08:30 h de la mañana , dispuestos a pasar el control del aeropuerto, las botas quitadas y al descubierto los calcetines rosas. Un desayuno rápido sin tostadas y una voz que nos comunica que el vuelo a Barcelona con la compañía Vueling está a punto de salir. Un equipo singular corriendo por los pasillos hasta llegar a lo que sería, el comienzo de este viaje…

Durante el tiempo de vuelo y mientras descansaba del madrugón, hice un repaso de las visitas cerradas durante los dos días: Barcelona Activa, Distrito 22@, I2Cat y CitiLab. Lugares banderas para descubrir las claves de lo que ahora denominan, Centros de Innovación Social.

Pero…¿Qué puede ser esto? Son lugares abiertos a la ciudadanía, con plataformas on-line de comunicación y un innovador espacio físico, donde se fomenta  la participación e integración para crear propuestas alternativas que nos conduzcan a una mejor calidad de vida. Espacios dedicados al emprendimiento, a las herramientas TIC y a la profesionalización, nada menos.

Sin lupa, pero con un pilot verde y un pequeño cuaderno, con las manos llenas de tinta y sin sentir los pies, nos recorrimos toda Barcelona en busca de las pistas claves para poder contaros y contarnos, los puntos más importantes para este nuevo concepto de participación de la ciudadanía, en los centros de innovación social en Barcelona. Si os parece, aquí os las cuento:

Podría seguir enumerando algunas de las fases imprescindibles para definir los centros de innovación social, pero creo que para empezar esto es suficiente. Muchas lagunas y carencias como el tema medioambiental y sostenibilidad todavía no están patentes, pero la gran pregunta es… ¿Existe realmente esa transformación social gracias a estos centros? ¿Como podríamos medirla?

Reflexiones para seguir viajando…pero sin duda, con mis calcetines rosas.

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram