Desarrollo Personal

Sincronicidad: El camino interior hacia el liderazgo

El título hace referencia a un libro de Joseph Jaworski que hoy lo comparto en modo de ensayo personal.

“Cualquier cosa que puedas hacer, o que sueñes que puedes hacer, comiénzala. La audacia lleva en su seno el genio, el poder y la magia.” Goethe

He tenido la gran suerte de dar con mis pasiones desde pequeño. Nadie se acerco a mi para decirme que valía, simplemente lo hice. Cuando estudiaba pensé que lo mejor que podía hacer era seguir mi instinto y lo hice: deje la Universidad en segundo de carrera. Aun recuerdo los comentarios de mis amigos y sobretodo de mis padres. Pero es precisamente en ese estado del fluir donde parece que soy bueno.

Con este telón de fondo comienzo a enmarcar la obra de Joseph Jaworski: Sincronicidad “El camino interior hacia el liderazgo”. Pues existen ciertas analogías entre lo que nos cuenta y mi vida.

Emprender con 19 años de edad hace 20 años es todo un reto que visto con perspectiva me empuja una vez más a sentirme realizado con lo que hago y pienso en el día a día. Joseph Jaworski, relata su propia vida desde una importante crisis personal en el momento de su ruptura matrimonial. Dicha ruptura le lleva a emprender todo un proceso de emprendizaje en el que acaba fundando el Forum Americano para el liderazgo (FAL) y posteriormente le nombran director del equipo de planificación de panoramas globales de Londres del grupo Shell.

Hay muchos aprendizajes que han conectado con mi persona en este libro, uno de ellos y que da título al libro es el concepto “Sincronicidad”. Para Jaworski la palabra “Sincronicidad” son esos momentos perfectos en los que las cosas parecen encajar de una manera casi increíble, en que los sucesos que no podíamos prever, y mucho menos controlar, parecen guiar notablemente nuestro camino. En el fluir de esos momentos parece que nos ayudaran unas manos ocultas. Pero, lo que le llevo a descubrir el significado, fueron los sucesos existenciales que le acercaron a un proceso de transformación interna.

En mi propia vida he podido identificar dichos momentos, he creído en el destino y a la vez que he sabido que debo construir el presente y futuro sin retrasar ni oponerme a lo que en este momento debe suceder.

Notas sobre liderazgo

  1. El principio rector de la organización sería el liderazgo al servicio: servir con compasión y corazón.
  2. El liderazgo válido es el que enriquece y fortalece a sus participantes y los capacita para que traspasen sus límites, sean impuestos o creados por las propias organizaciones.
  3. Tenemos que avanzar hacia un liderazgo comprometido, transformacional e iluminado. Existen numerosas potencialidades inexploradas por cada uno de nosotros que debemos descubrir por el bien presente y futuro.
  4. El líder provoca lo mejor de los demás permitiéndoles expresar lo que llevan en su interior.
  5. Un grupo de gente comprometida podría literalmente cambiar el mundo. “Si cortas una hoja de hierba haces temblar el universo”.
  6. El liderazgo tiene que ver con crear, día a día, un dominio en el que nosotros y los que nos rodean profundicemos constantemente en nuestra comprensión de la realidad y seamos capaces de participar en la formación del futuro

Cambios mentales necesarios para el liderazgo creativo

  1. Cambiar nuestra forma de pensar sobre el mundo: imaginando un modelo de universo abierto, dinámico e interconectado.
  2. Cambiar nuestra comprensión de las relaciones: una vez que vemos que la relación es el principio organizador del universo, empezamos a aceptarnos mutuamente como seres humanos legítimos. Donde el tu y el yo están interconectados.
  3. Un cambio en la naturaleza de nuestro compromiso: un compromiso que no comienza con la voluntad sino con la buena disposición. El componente fundamental en este tipo de compromiso es confiar en el despliegue de nuestro destino. Las personas se congregan porque se sienten atraídas hacia la auténtica presencia y hacia el despliegue de un futuro lleno de posibilidades. Cuando estás en este estado de fascinación, ejerces una enorme atracción, pero no porque seas especial, sino porque las personas se sienten atraídas hacia la auténtica presencia y hacia el despliegue de un futuro lleno de posibilidades. La gente que viene a ti es la que necesitas para dar curso a tu compromiso.

Para Jaworski el propósito de vida también fortalece su trayectoria. Una energía inmensa emerge en el, al alienar su trabajo con su propósito existencial. He sentido este estado durante años, lástima no haber tenido la fuerza suficiente para mantener a mi lado a aquellas personas con las que merecían compartir este camino o en cambio no tener la fuerza para apartar a otras que en ningún instante compartían mi paradigma. Aunque debo decir que la alineación me provoco un fluir donde no escuchaba a nadie y donde casi sin esfuerzo todo aconteció como debía ser.

El propósito fundamental de este libro es proponer una alternativa: si las personas y las organizaciones funcionaran desde la posibilidad y no desde la resignación, se podrían crear futuros en el que viviremos intensamente en lugar de limitarnos a reaccionar ante el cuando llegue.

Y esto me conecta directamente con mi nuevo estado de flujo, pues no quiero sólo ganarme el pan si no inspirar y llegar a personas que necesitan que les mostremos otras realidades subyacentes de la experiencia y la transformación personal de mí propio desarrollo humano. Si bien 20 años de experiencias han servido para demostrarme a mi mismo que estaba en el camino correcto, ahora necesito dar un paso más para transformar y no sólo cambiar determinadas realidades. Para ello, ya he hablado con el resto de compañeros de cómo serían los pasos a dar para trabajar en una escuela de liderazgo compartido. Debemos funcionar como efectos multiplicadores que creen una nueva conciencia colectiva. Y no es utopía, pues aun sigue resonando en mi cabeza las últimas palabras de este increíble libro: “Quizás sólo haga falta la voz de una persona más para que la paz llegue al mundo”.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo personal!

Deja un comentario