Eventos, Innovación, Viajes

Milán: lugar de encuentro de diseño

La semana pasada se celebró en el recinto de la Fiera di Milano (recinto de ferias en las afueras de Milán) el Salone Internazionale del Disegno. Duró 6 días (del 14 al 19 de abril) y ha acogido a miles de personas. Post escrito por Ana de las Heras

En realidad no tengo ni palabras para describir este evento internacional porque me ha sorprendido en exceso. No sólo estaba en un evento en estas magníficas instalaciones, sino que Milán al completo se viste de gala para estos días, e incluso, continúan las muestras y exposiciones durante todo el mes. Cuando llegas en el metro, no sabes lo que existe sobre tu cabeza hasta que a través de unas escaleras mecánicas llegas a la entrada. Miles de personas, azafatas, publicidad, comunicación,… un bombardeo de diseño gráfico que te envuelve en este micro mundo que te acogerá durante todo el día.

Foto: Ana de las Heras

Foto: Ana de las Heras

Un mapa con millones de espacios que ver y te das cuenta que son las 10 de la mañana, tienes hasta las 6:30 de la tarde y ¡no tienes tiempo de verlo todo!. Existen autobuses que te trasladan a todos los pabellones para agilizar el movimiento y no perder 15 minutos en ir de un pabellón a otro. Existía un pabellón que era gratuito con diseñadores jóvenes de los cinco continentes. Lleno de stands muy participativos, pasan las horas entrando en cada una de las técnicas de diseño y sorprendiéndote en cada uno de ellos porque la creatividad fluye a borbotones.

Las universidades más importantes de diseño también se dieron cita en este evento que es conocido a nivel mundial y donde el inglés se transforma en el idioma oficial. No sabía lo que me esperaba hasta que compras la entrada (me costó 15 euros porque tenía el descuento de estudiante) y entré con mi acreditación en la zona de DISEÑO con mayúsculas. Miles de empresas de diseño de muebles, de cocina, de baño… (depende del pabellón en el que te encontrabas) con una infraestructura que trasladaban sus propias “tiendas” (lo pongo entre comillas porque no son tiendas como podemos pensar rápidamente, son espacios de diseño pensados al milímetro). Aquí no importaba el dinero… solo existía un único fin: vender su diseño.

Gente de chaqueta, negocios en cada uno de los espacios, champagne, publicidad, Gadget de todo tipo, bolsas y bolsas de publicidad y un traslado al mundo del diseño mundial donde te hace alegrarte de guiar tu vida a formarte en este mundo porque es increíble.

Deja un comentario