Emprender, Innovación, Participación, Sociedad

¿Debe ser la innovación social rentable?

El apoyo a a las iniciativas sociales no debe estar reñido con la rentabilidad de las mismas. La innovación social ofrece una oportunidad más allá de lo conocido.

Para almanatura innovación social es el proceso de diseñar, desarrollar y hacer crecer nuevas ideas que tienen como objetivo cubrir necesidades sociales. Y las necesidades sociales no son únicas ni inmóviles si no que representan un proceso en continuo cambio al que debemos adaptarnos y repensar constantemente.

Producir cambios de comportamiento que generen soluciones a los retos de la sociedad es cuanto menos una tarea digna de admirar. Miles de innovadores sociales se buscan “el pan” y a la vez dan una solución a los retos que se plantean a diario.

Considero que es una increíble forma de vida a la vez que ayudas a otras personas a “tirar para adelante”. Muchas veces cuando hablamos de lo social, las palabras voluntariado y participación se amontonan en nuestro pensamiento. Creemos que si una iniciativa social genera sustento económico no es tal acción social la que se consigue. ¿En serio? Actualmente los mercados sociales son una importante oportunidad de negocio, complementaria -que no excluyente- a las líneas de negocio actuales de muchas empresas. Por tanto, cuando hacemos más social nuestro negocio también conseguimos mayor repercusión económica-social con lo que la innovación social podría considerarse rentable.

Muchas veces escuchamos reflexiones negativas a cerca de las recién denominadas “empresas sociales” sin ver antes sus frutos. Los frutos no pueden pagar una mala gestión, una insostenible gestión que pisa y destruye cuanto ve a su paso para conseguir impacto social positivo. ¿Pero recuerdas alguna acción social que destruya a otra para el beneficio de la primera?

Cuando de innovación social hablamos, hablamos de personas altamente comprometidas con su entorno, donde la escucha activa son los primeros pasos de un proceso que se sabe cuando comienza pero no cuando finaliza. Por tanto, ¿Debe ser la innovación social rentable? Yo diría que si, y además aportar un valor tangible o inmaterial capaz de transformar realidades humanas. Si algo hemos aprendido en esta crisis es que no podemos continuar haciendo las cosas igual y la innovación social nos ofrece una increíble oportunidad más allá de lo conocido como Responsabilidad Social Corporativa (RSC).

El valor social de las ideas generadas en climas de participación activa y de forma desinteresada es indiscutiblemente el mayor que se puede generar (Personas dispuesta a ayudar y pensar en el bien de la humanidad es precisamente lo que nos ha traído hasta aquí). Tan sólo, que cuando las promotoras de ideas ejercen su liderazgo, creatividad y pensamiento además de generar empleo sostenible nos aseguramos de que las inversiones son socialmente viables. El capitalismo pasa a una versión 2.0 capaz de luchar por el interés de las personas por encima de cualquier otro tipo de interés político, mediático o económico.

Al menos así lo considero y así he visto a muchos emprendedores sociales luchar por su idea de cambiar el mundo. Ejemplos de uno u otro lado podemos encontrar a pares, pero lo que no podemos olvidar es que cuando pensamos en personas son ellas el principal objetivo de nuestra acción, por tanto, debemos mantener la rentabilidad de nuestros proyectos para la consecución de nuestros objetivos sociales.

No entender los términos de la rentabilidad económica y social de los proyectos de innovación social es cuanto menos hipócrita. Los consumidores cada vez más concienciados del retorno social de su consumo acabaran eligiendo a las empresas que socialmente responsables luchen dentro y fuera de su universo por medidas de desarrollo sostenible del negocio, promoción del compromiso de sus trabajadores, desarrollo del intraemprendizaje,… sin olvidar la ética y el sentido final de todas las acciones que desempeña la empresa.

Por eso, cuando emprendas en modo social, por favor, se rentable económica y socialmente. ¿Alguna idea que añadir? Seguro que si.

Recursos.-

Libro Capitalismo 2.0

Libro “Que mi gente vaya a hacer surf”

Responsabilidad Social alma natura

¿Qué es la innovación social?

¿Se puede enseñar a crear Innovación Social?

10 lecciones de innovadores sociales que lo están haciendo hoy posible

Comentarios

La innovación debe ser un compromiso social , que afecte al capital humano en las estructuras organizacionales y sólo ocurre cuando las personas interactúan, comparten ideas, deseos e inquietudes. Por tanto, para innovar es necesario que este capital humano sea abierto, flexible, capaz de adaptarse al cambio .

Deja un comentario