está muy bien, pero: ¿Qué es la responsabilidad social con sentido? O casi mejor, ¿qué es Responsabilidad Social? Y sobre todo, ¿qué significa que tenga sentido?

Hace unas semanas, haciendo un ejercicio de selección y síntesis de conceptos en varias definiciones de RSC publicadas por instituciones y organizaciones de referencia, que podéis consultar si os apetece aquí, llegamos a una definición propia recogiendo un poco de todas:

“La Responsabilidad Social Corporativa es una herramienta de gestión con la que las organizaciones toman conciencia de las consecuencias positivas y negativas que tiene su actividad, garantizan el cumplimiento legal de sus obligaciones y se comprometen de forma voluntaria con la mejora de sus resultados económicos, sociales y ambientales como estrategia de crecimiento y futuro de la propia organización”.

Como todo en la vida esta definición no es la mejor ni la peor, es una más, construida eso sí a partir de muchas y por tanto con más enfoques y más plural.

¿Y el sentido? ¿Cómo dar sentido a la RSC?

Para escribir este post he reflexionado bastante. ¿Cómo explicar en unas 600 palabras qué significa tener sentido para una política de RSC? Y de pronto lo vi claro en dos palabras: coherencia e integridad. Una RSC con sentido es un compromiso con la sostenibilidad en sus tres dimensiones (social, económico y ambiental) coherente y, con suerte y metas claras, íntegro. Y eso es algo que se vuelve tremendamente rentable.

No solemos valorar en su justa dimensión la fuerza que le da a nuestras palabras y a nuestros actos la coherencia, esto es, el hecho de ser consecuentes y hacer lo que decimos. La credibilidad nace de ahí. La confianza nace de ahí. El apoyo de otros a nuestra causa o producto nace de ahí. Cuando además conseguimos ser íntegros, o lo que es lo mismo, decimos lo que pensamos y hacemos lo que decimos, se genera un potente entramado de voluntades en el sistema al que pertenecemos que multiplica las oportunidades exponencialmente.

Asociacion_de_Mujeres_Los_Molinos

Conversaciones con la Asociación de Mujeres Los Molinos de Castañuelo

De modo que si quieres una RSC más eficiente, busca tu propósito social e impúlsalo. Y si quieres una RSC potente, se coherente con ese propósito social, habla con tus públicos de interés, con las comunidades locales de tu ámbito de influencia y comparte con ellos tu propósito con coherencia. Eso es lo que te dará sentido.
Es mucho más rentable y sobre todo coherente alinear tu compromiso social con tu mercado, con tus públicos de interés cercanos, que ir a resolver temas lejanos como el hambre de los niños a más de 20.000 kilómetros de distancia aunque creas que la foto queda mejor en el informe de sostenibilidad a final de año. Me alegro si alguien se ofende un poco porque habré removido algo de conciencia y ese es el primer paso para provocar la acción hacia la mejora.

La responsabilidad social con sentido, ya sea de instituciones o empresas o personas individuales, es coherente y es íntegra, y está en tu círculo de influencia, y es capaz de cambiar el mundo. ¿Quieres cambiar el mundo con nosotros? Te aviso de que no todo el mundo va a estar de acuerdo contigo, y eso es lo que te va a dar más sentido.
Mira una bonita expresión de círculo de influencia con sentido.

¿Quieres saber más sobre RSC? ¡Pulsa Aquí!

Foto principal: stock.tookapic.com

Deja un comentario