Desarrollo Personal, Educación

Consejos para el diseño de una buena sesión de orientación sociolaboral

Crea sesiones que faciliten el contenido y hagan que la experiencia del que busca empleo sea un éxito y no un nuevo fracaso.

Desde hoy comenzamos una nueva aventura para propiciar la orientación sociolaboral entre jóvenes de 15 y 35 años en la Mancomunidad Subbética Cordobesa. Concretamente en los municipios de Almedinilla, Fuente Tójar, Benamejí, Carcabuey, Zuheros. La idea es trabajar desde la poderosa pregunta, ¿Qué vas a hacer con tu vida? De forma constructiva y reflexiva, otorgando el poder a cada uno de los asistentes que son los que pueden hacer que la situación de desempleo cambie.

Es por eso que me he decido a escribir este post sobre consejos para el diseño de una sesión de orientación sociolaboral, justo basándonos en la metodología y actividades que vamos a desarrollar durante estos días y que hemos aplicado durante años con claros resultados positivos en muchas de nuestras convocatorias.

Consejos metodológicos para la orientación sociolaboral
  1.  Brevedad y tiempos bien estructurados donde sepamos que vamos a hacer en cada momento. Ni que decir tiene que las personas que asisten a este tipo de convocatorias buscan ser lo más productivas posibles. Para ello recomendamos programaciones por minutos donde sepamos que haremos en cada momento.
  2. Desarrollar actividades concretas de intervención sin asustar con excesivo contenido. En este tipo de intervenciones es importante llevar poco contenido pero de calidad que ejerza de palanca de cambio. Abrumar con contenidos poco útiles convierte una experiencia de aprendizaje en desmotivación, justo lo contrario por lo que cuentan con nosotros.
  3. Descansos y espacios de diálogo. Provocar la conversación entre iguales es muy fructifero en momentos vitales donde se comparten los mismos problemas. Si se llena de contenido la sesión y no dejamos hueco a los asistentes se desmerecerá la formación provocando justo lo inverso que buscamos.
Contenido que debe incluir una sesión de orientación sociolaboral
  1. Presentación de facilitadores y asistentes.
  2. Sesión de motivación inicial.
  3. Ejemplo inspirador de autoempleo.
  4. Verdades y mentiras del Currículum.
  5. Descanso.
  6. Oportunidades en el territorio mediante algún tipo de metodología. Nosotros utilizaremos design thinking.
  7. Autoempleo con ayuda de alguna metodología por ejemplo Canvas
  8. Evaluación Final: ¿Cómo me voy? Qué me llevo de esta sesión?
  9. Dinámica despedida / foto grupal.
Mancomunidad_Subbetica_Cordobesa
La importancia de la motivación en las sesiones de orientación sociolaboral

A continuación os describo como hemos diseñado la sesión de motivación y que contenidos incluye comenzando por la pregunta: ¿Cuál es vuestro movimiento?

Estamos perdidos cuando no encontramos dirección, cuando no sabemos hacia donde ir, cuando no sabemos qué estamos dispuestos a hacer para conseguir esto, cuando estamos sumidos en las circunstancias y nos esforzamos cada día por luchar contra ellas y ya sabemos que es imposible. ¿Qué podemos hacer entonces para salir de este movimiento que no me lleva a nada?

  • Es necesario Elegir: Hacia donde quiero mirar y poner todos mis recursos y esfuerzos para llegar hasta allí, tienes derecho a lamentarte y quejarte de lo difícil que es llegar hasta allí pero ya sabes que eso al fin y al cabo no te lleva a nada. No esperes a que cambien las circunstancias pon a disposición de las circunstancias tus recursos. ¿Qué estás dispuesto a hacer para conseguir llegar hasta allí?
  • Salir del Embudo: Hagamos un embudo. Este es el mercado donde antes cabían multitud de pelotas. Ahora el embudo es más estrecho y sólo los mejores, los contactos u otras circunstancias entran dentro del embudo. Dentro del embudo está el trabajo que conocemos el de toda la vida. El resto de las pelotas luchamos por no caernos fuera del embudo, pero alguien se ha preguntado ¿qué hay fuera el embudo? Fuera del embudo también hay oportunidades, como salir al extranjero, trabajar en tu entorno, autoemplearse, formarte en cosas desconocidas que hoy tienen nicho de mercado, etc. Tu eliges también donde quieres caer.
  • Trabajar tus Competencias: Son aquellas que se nos dan bien y podemos demostrarla y ponerlas al servicio de los demás. ¿Quién tiene un, dos, tres,… defectos? ¿Quién tiene más de cinco virtudes? Solemos poner atención en aquello que hacemos mal y trabajamos para mejorarlas, dedicamos poco tiempo a potenciar lo que hacemos bien, usarla y hacerla crecer. ¿Lo indicas en el curriculum? ¿Qué demuestra que eres organizado? ¿Cómo puede esa competencia ayudar a la organización?
  • Afrontar los Desafios: Vamos a realizar un ejercicio para ello necesito tres voluntarios para dar un salto. Señala en el suelo donde crees que vas a llegar. Salta!! ¿Qué ha pasado? Aquí pueden pasar varias cosas: que se nos quede corto el objetivo pero por miedo a fracasar nos aburramos, que no lleguemos y eso significa que es gratificante poder esforzarnos por conseguirlo o que el objetivo sea irreal y nos frustremos. ¿Cómo son tus desafíos?

«El 100% de las estadísticas las creamos nosotros.»

Buscar trabajo es como la teoría del punto negro paso a contárosla:

Cierto día, un profesor entra al salón de clases y le dice a sus los alumnos, que se preparen para una prueba sorpresa. Todos se pusieron nerviosos, asustados por el examen que vendría, mientras el profesor iba entregando la hoja del examen con la parte frontal para abajo, de modo que no vieran lo que contenía hasta que el explicara en que concistía la prueba.- Una vez que entregó todas las hojas, les pidió que dieran vuelta la hoja y vieran el contenido. Para sorpresa de todos era una hoja en blanco que tenía en el medio un punto negro. Viendo la cara de sorpresa de todos sus alumnos, el profesor les dijo; – Ahora van a escribir una redacción sobre lo que están viendo. Todos los jóvenes, confundidos, se pusieron a pensar y a escribir sobre lo que veían. Terminado el tiempo, el maestro recogió las hojas, las colocó en el frente del escritorio y comenzó a leer las redacciones en voz alta. Todas, sin excepción se referían al punto negro de diferentes maneras. Terminada la lectura, el profesor comenzó a hablar de la siguiente manera: – Este examen no es para darles una nota, les servirá como lección de vida. Nadie habló de la hoja en blanco, todos centraron su atención en el punto negro. Esto mismo pasa en nuestra vida, en ella tenemos una hoja en blanco entera, para ver y aprovechar, pero nos centramos en los puntos negros. La vida es un regalo de la naturaleza, nos es dada con cariño y amor, siempre tenemos sobrados motivos para festejar, por nuestra familia, por los amigos que nos apoyan, por los milagros que nos suceden diariamente, y no obstante insistimos en mirar el punto negro, ya sea el problema de salud que nos afecta, la falta de dinero, la difícil relación con un familiar o la decepción con un amigo. Los puntos negros son mínimos en comparación con todo lo que diariamente obtenemos, pero ellos ocupan nuestra mente en todo momento. Saca tu atención de los puntos negros, aprovecha cada momento y se feliz. Autor Desconocido

¿Tiene sentido para ti todo esto?

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Deja un comentario