Desarrollo Rural, Economía

La aldea del siglo XXI

Este centro de innovación tecnológica para el medio rural, ubicado en Peón (Asturias), es pionero a nivel nacional y creado por el centro tecnológico asturiano CTIC.

Hoy aprovecho para daros a conocer la creación de un centro de innovación tecnológica en una aldea del concejo de Villaviciosa, Peón, iniciativa pionera a nivel nacional. Este proyecto está liderado por el Centro Tecnológico de la Información y la Comunicaciones (CTIC), fundación asturiana de carácter cultural, social y benéfico-docente, sin ánimo de lucro que opera desde 2003. Su misión es ser un agente tractor de innovación y socio tecnológico de las empresas y administraciones.

Desde CTIC, nos han permitido obtener más detalles sobre este proyecto gracias a las gestiones por parte de Elena Rionda, responsable de comunicación y la entrevista concedida por parte del director general de la fundación, Pablo Priesca.

¿Cuál es el origen de este proyecto y cómo surge la idea de construir un centro de innovación tecnológica en el medio rural y para el medio rural? 

Surge de la confluencia de varios factores. Por una parte CTIC, nuestro centro tecnológico, tiene definida una línea de trabajo denominada “territorios rurales inteligentes”, por tanto ya veníamos trabajando en el ámbito de la innovación tecnológica para el medio rural. Por otra parte, hace un año recibimos una donación de una finca de 17.000 m con dos edificios, uno de ellos alberga la escuela rural, que seguirá como tal. 

Esta escuela había sido creada a principios del siglo XX por un emigrante de Peón en Cuba (Ramón Álvarez de Arriba) y a su muerte constituyó una fundación para que creara una escuela agrícola para el beneficio y progreso del valle de Peón en Villaviciosa (Asturias) y conocida por los vecinos del valle como “La Granja”. Ahora nosotros continuamos con el espíritu fundacional pero adaptándolo al siglo XXI. Por último, alineamos la creación del centro de innovación con las políticas del Gobierno del Principado de Asturias a través del Comisionado para el Reto Demográfico.

¿Cuáles son los objetivos que os marcáis con la creación de este centro? 

El objetivo fundamental es experimentar lo que deben ser las aldeas del siglo XXI, “aldeas conectadas” a la tierra y al medio (para hacerlo sostenible), conectadas a las personas (que hacen comunidad), conectadas al mundo a través de las telecomunicacione y, conectadas a los entornos urbanos más cercanos. 

Queremos repensar la aldea, que sin perder su función administradora de la tierra y del paisaje, debe utilizar la innovación y la tecnología para restar laboriosidad a los trabajos del campo a la vez que mejorar productividad y calidad de vida. Y, al mismo tiempo, incorporar nuevas actividades económicas succionadas de entornos urbanos que con las condiciones adecuadas pueden desarrollarse en la aldea (actividades artísticas, teletrabajo…). 

El centro de innovación tecnológica de Peón desarrollará tecnología para empresas de medio rural (agroalimentarias, forestales, ganaderas…), tecnología para mejorar la calidad de vida de las personas (telemedicina, teleasistencia …) pero siempre pensando en la tecnología como instrumento y no como fin. Intentamos generar modelos de desarrollo exportables y transferibles donde la innovación tecnológica pero también la innovación social juegan un papel muy relevante.

¿Qué participación han tenido y tendrán las entidades públicas-privadas y los propios vecinos en el desarrollo del proyecto? 

Este es por principio un proyecto colaborativo e integrador. Los vecinos juegan un rol muy relevante, deben sentir el proyecto porque van a ser protagonistas en el desarrollo de pilotos sociales y tecnológicos. La tecnología que desarrolle el centro será experimentada y pilotada con la población del valle, en sus explotaciones agrarias, en sus negocios, en sus montes. Peón se convertirá en un “sandboox” de experimentación tecnológica y social. 

La colaboración del Ayto. de Villaviciosa y del Principado de Asturias es fundamental para sincronizar estrategias. La participación del READER y de los grupos LEADER de desarrollo local también. Las empresas que dispongan de tecnología para medio rural tendrán en Peón un centro de demostración para la visibilización de sus productos.  

Y por último, ¿En qué consiste la escuela rural del Valle y hacia qué líneas de formación irá enfocada? 

La Escuela rural que fundó a principios del siglo XX Ramón Alvarez de Arriba funcionó como escuela agrícola hasta los años 50 que pasó a ser una escuela rural gestionada por el Ministerio de Educación y más tarde, en los años 80, por el Gobierno Regional. Ahora la escuela rural, que seguirá funcionando dependiendo de la Consejería de Educación del G.P. Asturias, quedará integrada en un entorno de innovación tecnológica por lo que se le abren unas posibilidades para experimentar modelos educativos únicas. Posiblemente sea la primera escuela rural en Europa que quede integrada en un entorno de innovación tecnológica. 

Sin duda, en base a lo que nos ha contado Pablo Priesca, un proyecto que tendrá un gran impacto positivo en el valle y que esperamos abra sus puerta en los próximos meses. Ya se han firmado los primeros convenios y comienzan este mismo mes las obras de adecuación de espacios. Para finalizar, os dejo una de las reflexiones que nos comparte Pablo y que refleja el objetivo máximo de este tipo de proyectos, fijar población y mejorar la calidad de vida del medio rural. 

“Las escuelas rurales que jugaron un rol determinante en la educación de los niños y jóvenes en el medio rural, también fueron un trampolín de salida del campo hacia la ciudad en busca de mejores oportunidades de vida. Ahora, la innovación y la tecnología, aplicada al medio rural, la tienen a unos metros. Los niños podrán interactuar con ingenieros que están investigando y desarrollando soluciones para las personas que viven en medio rural o para empresas agrícolas, ganaderas, de transformación agroalimentaria, etc.”

¡Subscríbete por mail y recibe más info sobre desarrollo rural!

Foto destacada: Ramón Bacas

Comentarios

Raquel dice:

Muy interesante el artículo y espero que productivo el proyecto.

Elena García dice:

Muchas gracias Raquel por tu comentario. Me alegro que te haya resultado interesante el contenido del post.

Deja una respuesta