Desarrollo Personal, Economía, Educación, Sociedad

Educación Financiera en la familia

Debemos construir una sociedad que se relacione con el dinero de una forma sana y emocionalmente estable. Para ello es esencial educar en valores desde la infancia en el entorno familiar.

Desde el inicio de Alma Natura siempre me he encargado de la gestión económica; gestión de ingresos, recobros, pago a proveedores, pago a trabajadores, sin duda una labor silenciosa y básica para llevar a buen puerto una empresa. Es de esto sobre lo que os quiero hablar hoy, como nos relacionamos con el dinero y que importancia le damos en nuestro día a día en el plano laboral/profesional y en el plano personal/familiar.

Nuestra relación con el dinero viene marcada desde nuestra infancia, es en ese punto donde se generan las primeras relaciones con el dinero y donde desde la familia se le comienza a dar mayor o menor importancia al dinero con comentarios y actitudes. Es evidente que debemos relacionarnos de una forma sana con el dinero dándole la importancia justa y necesaria, para que el dinero se convierta en la herramienta o recursos y nos permita una vida plena. Si no sabemos relacionarnos con el dinero es porque nunca nos enseñaron, por eso es muy importante que la educación financiera llegue a los colegios, hablar del dinero no tiene que ser un tema tabú.

[Tweet “La falta de educación financiera perjudica las posibilidades futuras de su hijo #educacion #financiera”]

Muchos de los valores y de la forma de relacionarme con el dinero en mi vida personal y en la gestión económica que realizo en mi trabajo, viene marcada por valores familiares que me transmitieron desde pequeño, frases como “el dinero cuesta esfuerzo, no cae del cielo” “no sólo hay que saber ganarlo honradamente, sino que también hay que saber gastarlo” han sido frases que he escuchado en mi entorno familiar, por ello es fundamental para la sociedad del futuro, que se hable y eduque sobre el dinero y como nos relacionamos con él. Hablar “de dinero” no es malo, para aprender a relacionarte con él debes recibir educación financiera que te enseñe a relacionarte con él y aprendas a utilizarlo como recursos para ser feliz. Si quieres leer o ver sobre como relacionarnos con el dinero, te propongo algunos libros interesantes; Padre Rico, padre pobre, el código del dinero y algunas películas que muestran bien la relaidad como; el concursante, el secreto de mi éxito. Espero que las disfrutes!!!

Bajo mi punto de vista y en base a mi experiencia, la educación finaciera debe estar apoyada sobre cuatro pilares firmes y consistentes:

  • Consumo responsable.- Comprar, consumir por impulso es una realidad en la sociedad actual, debemos comprar aquellos que necesitamos y premiar como consumidores a aquellas empresas o productos que son responsables socialmente, económicamente con su entorno y medio ambientalmente generando el menor impacto posible.
  • Planificación.- Tanto a pequeña escala como a gran escala, es fundamental conocer y planificar los ingresos y los gastos a corto medio plazo con el fin de no sobrepasar el umbral viable de endeudamiento. Muchas veces por falta de una buena planificación, nos endeudammos sin necesidad ya que si fraccionamos los gastos en varios meses nos permitirá poder asumirlos con nuestra fuente de ingresos mensual sin necesidad de incurrir en intereses.
  • Servicios financieros.- Debemos conocer como funcionan, que nos ofrecen, cuanto nos cobran y cuales son los peligros de una mala gestión de nuestras tarjetas de crédito o descubiertos en nuestras cuentas. Además como proconsumidores debemos analizar en que tipo de bancos depositamos nuestros ahorros, y cual es el uso que se hace de él por las entidades bancarias. Hay que premiar a aquellas entidades socialmente responsables.
  • Educación familiar.- Básica para poder relacionarnos con el dinero de una forma sana. Es necesario que desde la familia se hable de dinero y de como gestionarlo con responsabilidad. Transmitir la importancia de gestionar el dinero desde la honradez a edades tempranas es la base de futuros profesionales que velarán por los intereses de todos.

¿Cómo nos relacionamos emocionalmente con el dinero?

Si hiciésemos una radiografía a grandes rasgos nos encontraríamos con tres tipos de personas:

1º Persona “Dios Proveerá”.- Es una persona que no se preocupa por el dinero, gasta sin pensar en el mañana, no piensa nunca en ahorrar, se relaciona sin estrés y sin preocupaciones, tolera bien la incertidumbre de quedarse sin dinero.

2º Persona “Tengo aunque no tenga”.- Su máxima es: el dinero llama al dinero, por ello en todo momento tiene que aparentar tener dinero llevándole incluso a endeudarse por mantener el estatus. Nunca habla de sus deudas y no piensa en ahorrar aunque las cosas le vayan bien.

3º Persona “Siempre guarda”.- Persona que siempre está pensado en ahorrar, son consideradas “tacañas”, están siempre hablando de todo lo que deben. Son personas que tienen un fondo de emergencia para imprevistos sin necesidad de endeudarse por situaciones excepcionales. Al estar tan centradas en ahorrar no disfrutan de la vida.

Con toda seguridad te habrás sentido identificado con alguno de ellos, incluso tendrás un poco de todos ellos, lo más inteligente sería coger aquellas características positivas de cada uno y potenciarlas, de esta forma podrás utilizar el dinero como recursos para alcanzar tus sueños profesionales y personales.

¿Cuál es tu situación financiera?

Te invito a que respondas a estas cuestiones con un SI / NO. Contabilizaremos los SI.

1.- ¿Ahorras una cantidad concreta de dinero cada mes?
2.- ¿Tienes conciencia de los gastos fijos mensuales y estos no superan tus ingresos?
3.- ¿Comparas precios a la hora de hacer compras importantes?
4.- ¿Tienes una cuenta de ahorro en el banco o caja?
5.- ¿Conoces la diferencia entre una hipoteca a 15 años y a 30 años?

Resultados:

1 o menos SI – Mala situación financiera.
2 – 3 SI – Tienes información pero aún mejorar más tu situación.
4 – 5 SI – Buena situación financiera.

Para mejorar tu situación financiera comenzaría por implementar como hábito estas dos acciones; pensar en crear más activos y no depender de una sola fuente de ingreso y tener un colchón de maniobra de al menos 6 veces tus ingresos mensuales. Tener una buena situación financiera y educar desde pequeños en el manejo del dinero desde un punto de vista responsable construye personales libres, sanas y felices que sueñan con conseguir retos ambiciosos pero realizables.

¿Te interesa el desarrollo personal? ¡Pulsa Aquí!

Foto Destacada: pexel.com

Comentarios

Hermes dice:

Este tipo de aportes son muy necesaria en las redes sociales, independiente de,si se conocen o no,los conceptos.es importante recordarlos y/o aprenderlos

Buenos días Hermes: Muchas gracias, una buena educación financiera nos hace que destinemos los recursos a lo realmente importante. Gracias por comentar y por pasarte por nuestro Blog. Que vaya todo muy bien. Saludos.

Deja un comentario