Desarrollo Personal, Educación

Una guía práctica para motivar a tu equipo

Conseguir equipo motivados no es más que ofrecer los motivos necesarios para conseguir una meta. Descubre pistas que pueden llevarte a disfrutar más en tu empresa.

Últimamente en mis viajes encuentro personas muy preocupadas porque en su entorno más cercano existe una gran desmotivación, ya sea en entornos laborales, familiares o a nivel personal. Se desesperan porque hacen todo lo posible por generar entornos atípicos para subir la autoestima de forma puntual o inventar situaciones donde hacer cosas juntos pero al final todo se evapora pues la realidad los vuelve a invadir.

Esto se percibe nada más tomar contacto con los equipos pues no irradian entusiasmo ni comunican discursos ilusionantes sino más bien quejas y frustración. En los últimos cursos me he dado cuenta que lo que contagiamos en alma natura es la pasión y la motivación que tenemos en nuestro equipo de trabajo. Me preguntan ¿cómo lo hacéis? ¿cómo puedo conseguir eso en mi equipo? Soy sincera, no conozco ninguna teoría que haya dado resultados, pero tomando conciencia de equipos como el nuestro si que puedo compartir lo que para mi son los condicionantes necesarios para generar equipos y organizaciones motivadas. Empecemos por el principio…

¿Por qué motivar?

Antes de ponerme práctica detallando algunos de los pasos o claves que para mi son importantes para generar equipos motivados es necesario que te hagas la pregunta ¿Y por qué es importante conseguir esto? Pues te cuento:

  • Las personas motivadas son el motor de cualquier organización, son más proactivas, ágiles y ponen más empeño en hacer bien su tarea. Si una persona no sabe realizar algo, pues sólo necesita formación pero si sabe cómo hacerlo y no lo hace, es porque le falta motivación.
  • Además de realizar lo mejor que pueden sus tareas, también contagian a los demás actuando de efecto multiplicador de su forma de trabajar.
  • Generas coherencia con lo que vendes o con el servicio que ofreces. Si tu propio equipo de trabajo no cree en lo que están trabajando, no muestran motivación ¿qué credibilidad le estas ofreciendo al cliente?
  • El punto más importante para mi es este: porque nos importan las personas con las cuales trabajamos. Los equipos de trabajo no son máquinas, hay que tener en cuenta sus necesidades, preocupaciones y retos personales para alinearlos con la meta grupal.

Motivar es la voluntad de dar motivación, es decir, que el que no está dando, no está motivando. ¿Y que dar? Pues motivos, que es el impulso que lleva a una persona a actuar de determinada manera hasta alcanzar la meta y el objetivo deseado.

Tipos de Motivación

La motivación no es tan fácil como la pintan, tiene la dificultad de que no se puede comprar en una tienda. Las personas somos complejas, con esto quiero decir que lo que les motiva a unos puede desmotivar a otros. Ejemplo: dar retos al equipo puede ocasionar desafíos para unos e imposibles para otros. Por eso, es importante detectar que tipo de motivación necesita mi equipo y que tipo de motivación requiere cada persona para poder ofrecerle lo necesario para generar una actitud motivadora.

  1. Motivación exterior: Realizar algo por conseguir algo material (recompensa). Ej: dinero, reconocimiento, objetos, recursos, formación, etc.
  2. Motivación interior: Realizar algo por el simple hecho de sentirse bien con uno mismo y con el grupo. Ej: El placer de trabajar con otros, el deseo de aprender, etc.

Una guía de motivación

como _motivar_a_mi_equipo

 

¿Quieres recibir en tu email más pildoras de desarrollo personal?
¡Pulsa Aquí!

Foto Destacada: pexels.com

Comentarios

Interesantisimo artículo práctico sobre la motivación.
Simplemente añadiría dos ideas que me parecen importantes. La primera es crucial: el diálogo interno como posible auto-desmotivador: ¿Qué se dice uno mismo cuando recibe un refuerzo? Hay que tener cuidado porque es peligroso y puede echar por tierra cualquier acción de motivación.
La segunda idea es una acción queme faltaría en la fabulosa guía de motivación de 12 puntos y que yo añadiría como punto 6 o 7: La corrección o reconducción cuándo no haces algo bien o te apartas del camino, que te guíen en la reconducción ayudándote a hacerlo correctamente para lograr los objetivos. Esto puede ser muy motivante siempre que se haga bien.
Y en el 12 yo añadiría el afecto cómo motivador e impulsor del espíritu de equipo. Incorporar el amor en la empresa… En forma de “cariñin”
¡Excelente trabajo, Conce! No me extraña que seais ejemplo de equipo motivado… #envidiasana ;-) Abrazos… Y cariñin para todos

Hola Carlos! Genial leerte por aquí! Me encantan tus propuestas…en el tintero tengo unas cuentas más que no dudaré en incorporar en la ampliación de este post.
Con respecto al primer punto es una cuestión de responsabilidad personal tomar conciencia ¿qué es lo que me frena? ¿Y cuál es mi respuesta y cómo me siento ante esta forma de motivación grupal? ¿Dejo que me guíen? ¿Quiero estar motivado? Un montón de respuesta se asoman en el ámbito de la motivación personal. Esta guía esta diseñada para líderes de grupo y por ello lo he excluído aunque tienes toda la razón. Hay cosas que desde fuera es imposible hacer. Mil gracias! Y un fuerte abrazo compañero!

Deja un comentario