Desarrollo Rural, Economía, Emprender, Experiencias, Innovación, Participación, Sociedad

Aprendizajes en el Día Internacional de la Mujer Rural

El medio rural necesita mujeres ejemplos y proyectos que generen riqueza que sean capaces de motivar a otras mujeres. Las mujeres son el presente y futuro de los pueblos.

El próximo sábado 15 de Octubre de 2016 celebramos el Día Internacional de la Mujer Rural , ese día donde se valora la aportación que la mujer hace al medio rural desde su entrega y sacrificio diario. Una entrega que va más allá del enriquecimiento personal, una entrega basada en el reconocimiento de sus familiares y su entorno social. El mundo rural y el trabajo de la ganadería y agricultura siempre ha sido un entorno predominantemente de hombres y sin embargo las mujeres siempre han estado impulsado y generando riqueza en los negocios familiares.

Hablar de mujer rural es pensar en mi madre, una de esas mujeres luchadoras e incansables que han estado trabajando en la explotación familiar y que ha sabido adaptarse a todas las circunstancias que la vida le ha ido poniendo en el camino. Una persona con unos valores como el compromiso, responsabilidad y humildad [Ups en esta frase se notó que soy su hijo] que siempre han estado presentes en su vida y tan necesarios en la sociedad actual donde todo se hace por dinero “y si no es rentable mejor dedicarse a otra historia”.

[Tweet “Testimonio: Luché por lo que creí y al final mereció mucho la pena. #MujerRural #emprendimientorural”]

En este momento me gustaría mostraros dos ejemplos de vida en el mundo rural que se encuentran dentro de un proyecto puesto en marcha en el Principado de Asturias “CORSE: empresarias y emprendedoras del medio rural”. Un proyecto que ha sabido captar en cada uno de los testimonios la esencia de los negocios en el medio rural y un diagnóstico vivido en primera persona de las consecuencias de la despoblación del medio rural. Os pongo dos ejemplos muy interesantes.

Mª José Garre Aparicio

Rosario López

Sin embargo el mundo rural es duro y la mujer no siempre ha tenido el reconocimiento por esa entrega diaria. Para tener cualquier reconocimiento como dice Rosa López, una mujer tiene que hacer el doble que un hombre. Por suerte esto está cambiando y cada vez hay más mujeres rurales que están desarrollando proyectos que están generando riqueza y oportunidades en pueblos que estaban condenados a desaparecer.

Aprendizajes de testimonios de mujeres rurales

Analizando los distintos testimonios podemos extraer similitudes y aprendizajes que podríamos extrapolar a cualquier entorno rural de España. A continuación resalto aquellos que para mi son realmente importantes:

  • El medio rural como forma de vida. Pensar en el medio rural en términos de rentabilidad es un error. El mundo rural te permite vivir en un entorno privilegiado, te ofrece calidad de vida y te permite comer alimentos de muy buena calidad. Todos esos aspectos también hay que sumarlos a la nómina mensual al final de mes.
  • El sistema educativo no ayuda a los entornos rurales. Desde el colegio hasta la universidad o hasta los estudios de postgrado, no se enseñan lo realmente importante del medio rural. No se enseña a producir de una forma sostenible y respetuosa social, ambiental y por supuesto económicamente. Se habla de mercados, competitividad, rentabilidad y de explotaciones industriales a nivel global. El sistema educativo no prepara para vivir de lo que te hace feliz, no te ensaña el día de una producción ecológica y sostenible para el bien de la salud alimentaria a nivel global.
  • Los medios de comunicación solo muestran el mundo urbano. Las campañas de marketing nos muestran las potencialidades del mundo urbano, el medio rural escasamente cuenta con esas campañas. En la actualidad se venden los pueblos como lugares ideales para pasar periodos vacacionales, sin embargo es en el medio rural es donde están los recursos para desarrollar una actividad empresarial de forma sostenible durante todo el año.
  • Simplificar la burocracia para el medio rural. La excesiva burocracia para la apertura o traspaso de explotaciones ganaderas o agrícolas no están facilitando que los jóvenes se estén integrando en el medio rural. Hoy día los jóvenes están apostando por irse al medio urbano incluso con peores opciones de trabajo.
  • Mejora en infraestructuras y medios de comunicación. Vivir en ciertas comarcas rurales hace que estés mal comunicado y que las infraestructuras sean de peor calidad. Cualquier pequeño negocio en el medio rural necesita internet para presentar sus impuestos y para contactar con clientes, proveedores, etc. Las necesidades de un negocio en el medio rural son las mismas que en el medio urbano y sin embargo las infraestructuras son más antiguas y obsoletas. Si queremos tener alguna oportunidad necesitamos infraestructuras y medios de comunicación acordes a los tiempos que vivimos.

El medio rural debe quitarse los complejos y debe valorar más lo que aporta al conjunto de la sociedad a nivel mundial, la sostenibilidad, la apuesta por la conservación y la capacidad de seguir produciendo alimentos sanos sin contaminantes son retos lo suficientemente importantes para ser valorados. Las personas que vivimos en el medio rural, y la mujer como principal protagonista, deberíamos valorar esto y esto debería ser suficiente para apostar como única alternativa para vivir en el medio rural y hacer de este medio un ecosistema de innovación y desarrollo de tendencias. En un mundo donde las prisas, el estrés y la competición son el día a día postulares desde una posición firme en el polo opuesto, hará que el medio rural sea una alternativa real y con futuro para aquellas personas que aprecien este estilo de vida.

¿Te interesa conocer iniciativas en el mundo rural? ¡Pulsa Aquí!

RuralAcademy

Foto Desrtacada: pexel.com

Deja un comentario