Festival de Música Antigua de Sevilla

  Por Cristina Arroyo; “De plata los delgados cuchillos […]; de plata los platos donde un árbol de plata labrada en la concavidad de sus platas recogía el jugo de los asados […]” Con estas palabras comienza Alejo Carpentier su novela Concierto Barroco, en el que describe un hipotético encuentro a comienzos del s. XVIII […]

Foto: Cristina Arroyo

Por Cristina Arroyo;

“De plata los delgados cuchillos […]; de plata los platos donde un árbol de plata labrada en la concavidad de sus platas recogía el jugo de los asados […]”

Con estas palabras comienza Alejo Carpentier su novela Concierto Barroco, en el que describe un hipotético encuentro a comienzos del s. XVIII entre Vivaldi y Haendel. Carpentier emula el lenguaje barroco, plagado de florituras, reflejo de una sociedad que, con fastuosas decoraciones, intenta aparentar.

El Festival de Música Antigua de Sevilla nos trae a la Orquesta Barroca de Sevilla con un concierto cuyo título, L’Italia, i suoi linguaggi, ya nos transporta a una “Italia de lenguajes”, de platas y decadencias. La música es el reflejo de esta época, de la Venecia de los carnavales y el Ospedale della Pietá, donde Il Pietro Rosso compuso una de las obras que escucharemos en el Alcázar. De la Roma donde Corelli “inventó” el Concerto que se convertiría en la creación por excelencia del Barroco tardío. De los Viernes Santos en Nápoles, en cuya catedral resonaba la plegaria Stabat Mater de Pergolesi.

Escuchar obras de estos genios de una de las épocas más brillantes de la música, es todo un placer para los sentidos del que podremos disfrutar el próximo jueves día 17 en el Real Alcázar de Sevilla gracias a FeMAS. Volveré por aquí para dejaros mis sensaciones y desvelos durante el espectáculo.

ACTUALIZACIÓN. 21 de Marzo de 2010

Foto: Cristina Arroyo

Por Cristina Arroyo;

Escucha!

Si mi última entrada la empezaba con una frase al más puro estilo barroco, hoy quiero hacerlo con una grabación de Xosé Alberte durante el concierto para acercaros un poquito de lo que allí escuchamos.

El jueves pude disfrutar, junto a otros blogueros convocados por Turismo de Sevilla, de un excepcional concierto en la Iglesia de San Marcos (aunque estaba prevista su celebración en los Reales Alcázares, finalmente se cambió su ubicación).
Como ya os comenté, el tema escogido era el barroco italiano, bajo el nombre “L’ Italia, i suoi linguaggi” con obras de Corelli, Sammartini, Vivaldi y Pergolesi. Aunque ya iba “preparada” gracias a la lista de Spotify con las obras que íbamos a escuchar que nos había preparado Xosé Alberte de Turismo de Sevilla, el directo superó con creces mis expectativas.

El uso de instrumentos del s. XVIII como la tiorba, el clave o el armonio contribuía a crear la sensación que me acompañó durante las dos horas que duró el concierto de estar en otra época. Sensación solo rota con el clic de las cámaras de fotos que se apresuraban a disparaban con fervor cuando un público aplaudía entusiasmado.
La primera obra, cuando aun estábamos acomodándonos en nuestros sitios, no dejó lugar a dudas de lo que estaba por venir. Las notas del Concerto Grosso de en re mayor de A. Corelli de se sucedían con maestría en manos de genios de la música que interpretado un verdadero diálogo entre violines. Tras los aplausos, le tocaba el turno de hacernos disfrutar a G.B. Sammartini con cuatro movimientos de su Concerto nº3 en sol menor. Y para concluir esta primera parte, llegó él, el maestro del barroco italiano, Vivaldi. Su Concierto en re mayor hizo que me estremeciera en mi asiento. Los tres movimientos concluyeron con un increíble solo de violín. Enrico Onofri movía el arco contras las cuerdas de su instrumento con una celeridad y maestría imposibles. Cuando terminó este movimiento, el público quedó mudo, fascinando e intentando sobreponerse a lo que acaba de escuchar, hasta que, súbitamente, estallaron los aplausos.

Tras el descanso, la segunda parte, ocupada íntegramente por la obra Stabat Mater dolorosa de G. B. Pergolesi. La soprano Mónica Piccinini y el contratenor Carlos Mena hicieron una buena interpretación y respondieron con un bis a los aplausos del público.
Sin duda la Orquesta Barroca de Sevilla es el mejor conjunto barroco de España, cosecha elogios allá donde va y aún estáis a tiempo de escucharla en la clausura, mañana domingo, del Festival de Música Antigua de Sevilla.

Disfrutadlo como lo he hecho yo ;). Puedes ver más fotos aquí.
Puedes ver más fotos aquí

Subscríbete por mail y recibe más info sobre desarrollo rural

Quiero suscribirme

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. ¡Vaya, cuánto lamento haberme perdido Il Vespro! Saldrá dentro de poco una grabación con el New College de Oxford que promete ser interesantísima.
    Los invito al blog que dedico a una formación fascinante y a la que admiro. Encontrarán reseñas discográficas, podcasts, apuntes sobre la trayectoria de algunos solistas… Y no digo más: descúbranlo ustedes mismos.
    Muchas gracias.

También te puede interesar