Desarrollo Rural, Educación, Formación, Sociedad

El papel de la Educación Social en el desarrollo rural

¿Qué es la Educación Social, y qué aporta esta profesión al desarrollo rural? Nos lo preguntábamos cuando incorporamos un educador social a AlmaNatura, ahora responde el.

El 27 de diciembre del pasado año, el Consejo General de Colegios de Educadores Sociales de España, presentó ante el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y el Congreso de los Diputados, una petición para que se cree por fin una Ley de Regularización de la Profesión de Educación Social; iniciando además la campaña #PorunaleydeEducacionSocial, en la que pide el apoyo de instituciones, entidades, y particulares para que realicen también la petición y poder hacer realidad esta Ley. Aquí un mensaje del Presidente del Consejo, Xavier Puig.

Almanatura, como empresa social, y que además cuenta entre sus filas con un Educador Social (un servidor), no podemos ser menos y nos unimos a esa petición y, así, poner nuestro granito de arena en esta campaña. Que ¿por qué Almanatura apuesta por ello? Porque creemos que la Educación Social tiene mucho que aportar en nuestras metas.

¿Qué es la Educación Social, y qué aporta al desarrollo rural?

La Educación Social, como la propia Asociación Estatal de Educación Social define, es un “derecho de la ciudadanía que se concreta en el reconocimiento de una profesión de carácter pedagógico, generadora de contextos educativos y acciones mediadoras y formativas; acciones que posibiliten la incorporación de las personas a la diversidad de las redes sociales, desarrollando su sociabilidad y la circulación social; así como la promoción cultural y social, y la ampliación de perspectivas educativas, laborales, de ocio y participación social”.

De esa definición, podemos sacar cinco aspectos clave que creo que son los que más pueden aportar al desarrollo los pueblos y las comunidades rurales:

  1. Se trata de un derecho de la ciudadanía. La visión paliativa que ha tenido históricamente la Educación Social, ha puesto siempre el punto de mira en los contextos y colectivos con mayor vulnerabilidad. Es muy fácil que nos encontremos con educadores/as sociales en los Servicios Sociales de grandes ciudades, pero cuando miramos hacia las áreas rurales, vemos cómo esa figura desaparece o se encuentra tan sólo centrada en contextos de exclusión. Al entender la Educación Social como un derecho, quiero pensar que se trata de algo que todos y todas nos merecemos, que también puede aportar mucho en acciones específicas para el desarrollo rural.
  2. Cuando hablamos del carácter pedagógico de la Educación Social, hablamos de que se trata una profesión que genera contextos educativos, que crea acciones mediadoras y formativas que en el contexto rural es clave para su desarrollo. La educación es la herramienta principal a través de la cual las personas se empoderan, es la manera de realmente reducir la vulnerabilidad de las personas que habitan en entornos rurales, transformando y mejorando sus realidades, así como de reeducar a los agentes locales para que pongan el foco de atención en las necesidades reales de la población.
  3. El desarrollo y la creación de redes sociales, es otro de los aspectos clave tanto en la Educación Social como en el desarrollo rural. Sin una colaboración y una participación activa de toda la población del entorno, el desarrollo del mismo irá de un lado a otro sin un objetivo común y beneficioso para todos los actores implicados. Se trata de poner en valor el capital social que tienen estas comunidades, de fomentar que ellas mismas tomen las riendas de su propio desarrollo como comunidad.
  4. Muy en relación al punto anterior; la labor de la Educación Social en los contextos rurales, ha de tener como base la dinamización y promoción cultural y social. Se trata de promover la participación activa de las personas que viven en estas comunidades, de hacerles ser protagonistas, y no meras observadoras, de su propio desarrollo como comunidad; y todo ello a través de diferentes acciones autogestionadas.
  5. Como último aspecto clave, me parece importante la ampliación de perspectivas en entornos rurales. Seguramente, cuando una persona vive en un pueblo pequeño, pensará que las opciones de desarrollo personal y profesional son pocas; de hecho, con el proyecto “¿Qué vas a hacer con tu vida?” que, como recordaréis, hemos llevado a cabo en la Subbética Cordobesa, hemos comprobado que esa creencia está muy generalizada entre los y las jóvenes rurales. Por eso el pensar más allá, el generar nuevas perspectivas es tan importante en estos contextos, ya que nos permitirán ver más y mejores soluciones a las problemáticas tan específicas que nos encontramos día a día en nuestros pueblos.

Como podéis comprobar, tanto la educación social, como nuestra labor en los entornos rurales, persiguen, en definitiva, un objetivo común: el empoderamiento de la ciudadanía. Y para conseguirlo, os invitamos también a uniros a la campaña #PorunaleydeEducacionSocial, realizando una petición de la Ley de Regularización de la Profesión de Educación Social.

¿Quieres saber sobre modelos de desarrollo rural? ¡Subscríbete por email!

Comentarios

DACIL MARTIN MENIX dice:

Me gustaria saber como me puedo unir a la campaña de por una ley de educacion social, no se si es que me faltan conocimientos de twiter pero no se como hacerlo

Luis González de Canales dice:

Buenos días Dacil,
para unirte a la campaña tan sólo tendrías que entregar una solicitud de la “Ley de regularización de la profesión de Educación Social” en cualquier registro público que podrás encontrar en cualquier Ministerio, Delegación del Gobierno, Diputación, Comunidad Autónoma, Consejo Insular, Comarcal, Ayuntamiento, Consulado o Embajada; firmada por ti.
El documento con la solicitud, así como la información que necesitas para realizarla la podrás encontrar en el siguiente link:
http://www.eduso.net/noticias/?not=1303/

Deja un comentario