Desarrollo Rural, Economía

Claves para preservar los saberes tradicionales en el medio rural

La falta de valor a los saberes tradicionales rurales está haciendo que perdamos oficios tradicionales.

Por Sergio Arranz,

Un suceso dramático al que nos enfrentamos cada día en los pueblos es la pérdida de sabiduría que se ocasiona cada vez que una persona mayor nos abandona. En cierto modo, es como si con esas personas perdiéramos un libro para siempre, un libro que incorporaba información valiosísima sobre la tierra, los alimentos, costumbres y oficios que resultaban clave en el día a día de los pueblos y eran garantes de su supervivencia. En este sentido, hace no mucho en este mismo blog hablábamos de la importancia de los oficios tradicionales, de la necesidad de preservarlos como yacimiento de empleo, por no mencionar su importancia para la economía circular, al ser oficios que parten de recursos locales y garantizan retornos respetuosos con el medio ambiente.

Porque, las personas mayores, nuestras abuelas y abuelos son una suerte de expertos en sostenibilidad que en muchas ocasiones no han sido adecuadamente escuchados, o lo que es peor, no han querido compartir su conocimiento percibiendo que es viejo y ya no tiene valor.

La cuestión es que nuestros mayores atesoran una gran inteligencia cultural, aquella que integraba la dimensión académica con habilidades prácticas, sociales y cooperativas, una inteligencia apegada al contexto pero que en muchas ocasiones no se ha puesto en valor, ya que se ha subordinado a la inteligencia estrictamente académica.

Reconocer la inteligencia cultural, la que emana de las personas en su contexto, es una pieza clave para el aprendizaje dialógico, que es aquel que emerge de las interacciones con las personas en diálogos igualitarios en su contexto cultural. En cierto sentido, si somos capaces de dialogar con nuestros mayores integrando nuestros saberes académicos y prácticos, multiplicamos nuestra opciones de aprender. Esta es una de la bases de un modelo pedagógico emergente, el de las comunidades de aprendizaje, del que hablamos en una reciente entrada de este blog sobre pedagogías alternativas.

La importancia de la inteligencia cultural en el medio rural

Desde esta clave de diálogo e interacción respetuosa, vamos a desglosar seis claves para preservar los saberes tradicionales e incrementar tu inteligencia cultural:

  1. Practica la escucha inteligente. Rompe tus estereotipos, cuestiona tus esquemas y escucha a los mayores a modo de “espectador expectante”, sacando el máximo provecho de lo que te relatan. No te dejes condicionar por tu posible “síndrome del experto” y céntrate en entender como funciona lo que plantea tu interlocutor. Puede que te guste o no, pero si se hace de esa manera desde hace generaciones, por algo será.
  2. No busques respuestas, busca las preguntas adecuadas. A veces, no nos cuentan porque no hemos preguntado. Se dan cosas por hechas, o como decíamos antes, no se les da valor.Yo aprendi a hacer adobe con casi 40 años, cuando me dio por preguntar.
  3. Dedícale tiempo. Una costumbre maravillosa de los pueblos es la de salir al fresco. Saca tu silla a la calle y siéntate con las personas mayores. Probablemente estén encantadas de ilustrarte si sabes hacer las preguntas adecuadas.Una vez escuché que el saber de los mayores se pierde porque no nos permitimos cinco minutos para escucharles.
  4. Pasa a la acción. Se aprende dialogando, pero a hacer, se aprende haciendo. Escardar, hacer leña, coger setas, mantener el huerto o el ganado, hacer una cachava, etc. si puedes, no dudes en participar de las actividades relacionadas con el campo con las personas mayores. Además, si tienes oportunidad, y en tu pueblo se mantienen las hacenderas o trabajos comunitarios, no dejes de participar. Hazte un master de azadón.
  5. No dudes en documentar. En cualquier momento puedes grabar un tutorial de como hacer gachas, como podar pinos o como elaborar un cesto. Pide permiso, y haz las cosas con respeto, pero cada video que grabamos es una cápsula de conocimiento para la sostenibilidad del medio rural que perdurará en el tiempo.

Para finalizar, os comparto un pequeño video que se realizo en mi pueblo hace unos años. Arantza Aguado, antropóloga, estaba recopilando historias de vida de las mujeres de San Martín, y al hilo de su investigación se hizo este pequeño video que nos permite conservar el testimonio (y saberes) de cuatro mujeres de San Martin y Mudrián (Segovia). Aquí os dejo “las mujeres de San Martin”.

¡Suscríbete por e-mail y recibe información sobre programas de desarrollo rural!

Comentarios

Antonio Hernandez dice:

las personas mayores son sin duda una enciclopedia para los mas jovenes que si les prestamos atencion nos pueden enseñar todos sus conocimientos y sabiduria, este video me dio la idea de formar grupos de adultos mayores para que exista una interaccion con el proposito de que nos transmitan toda su experiencia en el medio en que se desarrollaron y retomar muchas de estas cosas para bien de las nuevas generaciones, para una convivencia mas sana, porque en la actualidad se estan perdiendo muchas de las costumbres y tradiciones de antaño que nos permitan vivir mas sanos y con un ambiente diferente al que actualmente se tiene.

Me alegro mucho Antonio que nuestros post te inspiren. Pásate siempre que quieras. Saludos,

Deja un comentario