Economía

Filosofías de la empresa Patagonia para crear un negocio responsable

Patagonia fue fundada por Yvon Chouinard y promueve una filosofía ecologista desde el corazón del negocio.

El libro “Que mi gente vaya a hacer surf” es todo un manual de intenciones. Tuve lugar de leerlo durante la experiencia Team Academy Euskadi, hace unos años ya. Yvon Chouinard fundador al comienzo de Chouinard Equipment y posteriormente de Patagonia es uno de esos emprendedores rebeldes que no busca el modelo tradicional de empresa devastadora capaz de incrementar beneficios año tras año, Yvon nunca quiso ser empresario y creo que lo ha conseguido.

En su libro nos cuenta que “Los negocios y las empresas también pueden producir alimentos, curar enfermedades, controlar la demografía, crear empleo y en general enriquecer nuestras vidas. Y todas estas cosas buenas, además de recoger beneficios, pueden hacerse sin necesidad de vender el alma al diablo”. Creo que es un excelente resumen de la filosofía de Yvon y de Patagonia en general.

El libro lo encontramos dividido en tres partes, por un lado la historia personal de Yvon Chouinard así como los primeros pasos de la compañía. Una segunda en la que nos cuenta las diferentes filosofías que han regido el negocio desde los años 50 y una tercera en la que se explica el proyecto “1% for the planet”, una organización internacional cuyos miembros aportar al menos el uno por ciento de sus ventas anuales a causas ambientales. Su misión “utilizar las fuerzas del mercado para impulsar el cambio ambiental positivo por empresas inspiradoras”.

A lo largo de su historia descubrimos numerosas enseñanzas encaminadas a hacernos descubrir que un estilo de vida inspiro un negocio responsable y que dicha forma de actuar es sostenible también para los negocios. Lejos de actuar como muchos expertos del Management esperan, Yvon siempre se ha sentido libre buscando la mejor manera de producir material de tiempo libre y aventura no motorizada de la mejor calidad y bajo el objetivo de provocar el menor impacto posible a la naturaleza. Los comienzos basados en la adquisición de recursos económicos mediante la fabricación de material de escalada, funcionaba básicamente bajando a la playa y en su mismo coche vender material de escalada que le permitiese seguir disfrutando de aventuras en diferentes partes del mundo. Una de las que descubrió, la Patagonia Argentina, a la que debe el nombre de la empresa que posteriormente fue fundada al cierre de Chouinard Equipment.

Sus filosofías me han despertado un gran interés, por que comulgo con muchas de ellas y me parece una importante oportunidad para pararme junto a mi equipo y pensar sobre lo que nunca podemos olvidar, la esencia de nuestro existir como compañía. En su caso, lo tenia bastante claro, el principio por el que se rige Patagonia es “fabricar los mejores productos, no causar ningún daño evitable, y utilizar este negocio para inspirar e implementar soluciones a la crisis ecológica”. Otro de los fuertes argumentos que a lo largo del libro se puede observar es la autenticidad y forma de vida de Yvon junto a su mujer Malinda. De esta forma extraigo la frase “Cuanto antes intente una empresa ser lo que no es, cuanto antes trate de tenerlo todo, antes se hundirá”.

Entre las filosofías más importantes que destacan en su libro cabe destacar:

1.- Filosofía del diseño de productos

Fabricar los mejores productos es la razón de ser de Patagonia y la piedra angular de su filosofía empresarial. Para ello se pregunta: ¿Es funcional?, ¿Es multifuncional? (Productos versátiles), ¿Es duradero?, ¿Le queda bien a su cliente?, ¿Es lo más simple posible?, ¿Innovación o Invención?, ¿Es un diseño global?, ¿Es de fácil lavado y mantenimiento?, ¿Tiene algún valor añadido?, ¿Es autentico?, ¿Ocasiona daños evitables?

2.- Filosofía de producción

La cercanía con proveedores y contratistas es fundamental, para ello relata seis principios que a su entender son esenciales:
• Implicar al diseñador y al productor.
• Desarrollar relaciones duraderas con los proveedores y contratistas.
• Valorar en primer término la calidad frente a la puntualidad en la entrega y bajo coste.
• Lánzate, pero antes haz tus deberes.
• Mide dos veces, corta solo una (buscar el error al principio del proceso).
• Tomar prestadas ideas de otras disciplinas (abrazar el cambio).

3.- Filosofía de distribución

Patagonia vende sus productos al por mayor a los distribuidores, en sus propios establecimientos de venta minorista, por correo e Internet. Esta diversidad en la distribución ha sido para ellos una ventaja increíble respecto a otras empresas que difícilmente llegan a tantos canales.

Las exigencias vía Internet, así como por correo no entiende de ventas mediocres si no de un excelente servicio donde la calidad no es percibida como subjetiva. Igualmente la venta al por mayor y minorista exige de una formación de los empleados que en ocasiones es difícil de manejar. La sinergia de los cuatro canales de distribución ofrecen un importante valor añadido a Patagonia.

4.- Filosofía de imagen

Tal como indica en el libro, “la imagen de Patagonia surge directamente de sus valores, de sus propósitos y de las pasiones de sus fundadores y empleados. Su imagen es un reflejo directo de quienes son y de lo que creen. En el corazón está su compromiso con el lado salvaje de la naturaleza y del deporte. La imagen de Patagonia es una voz humana. Expresa la alegría de la gente que ama el mundo, que vive de modo apasionado sus principios y creencias y que desea influir en el futuro. No está procesada y no comprometerá su humanidad. Eso significa que ofenderá a algunos e inspirará a otros”.

5.- Filosofía financiera

Hacer las cosas bien se encuentra por encima de todo, pese a que en ocasiones priven del crecimiento a la compañía. El autocontrol de la misma exige que sea gestionada de cerca y siga siendo privada.

6.- Filosofía de Recursos Humanos

Los datos muestran que el 71% de sus empleados son mujeres y muchos ocupan puestos directivos. Desde los comienzos las personas que entran a formar parte de la compañía son amigos o conocidos del mundo de la aventura. Ofrecen un seguro médico a toda la plantilla (incluso a los de media jornada) y guardería para los hijos de los empleados.

Un detalle importante que hace alusión al título del libro (Que mi gente vaya a hacer sur) nos habla de la flexibilidad horaria de Patagonia, donde los empleados pueden abandonar sus puestos de trabajo para ir a surfear siempre y cuando sus tareas queden completadas. Pues Chouinard entiende que las olas no pueden esperar.

7.- Filosofía de Dirección

Resumo esta filosofía en las siguientes citas que explican bien el modelo Patagonia: “El mejor liderazgo se realiza a través del ejemplo” y “La extensión de la carrera de un director ejecutivo es directamente proporcional a su capacidad para resolver problemas, y a su habilidad para crecer con su trabajo. El mandato más importante para el director de una compañía dinámica es impulsar el cambio”.

8.- Filosofía ecologista

Desde que comenzaron a producir los primeros anclajes para escalada se dieron cuenta del importante daño que miles de escaladores hacían a las rocas mediante el uso de sus mazas. Este detalle sólo fue el comienzo de años de estudios y conversaciones junto a su equipo para reducir el daño que sus productos hacen en el planeta.

No solo utilizan papel reciclado para sus catálogos y fabrican ropa con materiales reciclados y algodón orgánico, sino que además salen al mundo exterior para ayudar a resolver los problemas ecológicos que están amenazando gravemente el futuro mundo natural.Los elementos de esta filosofía se resumen en:
1. Examinar nuestra vida (ser inquietos, cuestionarnos todo).
2. Limpiar lo que ensuciamos.
3. Cumplir nuestra penitencia (1% de las ventas).
4. Apoyar la democracia ciudadana.

El libro, lejos de convertirse en un ejemplar más de biblioteca es muy útil para conseguir la inspiración diaria. He pedido que lo lean el resto de personas de mi equipo pues ha conectado directamente con nuestro modelo de empresa. La importancia de los negocios sociales aumenta cada día, cada vez más personas se encuentran cansadas de ver como algunas corporaciones destruyen el planeta con el objetivo de vender siempre más. Aumentar los objetivos de la compañía pasando por encima de todos y de todo. A ningún ser vivo se le ocurriría destruir su propio hogar, ya vemos que al ser humano sí.

Lejos de ese modelo, podemos crear empresas y hacer que estas sean buenas compañías amigas del planeta. Esta es una importante lección que difícilmente se plantean algunas escuelas de negocio. Nuestro paradigma siempre ha estado alineado con estos valores y desde nuestra constitución siempre hemos tenido presente el objetivo de devolver al planeta tanto como nos da.

¿Quieres recibir información sobre la filosofía de AlmaNatura?

Deja un comentario