Desarrollo Rural

Curiosidades que te hacen más rural desde lo urbano

La mayoría de nuestros hábitos diarios tienen una raíz rural, se dieron antes en muchos pueblos y comarcas rurales.

A través de este primer post deseo que te lleves la misma sorpresa que yo, que media vida la he pasado en ciudad; al conocer el origen rural de algunas tradiciones y elementos que tenemos en nuestros hogares. De todo mi descubrimiento, rescato los más singulares:

  • Poner la mesa

Cuando llega la hora de comer, a la llamada de “a poner la mesa” hasta ahora no habíamos sido conscientes del homenaje que hacemos a los pobladores rurales. Muchas viviendas en el campo contaban con una única estancia, que según la hora del día se adecenta para su uso. De ahí que el espacio quedaba diáfano mientras no se usaba. De tal manera que llegada la hora de comer, había que colocar mesa, sillas y resto de enseres para poder iniciar el almuerzo o la cena en cuestión.

  • El hule

Siguiendo el hilo de cocina de lo anterior, otro elemento que usas en casa con seguridad es el hule. Este elemento, hoy más industrializado, originariamente se importó del entorno rural de bosques brasileños donde crecen diversas especies de hule (conocido también como caucho) y cuya savia tiene como propiedades ser elástica, repele el agua y con resistencia eléctrica. Aunque al primer europeo que lo importó se le acusó de brujería (El Brujo de Hervías), es momento que lo recuperes porque además podrás borrar manchas de lápiz de las paredes. Trucos caseros rurales propios que bien merecería una instastorie de cualquier millenial que se precie.

  • La Peonza

Recuerdo mi infancia, cuando aún vivía en el pueblo; siempre acompañada con este juguete. Este popular juego sigue vigente (sólo pásate por cualquier tienda que te informarán aún de su contemporaneidad). Lo que aún puede que desconozcas es que inicialmente estaba diseñada para uso religioso e incluso se podía hacer fuego con ella. La parte lúdica se ha rescatado de escritos como La Eneida de Virgilio, en la que relata a grupos de niños jugando con la pieza de madera y una cuerda.

  • Conservas

Si a día de hoy, uno de los principales problemas son los ODS a cumplir en 2030; en el siglo XVIII era la muerte por escorbuto: afección que se resolvió a través de hervir los alimentos a 80ºC para su conservación. Esta técnica ha permitido que en el entorno rural, donde tras la recolecta de huerta se llega a acumular un excedente de alimento para consumir a diario; se puedan mantener igualmente de sabrosos y durante más tiempo los alimentos. Este tipo de conservación es la base de las famosas ensaladas de bote que inundan redes sociales como Pinterest o la corriente gastro healthy en tarro.

Estos cuatro ejemplos son pruebas notorias de la interrelación entre lo urbano y lo rural. Más allá de la categorización demográfica, con este post también se pretende reflexionar sobre una corriente de continuidad basada en la Teoría Continuum Rural Urbano (Sorokin y Zimmerman, 1929) que intentó dar una explicación negando la existencia de una ruptura cualitativa apoyándose en la idea de un cambio gradual. Esta teoría gana más adeptos, valga como ejemplo los neorurales (de los cuáles puedes seguir aprendiendo en los diferentes post de este blog de almanatura).

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Comentarios

Araceli dice:

Muchas gracias por toda la información. Adelante y sigue mostrando el camino

Deja un comentario