Participación

Trabajar en participación social no es fácil

La participación social no entiende de recetas mágicas y fórmulas magistrales, la personas solo entienden de proactividad, honestidad y empatía con los facilitadores.

Hace unos días, tuve uno de esos retos, en los que se pone aprueba toda tu experiencia acumulada durante 18 años en participación, y tengo que decir que la adrenalina estuvo por la nubes. Fue un reto y si bien todo salió según lo previsto prefiero planificar, coordinar y conocer bien al equipo de trabajo que jugar con fuego.

Trabajar en participación social cuando entendemos participación como, intervención, colaboración, cooperación, aportación o contribución de un conjunto de persona en un proceso o actividad, no es nada fácil. En participación no hay recetas ni fórmulas magistrales, tan solo variables que afectan de una forma directa o indirecta a la participación y por ende a la consecución de los objetivos propuestos.

«La Cooperación es la convicción plena de que nadie puede llegar a la meta si no llegan todos juntos” Virginia Burden.

Las principales variables que afectan a la participación son:
  • Comunicación.- en todo proceso de participación donde interrelacionan dos o más personas la comunicación es fundamental para llegar al entendimiento entre diferentes puntos de vista. Cuando hablo del factor comunicación me refiero a todos los elementos que hacen que haya una comunicación de calidad, es decir; emisor y receptor en el mismo canal utilizando un código conocido y en un mismo contexto. Una buena comunicación es la que se da en las dos direcciones (E-R y R-E) produciéndose una retroalimentación positiva en el proceso.
  • Motivación.- es mucho lo que se ha escrito de la motivación por su importancia. Definimos la motivación como la causa del movimiento, como el estado interno que activa, dirige y mantiene la conducta, convirtiendo lo in-posible en posible. Compartir motivaciones en el proceso de participación es caminar en la misma dirección con energía, es poner lo mejor de nosotros en el proceso. No tienen por que coincidir las motivaciones de todos los miembros, si bien estas motivaciones deben complementarse en pro de un objetivo común. Para llegar a la meta necesitamos de todas y cada una de las motivaciones de sus miembros.
  • Cohesión.- todos y cada uno de los individuo que conforman un grupo aportan al grupo, por ello es muy importante la cohesión del grupo para evitar la pérdida de energía. Esta falta de cohesión se puede deber a la falta de motivaciones y objetivos comunes dentro de los grupos. En el proceso de participación hay que identificar y potenciar tanto los objetivos y motivaciones personales como grupales.
  • Liderazgo.- normalmente el liderazgo lo ejerce una persona o un conjunto de personas con habilidades para hacer que el grupo trabaje con entusiasmo en el logro de metas y objetivos. El líder tiene la capacidad de tomar decisiones, gestionar, promover, incentivar y motivar durante todo el proceso participativo. Un líder integrador que busca sumar voluntades para conseguir los objetivos propuestos, un liderazgo compartido.
  • Gestión de conflictos.- en todo sistema participativo hay momento críticos o situaciones complicadas debido a intereses personales o a problemas de comunicación. Una resolución eficaz y efectiva de estos puntos críticos hace que el proceso se vea reforzado y avance, por el contrario, una mala resolución del conflicto hace que haya miembros que se desmotiven y salgan del proceso participativo. Un líder debe hacer lectura de grupo continuamente previendo
    posibles conflictos grupales y evitando que estos lleguen a destruir la participación del proyecto.
social

El ser humano Nace, Crece, Aprende y se desarrolla en Sociedad, el ser Humano es social por naturaleza, su estado natural no es el individualismo ni el aislamiento.

¿Cuales serían las claves fundamentales que un líder debe tener para generar un sistema participativo con éxito?
  • Actitud positiva: El líder tiene que estar firmemente convencido del proceso y del camino a seguir. Partir desde la honestidad y sinceridad en el proceso hace que todos se entreguen en el proceso sin desconfianza o recelo.
  • Actitud Constructiva: conocer herramientas de participación y saber adaptarlas en función de las necesidades del grupo. Las herramientas te van a permitir leer al grupo y aportar lo que van necesitando.
  • Respeto: Ser el Líder del proceso no te exime de ser respetuoso con puntos de vistas y opiniones diferentes a tus principios. La retroalimentación tiene que ir en las dos direcciones.
  • Cooperación: en el grupo todos somos importantes y todas las aportaciones suman en pro del objetivo común, cooperar al mismo nivel nos llevará a todos juntos hasta el final del proceso.
  • Empatía: un líder debe desarrollar la capacidad de ponerse en el lugar del otro y saber darle el lugar idóneo dentro del grupo, la empatía ayuda a la cohesión grupal y evita conflictos en la participación.
  • Equidad: ser capaz de tratar a todos por igual con imparcialidad y objetividad a pesar de opinar y tener mayor afinidad con ciertos miembros del grupo. Es una cualidad del líder que es muy evaluado por los miembros del grupo, una injusticia o subjetividad en una toma de decisiones puede quebrar la confianza del grupo respecto al líder.

Después de los 18 años trabajando en Alma Natura, la experiencia me dice que lo que funciona con éxito en un contexto puede fracasar en otro, que como facilitador debes romper programaciones y construir sobre la marcha, y aún sabiendo todo eso, es incalculable la satisfacción, emoción y pasión que sientes cuando desarrollas este tipo de trabajo tanto en el plano profesional como en el personal. ¡Trabajar en participación no es fácil pero engancha!

Recursos para fomentar la participación social

¿Cómo realizar un proceso participativo de calidad?
Los nudos de la participación.
Guía fácil de la participación ciudadana

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Deja un comentario