Desarrollo Personal, Sociedad

Aprende a hablarte mejor

Ponemos en otras personas aquello que no toleramos de nuestra personalidad y lo transformamos en quejas. Aprender a hablarnos mejor nos permitirá disfrutar de nuestras relaciones.

Llegamos a casa con un montón de frustaciones resultado de la relación con otras personas. Nos molesta que estén todo el día criticando, la irresponsabilidad con sus tareas laborales o nos pueden agradan ciertas cualidades como pueden ser la atención, la escucha, etc. De toda esta información que dejamos pasar por alto y transformamos en quejas hacia otras personas, podemos extraer un sinfin de pautas  para sentirnos mejor y optimizar nuestras relaciones con los demás.  ¿Te apetece mirarte en el espejo?

«Si no te permites fallar a los demás, tampoco permitirás que te fallen»

El efecto Espejo

Si te exiges un nivel de perfección también lo exigirás en tu entorno, si no te mimas tampoco eres sensible de mimar a los demás… Esto no es una ciencia exacta aunque si miramos con atención nuestro comportamiento hacia los demás, nos daremos cuenta que esta regla mayormente se cumple. Es difícil cambiar tu manera de tratar a las personas con las que te relacionas si no lo haces contigo, los tratarás como te trates a ti mismo/a. Nuestra comunicación interna está plagada de mensajes de autoexigencia y pocos mensajes de cariño, la mayor parte de ellos son un lastre que entorpecen nuestro camino hacia el disfrute. El trato con los demás refleja cómo nos tratamos a nosotros mismos/as, a esto se llama Efecto Espejo o Mecanismo de Proyección.

Efecto Espejo = Nos muestran tal como si fueran un espejo, un rasgo o un conflicto que en realidad son nuestros y que no toleramos.


Para dejar de culpar al otro de lo que nos molesta, conozcamos más a fondo estas proyecciones que hacemos a los demás.

  1. Si hay alguna característica nuestra que nos molesta como por ejemplo, la inseguridad, aquellas personas que se muestren inseguras en nuestro entorno, nos producirán cierto rechazo.
  2. Puede ocurrir que lo que nos moleste no tenga nada que ver con nuestra personalidad. Este es el caso más complejo pues se trata de un característica tuya que no dejas florecer. Pongamos el ejemplo del desorden. Te molesta sobradamente todas aquellas personas que son desordenadas y tu no te identificas con ello. ¿Qué quiére decir esto? Probablemente se trate de una característica nuestra que hemos reprimido como estrategia para ser aceptados en nuestro entorno. Esto puede que nos haga sentir incómodos, pues necesitamos expresar todo aquello que tenemos reprimido y que nos coharta para sentirnos completos. ¿Te has permitido alguna vez vivir en el desorden?

Mejora tu comunicación interna

Para mejorar nuestras relaciones exteriores, tenemos que empezar a ser más tolerantes con nosotros mismos/as y mejorar nuestra comunicación interna ¿Qué os parece aprender a hablarnos mejor?

  • Aprende a escucharte.  Escúchate para identificar como es tu comunicación interior.
  • Identifica los mensajes habituales que te lanzas. ¿Qué te dices cuando algo te sale mal o bien? ¿Cuáles son las excusas que te pones al realizar una acción? Pon atención en los mensajes diarios e inconscientes que nos mandamos interiormente después de cada acción.
  • Valoración de los mensajes. De todos los mensajes identifica cuáles de ellos no te ayudan.
  • Cambia tu comunicación. Transforma los mensajes tóxicos en palabras que te den energía y ánimo.
  • Date permiso para moverte por otros estados menos conocidos en ti. Libera el potencial del descontrol si eres controlador/a, deja asomar tus imperfecciones si eres especialmente perfeccionista, empieza a escucharte si tienes dificultad para escuchar a los demás.

Estas son algunas de las claves para hablarnos un poquito mejor y así ser más tolerante con aquellas cosas que no nos gustan de nosotros mismos. No olvides que esto genera un doble efecto: Aquello que te comuniques a ti, lo trasladarás a las personas que te rodean en tu comunicación y aceptación hacia ellos.

«Prefiero ser una persona completa que una persona buena» Jung

¿Te interesa el desarrollo personal? ¡Pulsa Aquí!

Foto destacada: gratisography.com

Deja un comentario