Desarrollo Rural, Emprender

Trabajos forestales como fuente de empleo rural

Existe un amplio abanico de posibilidades emprendedoras en el medio rural a pesar de la coyuntura socioeconómica actual y de la lentitud con que se producen los cambios.

Hasta hace relativamente poco, la principal y casi única actividad económica en las zonas rurales, ha sido la agricultura y la ganadería. Estas actividades permitían a los y las habitantes de estas zonas mantener cierto grado de autosuficiencia, a través del aprovechamiento de sus recursos naturales. Sin embargo, a principios del siglo xx, coincidiendo con la expansión del sector industrial, estas actividades comenzaron a debilitarse.

Este es el contexto de la juventud rural en nuestros días

Los jóvenes rurales se  desenvuelven entre la incertidumbre que genera la falta de perspectivas de futuro y la desmotivación provocada por la desestructuración social y cultural de las comunidades rurales. Sin embargo la presencia e implicación de la juventud rural en el proceso de desarrollo de las comunidades rurales es esencial para asegurar su continuidad y aportan un enorme potencial de renovación y dinamización.
De acuerdo al Informe Anual de Indicadores del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (2014), el descenso de la población joven del medio rural es progresivo desde los años 70. La marcha de los más jóvenes ha provocado que en la actualidad, 7 de cada 10 personas de nuestro país vivan en áreas urbanas y en muchos de nuestros pueblos, según el padrón municipal, no se registra población menor de 15 años.

El potencial de la juventud rural es fuente de dinamización

Sin embargo, como casi todo, el perfil de los jóvenes rurales, ha cambiado. Muchos de ellos salieron de sus pueblos buscando oportunidades educativas y culturales carentes en sus lugares de origen. La escasez de instituciones de enseñanza, las largas distancias con los centros educativos y las carencias de transporte escolar hacen del medio rural un entorno hostil para que los jóvenes puedan llevar a cabo los estudios en su propio medio.
Este hecho, que, en principio empezó siendo una alegría, ya que hace unos años eran pocos los jóvenes que podían salir de sus pueblos para estudiar en universidades, actualmente parece que se esté convirtiendo en un problema grave del medio rural. Los jóvenes salen de su entorno buscando formación y posteriormente oportunidades que no encuentran fácilmente, el problema está en que, aun así, aunque no encuentren una salida profesional acorde a sus expectativas, pocas veces vuelven.

Jóvenes con otros intereses y no por ello menos válidos

Pero es cierto que no todos los jóvenes del medio rural acceden a una formación universitaria, en ocasiones por falta de oportunidad o problemas derivados de la economía familiar, pero en otras porque no es este su objetivo.
Hay un sector de esta población que está intentando quedarse “haciendo lo que siempre se ha hecho”, trabajando el campo y tratando de vivir de él. Un número elevado de estos jóvenes trabajan en la agricultura en España, la cual depende directamente de la tradición agraria de la zona y la propiedad de la tierra.
Son estos los principales problemas que encuentra este grupo de población para subsistir en su medio, además del “rechazo social” que supone no acceder a una formación académica superior que, parece ser, debería convertirse en el objetivo principal de todo joven de este país, si no es así, se les tacha de incultos, vagos o con poca iniciativa.

Se trata de ser especialista en lo que se necesita

Sin embargo estos jóvenes sí tienen preparación, saben “trabajar en lo suyo”, adquieren conocimientos y formación práctica de la experiencia, del contacto con los mayores, son el relevo generacional necesario para que ciertas prácticas laborales y sumamente necesarias, no desaparezcan.
El problema principal empieza cuando de un “marco laboral legal” se trata. Se necesita cierta cobertura para desempeñar estas labores profesionales con las garantías de seguridad y cobertura necesarias, no solo se trata de “ganarse el pan haciendo lo que uno sabe”, sino de poder hacerlo de forma profesional, con preparación, con recursos, con soportes y marcos legales.

Existen modelos de negocio en el mundo rural que dan empleo a jóvenes y cumplen una importante función social

En este contexto aparecen una serie de empresas, la mayoría de ellas creadas por personas que se ajustan al perfil anteriormente descrito, es decir, que toda su vida ha trabajado en el campo y es esto lo que realmente sabe hacer, y lo hace muy bien; que han buscado y encontrado esa salida necesaria y ese marco profesional desde el que desempeñar su trabajo y su labor social. Y es que este tipo de pequeñas empresas dedicadas al trabajo forestal, agrario o ganadero, dan cabida y oportunidad a los jóvenes a los que nos estamos refiriendo.

Un ejemplo claro y muy cercano de ello es la empresa Trabajoforestal, a la que mentorizó Almanatura, y que se dedica a la realización de trabajos forestales, obras y mantenimiento en el medio rural.
Desde hace más de 20 años, Manuel Márquez, fundador de esta empresa,  ha limpiado montes, realizado repoblaciones forestales, restauraciones ambientales, descorche de alcornoques y poda de todo tipo de árboles, así como obras de carácter rural. Esta empresa de reciente creación y con sede en Arroyomolinos de León, en la Sierra de Huelva, surgió de la detección por parte de su fundador de necesidades como las que presentamos más arriba; él siempre se había dedicado al trabajo “en el campo”, sin embargo, no había un marco de trabajo estable en este sector que le garantizara una estabilidad económica y laboral. Por ello se “lió la manta a la cabeza” y constituyó su propia empresa.
Hoy en día, esta pequeña empresa forestal da trabajo a un gran número de jóvenes (y no tan jóvenes) de su pueblo; trabajo estable, con un respaldo real en cuanto a permisos, seguros laborales, etc; un trabajo que propicia el cambio generacional y que además forma a personas que tienen claro que se quieren quedar en su pueblo y que es una salida tan digna como otra cualquiera.

El medio rural ofrece oportunidades estratégicas de gran relevancia para el desarrollo de actividades emprendedoras

Hemos puesto como ejemplo la empresa Trabajo Forestal, pero no es la única, de hecho en la misma zona se encuentran varias empresas decidadas al mismo sector.

Y es que este tipo de trabajos siempre son necesarios, es decir, el mercado es amplio. Además tienen el aliciente de, en muchos casos, tratarse de trabajos tradicionales, manuales, realizados como “siempre se ha hecho” que conservan, sólo por eso, un valor único, tradicional y cultural, que no deberíamos dejar que se perdiera por nada.

Un alto nivel de motivación

Pero también es cierto que es mayor la demanda de empleo que la oferta, llegan a este tipo de empresas más solicitudes de trabajo de las que realmente pueden cubrir. Es decir, es posible que, aun tratándose de municipios de pocos habitantes, haya cabida para más de una empresa de este tipo. Habrá que esperar que siga habiendo valientes capaces de enfrentarse a los problemas que se les presentan, que tampoco es que están libres de ellos.

Y es que es cierto que existe un amplio abanico de posibilidades para desarrollar la actividad emprendedora en el medio rural, así como un alto nivel de motivación para el desarrollo de actividades emprendedoras y de innovación y esto a pesar de la coyuntura socioeconómica actual y de la lentitud con que se producen los cambios sociales y culturales en el medio rural. El medio rural ofrece oportunidades estratégicas de gran relevancia para el desarrollo de actividades emprendedoras.

La vida en los pueblo sigue, y solo los que vivimos en ellos podemos hacerla vida de calidad.

¡Déjanos tu email si te interesa el desarrollo rural!

 

 

Comentarios

Diego dice:

Hola,somos dos amigos residentes en Valladolid Capital, dispuestos a cambiar de aires,y buscamos la forma de ganarnos la vida contribuyendo al medio ambiente,trabajando con animales,plantas etc…
No sabemos exactamente si es vuestra funcion, si asi fuera agradeceriamos ayuda e informacion.

Un saludo

Buenas tardes Diego, Muchas gracias por tu comentario, desde AlmaNatura no proveemos de espacios para vivir pero si te doy los contactos de dos
entidades que pueden ayudarte: Abraza la Tierra > http://www.abrazalatierra.com/contactar.shtml?idboletin=916&idseccion=8107
y Asociación «Contra la Despoblación» > http://contraladespoblacion.com/contacto/ ¡Mucha suerte! Seguro que encontrareis un lugar idóneo para vivir.

Deja un comentario