Educación, Formación, Innovación, Participación, Sociedad

Claves para mejorar la convivencia de tus grupos

De la apatía social a la tecnología de la participación, con el fin de mejorar la calidad de vida en pequeños pueblos rurales y evitar la pérdida de población.

Durante la última semana de Julio, tuve la oportunidad de participar en una de las primeras formaciones para futuros facilitadores en procesos participativos en municipios basado en la Economía del Bien Común (EBC) impartido por el Colectivo Gentes. Concretamente la formación se organizó en Miranda de Azán (Salamanca) primer Municipio del Bien Común reconocido en mayo de 2013 por ir aplicando poco a poco, pero cada vez de manera más transversal, una política comprometida con el respeto al medio ambiente, la justicia social, la dignidad humana, la solidaridad y la democracia participativa. Además, el 31 de mayo del 2015 en Málaga, la Asamblea Anual Estatal de la Asociación Federal Española para el fomento de la Economía del Bien Común, lo ha elegido como sede de la misma para los próximos dos años en reconocimiento a su esfuerzo en esta línea. Miranda de Azán, un municipio rural de la provincia de Salamanca, que durante una semana nos ha permitido experimentar y aprender sobre la realidad participativa de pequeños municipios, una realidad que es extrapolable al resto de municipios rurales de España y que sin duda a través de una participación activa conseguirán mejorar la calidad de vida de todos sus habitantes y por ende evitar la pérdida de población. Técnicas_participativas_para_la_ciudadanía

¿Qué entendemos por participación social?

Entender el proceso de participación como un proceso de transformación social es fundamental para identifcar que es participación y que no es participación. En la actualidad el concepto participación está muy de moda y son muchos los que sin hacer procesos participativos reales catalogan o identifican sus acciones como procesos participativos con colectivos, asociaciones o población local. Tan solo estaríamos hablando de procesos reales de participación aquellas acciones pensadas y ejecutadas por la propia población y que además se comparten con agentes externos (técnicos, sociólogos, …) para conseguir los objetivos propuestos desde el foro de participación. Es decir, informar, consultar ó la fotografía grupal con un colectivo concreto, etc. no es participación, en estas acciones no hay transformación social tan solo escaparatismo y publicidad de las acciones sin búsqueda de resultados. [Tweet “No se puede desatar un nudo sin saber como está hecho. Aristóteles #paticipacion #facilitacion”]

Claves para entender las dificultades de convivencia

Claro está que trabajar en participación no es fácil y que no hay recetas mágicas para conseguir procesos participativos exitosos, aún así es importante conocer las claves para entender las dificultades de convivencia de un grupo y así poder afrontarlas y buscar soluciones.

  • Diferencias evidentes.- partir de la base que todos somos diferentes y que por lo tanto todos tenemos formas distintas de participar en grupo es el primer paso para entender la convivencia de todos con todos. Diferencias en la personalidad, en la forma de comunicar, en como mostrar los sentimientos en grupo, diferencias en el grado de compromiso o en la productividad del proceso. Aceptar está diversidad social e integrarlas en el proceso participativo es una de las claves fundamentales del éxito. Aprendizaje.- Las personas en distintos grupos muestran roles distintos de personalidad. La conjunción de estos roles dentro de los grupos de trabajo son fundamentales  para la consecución de objetivos. Roles fundamentales: Operativos (consecución de objetivos), de cuidado (se preocupan de que todos estén bien) y facilitadores (interceden y arbitran entre conflictos).
  • Diferencias significativas.- son aquelllas que suponen una amenza y que por lo tanto atacan directamente a mi identidad grupal e individual. Provocan fricción y conflicto entre diferentes puntos de vista. Aprendizaje.- Aprender a desidentificarse de tal forma que tu opinión deje espacio a otras opiniones diferentes a la tuya. No hay verdades absolutas sino opiniones compartidas por más de una persona. La búsqueda de espacios de intercambio de opiniones sin necesidad de llegar a la confrontación.
  • Poder.- un lider o una persona con cierto estatus en el grupo intenta imponer su punto de vista e incluso convencer con razonamientos lógicos el por que se deben hacer las cosas de esa forma. Ser el lider te da cierta autoridad para que los demás se amolden a tu forma de proceder.

Llegados a este punto, es evidente que llegar a acuerdos o tomar decisiones importantes a nivel grupal, supone un gran esfuerzo de comunicación asertiva por parte de todos los miembros y que sólo generando espacios de confianza, flexibles e inclusivos se podrán tomar decisiones relevantes. José Luis Escoribuela uno de los miembros del Instituto de Facilitación y Cambio (IIFAC-e) en una de sus conferencias nos habla de los 4 Espacios Sagrados de la convivencia, estos son:

  • Espacio Asambleario: El más común y el más replicado en procesos de participación, sin los otros tres espacio es muy difícil obtener buenos resultados.
  • Espacio de Gestión Emocional: Un espacio donde no se toman decisiones y donde sólo se escuchan distintos puntos de vista. Sirve para conectar y entender distintos puntos de vistas, es previo a la asamblea de toma de decisiones.
  • Espacio Sagrado de Celebración: Un espacio donde se celebran los logros colectivos y donde todos participamos del éxito como iguales. Une emocionalmente y carga de energía a los miembros para enfrentarse a nuevos retos.
  • Espacio de Expresión y Creatividad: Un espacio donde el grupo se expresa y comparte tareas alejadas de las decisiones, tareas u objetivos propuestos, es un tiempo que se aprovecha para decorar el espacio de encuentro, un espacio para hacer de forma manual alejandonos de lo intelectual.

Sólo creando espacios abiertos e inclusivos podremos aprovechar la sabiduría colectiva para resolver problemas sociales.

Llegar a Miranda de Azán ha sido confirmar que el medio rural de otros puntos de España comparte debilidades y fortalezas y que al igual que nosotros estamos preocupados por su futuro hay gente estupenda que también está pensando en dar segundas oportunidades a pueblos con mucho encanto. Sin duda he pasado una semana repleta de conversaciones y reflexiones que confirman mi camino profesional y personal. Aprovecho para compartir el albúm en Flikr sobre las jornadas desarrolladas en Miranda de Azán (Salamanca) y que así conozcáis a esa gente estupenda!!!Herramientas Participativas para la Ciudadanía

¿Quieres que te ayudemos en tus procesos participativos? ¡Pulsa Aquí!

Deja un comentario