El papel de los Ayuntamientos contra la despoblación

Compartimos algunas ideas sobre vivienda, infraestructuras, servicios y empleo para atajar la despoblación rural desde la administración pública local con el fin de fijar población rural y que nuestros pueblos sigan vivos.

Si estás leyendo este post, seguramente no sea una novedad para ti saber que el rural español está desapareciendo poco a poco. Quizá no el rural en sí mismo como territorio, pero sí su gente o, lo que es lo mismo, su alma. Según el informe Anual del Banco de España, el ritmo de despoblación es tal, que ya contamos con un 42% de los municipios en el país que están en peligro de desaparecer. Más de 3.400 pueblos con un crecimiento poblacional negativo en los últimos 20 años y que, de seguir así, podrían dejar de existir.

Afortunadamente, el problema de la despoblación es un asunto que poco a poco va cogiendo fuerza y protagonismo en la agenda política (aunque era mejor haber prevenido que intentar curarlo ahora). Pero para que los gobiernos nacionales y autonómicos se pongan en marcha con medidas directas y reales, hace falta tiempo, un tiempo que quizá a este ritmo el pueblo no pueda esperar.

Aunque parezca un poco derrotista, mi intención con este post era totalmente la contraria, dar esperanzas y soluciones concretas para que podamos hacer del pueblo un lugar donde vivir, trabajar y desarrollarnos como personas y profesionales. Porque no está todo perdido pues, los propios pueblos, los ayuntamientos y sus representantes, son los responsables de las acciones más directas con los vecinos y vecinas, y pueden marcar una verdadera diferencia que salve al municipio de la desaparición. Para muestra, podéis escuchar el primero de la serie de podcasts de AlmaNatura, “Emprender en el pueblo by AlmaNatura”, en el que entrevistamos a los alcaldes de Griegos (Teruel) y Tragacete (Cuenca), municipios que no paran de trabajar por mantener a su población e intentar incluso atraer nuevos pobladores. No os lo perdáis que podéis sacarle buen provecho y grandes ideas para aplicar en vuestros municipios (escúchalo aquí).

Mi propósito de hoy es seguir compartiendo más ideas, propuestas y posibles soluciones que puedan implantarse desde los Ayuntamientos de los pueblos, que ayude no solo a mantener a su población, sino también a atraer a otras personas que quieran cambiar de vida e irse a vivir a un pueblo (objetivo por cierto de nuestro proyecto Holapueblo).

¿Qué puede hacer el Ayuntamiento para luchar contra la despoblación?

Para acometer un problema tan grande y con tantos factores implicados como es la despoblación, es necesario conocerlo bien, ir a la raíz de la problemática. Emplear algo de tiempo en investigar y, sobre todo, entender. Entender quiénes son las personas que se van y por qué lo hacen (si son jóvenes al acabar los estudios básicos obligatorios, mujeres que no tienen oportunidades de desarrollo personal, profesional o incluso conciliación, mayores que se quedan solos y sin servicios sanitarios o de cuidados, etc.). También entender quiénes son las personas que vienen, a qué se pueden dedicar, qué necesidades tienen…

Una vez que se comprenden las necesidades no cubiertas o las motivaciones de las personas para abandonar el pueblo o para buscar un nuevo lugar donde vivir, será más fácil generar una estrategia de trabajo en el municipio que ayude a conseguir nuestro objetivo, incidiendo en aquellos asuntos que son realmente importantes para el municipio en concreto.

Igualmente, la experiencia vivida durante los casi 25 años de funcionamiento de AlmaNatura, nos ha hecho afinar sobre las principales necesidades detectadas en los pueblos que, de resolverse ayudarían a mantener a su población o atraer nuevas personas:

  • Mejorar la oferta y las condiciones de vivienda: Si hay un obstáculo para atraer a nuevos pobladores o pobladoras, es precisamente la falta de vivienda acondicionada. Casa viejas, sin cuidar, falta de oferta pública, negativa ante la puesta en alquiler, etc., son las principales impedimentos para poder comenzar una nueva vida en el pueblo. ¿Cómo atajar esta problemática desde el propio Ayuntamiento?
  1. Rehabilitando viviendas en desuso para promover el alquiler y, de forma especial, el alquiler social.
  2. Interviniendo o adquiriendo propiedades en ruina para su reutilización y transformándola en vivienda social.
  3. Creando un registro de viviendas disponibles en el municipio, tanto para alquiler como para compra.
  4. Agilizando y apoyando los procesos de rehabilitación de viviendas más antiguas.
  5. Elaborando protocolos mínimos para acoger a nuevos pobladores y pobladoras por parte de propietarios y propietarias de viviendas.
  • Mejora de las infraestructuras y los servicios del municipio: Recursos como los transportes, espacios de ocio o algo tan básico como buena conexión de internet, son algo que parece ciencia ficción en los pueblos y son necesarios para la vida en ellos. ¿Qué medidas puede tomar el Ayuntamiento?
  1. Alianzas con pueblos de alrededor para compartir recursos (por ejemplo si un pueblo tiene gimnasio y el otro pistas deportivas, hacer convenio para que la población de ambos puedan usar ambos servicios.
  2. Crear una red de transporte público municipal (que facilite el traslado a cabeceras de comarca, centros médicos u hospitales, institutos, u otros servicios no disponibles).
  3. Asegurar una conexión a internet de calidad que permita el trabajo online y la comunicación.
  4. Espacio de coworking que ayude en los inicios a los nuevos emprendedores del lugar.
  5. Acogerse a servicios como “Legal y rural” de Feria y Redondo que presta servicios jurídicos de forma cercana al municipio.
  • Impulso del emprendimiento y la empleabilidad: Quizá sea la clave principal para el mantenimiento de la población, aunque difícil de resolver de forma íntegra por el Ayuntamiento, siempre se pueden lanzar iniciativas que faciliten este asunto a los vecinos y vecinas del municipio. ¿Cómo se impulsa desde el Ayuntamiento?
  1. Reducción de las tarifas públicas municipales para nuevas empresas.
  2. Ayudas directas al emprendimiento para jóvenes (se pueden incluir compromisos para mantener la actividad unos años
  3. Generar un estudio sobre yacimientos de empleo y nuevos nichos de mercado en el municipio.
  4. Apoyo directo a empresas que exploten el nuevo potencial del campo (turismo sostenible, ecoagricultura, energías renovables…).
  5. Mediar en el traspaso de negocios o relevo de tierras para continuar con las explotaciones.
  6. Apostar por empresas o autónomos y autónomas locales en las cesiones y concursos públicos.
  7. Formar a los y las jóvenes del municipio para facilitar el relevo generacional de las explotaciones agropecuarias del municipio.
  8. Preparar los empleados y empleadas públicas del municipio para atender y asesorar adecuadamente en nuevos modelos de negocio. 

Estas medidas que hoy propongo no son más que una serie de ideas que considero ayudarían a mejorar la situación poblacional de los municipios rurales. A pesar de ser un problema ya estructural en nuestro país, desde el Ayuntamiento se pueden poner en marcha algunas soluciones que ralenticen la pérdida de población, o incluso lleguen a frenar del todo. El papel de la Administración Local no debe ser sólo la de gestionar el día a día de lo que sucede en el pueblo, sino que debe trabajar para que el futuro del mismo esté asegurado.

Subscríbete por mail y recibe más info sobre desarrollo rural

Quiero suscribirme

Responder a Juanjo Manzano Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Hola me interesaría irme a un pueblo a vivir con mi familia i empezar una nueva etapa tengo 29años y mi mujer tiene 32 tengo tres hijos uno con 8 otro 6 y la peque con 1 aber si me podriais ayudarme por favor gracias.

También te puede interesar