Desarrollo Personal, Participación, Sociedad

La revolución tecnológica y el empoderamiento senior

El empoderamiento tecnológico de personas mayores favorecen su integración y los convierten en actores activos de la sociedad.

Llevar casi 3 años mostrando tecnología y recursos a personas mayores de zonas rurales de las provincias de Huelva y Sevilla a través del Programa RuralTIC apoyado por Fundación Vodafone España, me ha echo ver como la tecnología empodera a las personas mayores favoreciendo la integración de estas en su entorno cercano.

Podemos definir empoderamiento como “el proceso por el cual las personas fortalecen sus capacidades, confianza, visión y protagonismo como grupo social para impulsar cambios positivos en las situaciones que viven” Fuente: Diccionario de Acción Humanista y Coorperación al Desarrollo.

Para entender la importancia del empoderamiento en las personas mayores hay que retroceder en la historia de la humanidad y ver cual ha sido el papel que ha represetado este sector de la población para la sociedad del momento. En sus inicios la sociedad era principalmente agrícola y los ancianos eran considerados sabíos, ellos atesoraban todo el aprendizaje (métodos de cultivos, interpretación de la meteorología, …), gracias a ellos el conocimiento se iba conservando y se transmitiendo de padres a hijos de forma oral. Con la llegada de la revolución industrial, los mayores pasan a ser la parte de la sociedad menos productiva y se comienza a hablar de jubilación como algo pasivo, los mayores son apartados de la sociedad productiva y activa. no jugando ningún papel relevante en la sociedad del momento. En la actualidad en la era de la revolución tecnológica esto ha cambiado, tener acceso a internet hace que la edad no sea algo determinante para aprender o para enseñar. Todo el mundo tiene acceso a la información y todos, las personas mayores por supuesto, pueden pasar de ser ciudadanos pasivos, a ser ciudadanos activos con experencias de vidas que pueden ayudar a resolver problemas de nuestra sociedad actual.

Si tenemos en cuenta los datos de la OMS sobre la evolución de la sociedad está dice: “La proporción de personas mayores está aumentando rápidamente en todo el mundo. Según se calcula, entre 2015 y 2050 dicha proporción casi se duplicará, pasando de 12 a 22%”, esto quiere decir que los mayores de las futuras épocas tendremos que ser nosotros mismos los que demos soluciones a nuestras necesidades. Tendremos que utilizar tecnología y deberemos tener una actitud activa y dinámica para resolver los retos que nos presentará la edad, pasaremos a ser la cuarta edad, personas que después de la jubilación siguen siendo útiles a la sociedad y que resolverán muchos de los retos sociales que se planteen en la sociedad del futuro. Un ejemplo de esto, son estos extraordinarios asistentes de conversación vía conferencia que sirven de ayuda a alumnos que desean aprender un idioma y necesitan practicar para asimilar y aprender vocabulario. Sin duda una relación en la que ambos colectivos salen beneficiados. Os dejo el viedo… ¡disfrutarlo!

Se abre un futuro prometedor después de la jubilación, también para nuevos modelos de negocio que se generen para este nuevo segmento de la población que va en aumento. Algunos de los servicios que deberán de cambiar son:

  • Espacios adaptados a las personas de mayor edad. Sin duda la fisonomía de las ciudades, parques y accesos deberán estar adaptados fisicamente para hacer el transito un espacio más sencillo y seguro.
  • Servicios sanitarios adaptados donde se integren distintos profesionales para afecciones crónicas. Profesionales sanitarios organizados en equipos multidisplinares que atiendan al paciente de una forma integral, facilitando la interpretación y evolución de los pacientes de una forma integral y no por separado como en la actualidad.
  • Servicios de respiro familiar y atención vía telemática para el seguimiento de salud. Servicios complementarios que permitan tanto al usuario como a la familia cambiar de entornos y así ganar en calidad de vida en todas direcciones. Para ello la evolución de la tecnología y la mejora de las conexiones serán fundamentales para ofrecdr estos nuevos servicios.
  • Centro Social de Convivencia de Mayores y espacios de cohousing. Un ejemplo de este tipo de entornos autogestionado por personas mayores es Trabensol (Trabajadores en Solidaridad), una comunidad de individuos, con diferentes criterios e ideologías, que han invertido los ahorros de toda una vida en un proyecto que les permite convivir bajo una fórmula cooperativa única en nuestro país. Ubicados en Torremocha del Jarama (Madrid) es un modelo del que mucho se va a hablar y donde se muestran grandes oportunidades.

3 años, más de 3000 personas empoderadas y un total de 84 municipios me han aportado una experiencia de un valor incalculable donde he aprendido grandes lecciones de vida contadas en primera persona por los protagonistas de la historia. Por todo lo vivido, pienso firmemente que como sociedad no podemos despreciar la sabiduría de personas que han aprendido a vivir viviendo, debemos incluirlos en los procesos productivos como “seniors” o cualquier figura que nos permita aprovechar su experencia para ser mejor sociedad y para conservar esos valores que nos han llevado hasta aquí.

 

¿Te gustaría conocer nuestros proyectos de empodoramiento social? ¡Pulsa Aquí!

Deja un comentario