El nuevo enfoque de la Innovación social: Actitudes
25/06/2012
|
POR AlmaNatura
Innovación social son aquellas nuevas formas de llevar a cabo procesos con participación de la comunidad en su desarrollo.

Por Carmen Valladolid;

Más allá de las tecnologías, del buen uso que hagamos de ellas, de lo que pueda facilitarnos la vida o de abrirnos a la posibilidad de un conocimiento extenso, existe en el ser humano una disposición del ánimo, una expresión de éste (y una postura corporal incluso) que se conoce como “ACTITUD”. Y parece que esta “Actitud” está siendo el nuevo enfoque que muchos grupos, organismos, instituciones e individuos estamos tomando como punto de partida para enfrentarnos a nuevos retos, a soluciones más creativas ante problemas que llevan existiendo quizás años y que ahora empeoran dada la situación económica global.
Existe mucha información en la red sobre Innovación social y en algo coinciden todos los post que leí o los videos sobre experiencias concretas: La innovación social puede y debe aplicarse urgentemente en todos los campos: economía, salud, educación, medio ambiente… Pero sobre todo no debe dejar fuera al individuo. Este tiene que formar parte de su propia innovación social. No pueden diseñarse sillas ergonómicas para un sector concreto si antes no sabemos en qué lugar les duele la espalda.

¿Cómo crear nuevas formas de innovar a partir de necesidades reales?

Investigación
En el colegio, cuando algún profesor nos pedía algún trabajo con este nombre fantástico de “Investigación”… a algunos se nos ponían los ojos abiertos, expectantes y las piernas listas para correr tras esa sugerente “investigación” que tanto nos haría aprender. Y de eso se trata. Antes de poder crear nada nuevo, es necesario investigar, observar el entorno, darnos cuenta, tomar conciencia, preguntar y redescubrir lo que todos los días mirábamos pero no veíamos. Esa investigación previa a cualquier nuevo producto que pueda inventarse, es la esencia y el motor de arranque. A mejor investigación mejores ideas para el cambio. Es como una primera fase de depuración y de puesta a punto. Por ejemplo: ¿Cómo se pueden aprovechar los espacios de la ciudad para el uso comunitario? La respuesta podrían ser los Huertos urbanos, pero también otras, como por ejemplo los bancos de tiempo o la educación expandida.

Conversar con la comunidad

No olvidemos que hablamos de Innovación Social y ello significa Comunidad, personas, ciudades, pueblos. Por mucho que nuestra investigación haya sido provechosa o hayamos anotado cientos de ideas sobre posibles cambios sociales que mejorarían nuestros entornos y la vida de los que vivimos en ellos, es obligatorio sentarse a hablar.
Hoy se ha perdido esta sana costumbre en muchos lugares. Reuniones de personas que tratan de ayudarse mutuamente mediante una Actitud colaborativa, de intercambio y/o de aprendizaje común. Pero parece que gracias a las nuevas tecnologías en parte y al cambio social tan potente que se está generando en todo el mundo, comienzan a resurgir propuestas y grupos cuya principal línea de actuación siempre parte de la comunicación entre los miembros de una misma comunidad para buscar soluciones creativas, innovadoras y sociales que a la vez puedan expandirse a otras comunidades. Cuanto más investiguemos, cuántas más preguntas nos hagamos y hagamos a los miembros de la comunidad con la que pretendemos trabajar, más ideas surgirán. La Actitud ante la escucha, esa es la clave.

Programas Piloto

Cuando de verdad se investiga, cuando existe una preocupación real ante una situación de desventaja en la sociedad o en un sector de ella, y posteriormente se ha hablado de esta problemática con los miembros de la comunidad, las ideas surgen, se depuran y vibran. Apenas se abre esta ventana que es la “posibilidad” y nos manejamos con una “Actitud abierta” hacia los otros, el contagio está asegurado. Un contagio de vitalidades y energías, de preocupaciones y retos, de positivismos y realismos… Pero todo ello cabe en un Programa o Experiencia Piloto. Se trata de eso: de experimentar, de aprender haciendo, de hacer lo que sabemos cada uno, de enseñar al otro y dejarnos enseñar, de colaborar en algo novedoso que siempre puede ser modificado en aquello que no funcione. Porque si algo tiene de bueno una idea apoyada por personas en “Actitud abierta” es que puede modificarse, reemplazarse, expandirse… Todo aquello que sea bueno para la sociedad, para nosotros mismos, puede hacerse a raíz de la observación y recogida de datos de nuestro Proyecto Piloto.
Una vez la experiencia ha sido puesta en marcha, se concluye y se recogen los datos del seguimiento que nos ayudarán a evaluarla, se deben mejorar aquellos aspectos que no funcionan y añadir cualquier otra propuesta de mejora que pueda enriquecer nuestro proyecto. Sacaremos conclusiones, puestas en común… De nuevo hace falta hablar. Reunirse, que todos estemos implicados. Pero ya no es una experiencia piloto… ahora es una Acción de Innovación Social que está lista para volar, para aterrizar en otro lugar que pueda dar fruto. La verdadera innovación social no lo sería si no se disemina como semillas poderosas. Como si la Actitud pudiera plantarse.

Algunos puntos importantes que debe tener un Proyecto de Innovación social:

  • Fomentar la participación ciudadana a partir del intercambio
  • Ayudar a expandir nuestra capacidad de crear colaboraciones con otras instituciones u organismos. Involucrar varios lugares, organismos, etc. para reunir a los miembros
  • Generar una cultura de confianza
  • Capacitar a los miembros que forma parte dándoles la posibilidad de enseñar a partir de sus experiencias y aprender de las de los demás (Educación expandida)
  • Crear espacios que faciliten la participación ciudadana en la vida pública
  • Replicar las metodologías en otras instituciones y lugares
  • Que los eventos sean para todos sin discriminación
  • Es necesario colaborar con otros espacios que ya están trabajando en innovación social, agentes de cambio social, innovadores, creativos, artistas
  • Buscar recursos, experiencias, conocimientos dentro de los miembros del grupo y también en otras comunidades
  • Todas las ideas aportadas deben ser recogidas y valoradas
  • Empoderar a los individuos haciéndolos parte de su propio cambio social

Conclusión

La innovación social no debe olvidarse de su nombre. Parece obvio pero no lo es tanto en algunos proyectos que tienen la etiqueta de “social” o de “innovadores” y apenas indagas un poco, resulta que al Individuo no se le tuvo en cuenta para nada. Que el producto final no es lo que necesita.
Así pues, como conclusión a este nuevo enfoque de “Actitud” para generar verdaderos proyectos de Innovación social, sólo puedo añadir que antes de hacer un favor a alguien, o dedicar tiempo a mejorar nuestra sociedad, es necesario saber qué necesita, cuándo, cómo y dónde.

Preguntemos, hablemos, hagamos. Y no al revés.

En post posteriores trataremos ideas concretas que se están llevando a cabo en distintos países y sectores. Conceptos como “prosumidor”, “Glocalización”, Expansión Reticular, o ideas como “peer to peer charities”, que tan implicadas están en la Innovación social, y viceversa. Además intentaremos documentaros sobre experiencias que sin ser etiquetadas como de Innovación social, estamos seguros de que lo son. Esto pasa mucho en el mundo rural. A veces se hacen cosas sin necesidad de ponerles título pero que son valientes e innovadoras.

Como adelanto, os dejamos con los siguientes enlaces para que indaguéis un poco:

1.- José Manuel Perez Petit. Emprendedor
2.- Estretegia de Investigación en Innovación social
3.- Apadrina un proyecto
4.- La innovación Social motor de desarrollo de Europa
5.- Andalucía Compromiso Digital
6.- Innovu. El juego del emprendedor
7.- Emprender en la escuela
8.- La innovación social se ha convertido en el nuevo nicho de mercado
9.- Cooperativas creadas en el IES Sierra de Líjar

Y ahora, hagamos crecer este post: ¿Que es para ti la Innovación Social?

¡Suscríbete por e-mail y recibe información sobre desarrollo rural!

AlmaNatura
En @almanatura Fijamos Población Rural gracias a entidades y marcas sensibilizadas con el medio rural. ¿Hablamos? Más información
Deja una respuesta

9 comments on “El nuevo enfoque de la Innovación social: Actitudes”
    1. Muy interesante el trabajo que habéis realizado. Es la ciudadanía la que cada día enseña como innovar, pues en estos tiempos que corren la imaginación y la creatividad son herramientas de trabajo permanente. Su utilización constante nos hace poseedores de un importante poder a veces mermado en la sociedad del bienestar.

    2. Gracias William por dejarnos tu comentario y el enlace a vuestro trabajo. Estuve leyendo un poco vuestro proyecto y la verda es que me parece super interesante y adecuado para empoderar a las personas que viven en ese entorno. De los enlaces que dejas en tu página, muchos son de verdad útiles y nos pueden ayudar a comprender mejor determinadas opciones antes de emprender este viaje hacia la innovación social, o incluso ayudarnos a seguir en el camino. Creo como vosotros, que desde la educación se pueden conseguir grandes logros para que la vida y esta sociedad nuestra mejore un poco cada día. Es un buen ejemplo de innovación desde lo rural, pero que se puede aplicar a cualquier otro sector.
      Quedo agradecida por tu aportación. Saludos y mis mejores deseos para seguir adelante.

  1. La pasada semana tuve la oportunidad de participar en L´Hospitalet (Barcelona) en el Seminario Internacional de Emprendedurismo e Innovación Social, donde reflexionamos acerca de los retos de la innovación social. De ellos me quedo con:
    1) Necesidad de socializar la innovación, 2) Empoderamiento de la ciudadanía 3)

  2. 3) Desarrollo de Centros de Innovación Social, 4) Fomentar el emprendimiento social y la economía social, 5) Nuevas fórmulas de colaboración publico – privada y trabajo en red 6) Nuevos mecanismos de financiación de los proyectos

    1. Me parece fundamental la socialización de la innovación, pareciera que innovar sólo es de grandes empresas y grandes gurús. Debemos democratizar la innovación social como un bien de las personas. Gracias por comentar y pasarte por aquí. Como sabes, somos todo oídos. ;o)

    2. Gracias Miguel A. ¿Qué haríamos si de repente nos olvidamos de quiénes somos...? Los puntos que destacas, son exactamente los que nosotros también intentamos no olvidar. Si la sociedad olvida que está básicamente compuesta por sus individuos, o la innovación social no los tiene en cuenta, no podrá decirse que estamos haciendo lo uno ni lo otro. Es decir, ni innovamos ni socializamos. Por eso te agradezco esos restos que nos dejas enumerados para que todos podamos reflexionar sobre ellos. Según mi humilde parecer, todos debemos formar parte de un movimiento común aportando ideas, formas, contenidos, acciones y pensamiento. El mundo lo necesita quizás más que nunca. Saludos y de nuevo gracias por tu visita generosa.

  3. Confieso que se aun poco sobre Innovación social, pero me queda claro que comienza como una actitud donde la comunidad es la base. Me hizo pensar en una estrategia que una pequeña población en México, Espinal, ha implementado al insertar una moneda complementaria en la comunidad a la que ha denominado Túmin. Agradezco el artículo y envío saludos desde México.

¡Subscríbete por mail y recibe más info sobre desarrollo rural!
Quiero suscribirme
También te puede interesar
24/09/2020
Fundación AlmaNatura
Una nueva organización se suma a nuestro propósito, creamos la Fundación AlmaNatura, para la reactivación socioeconómica de las zonas rurales de España.
POR Juanjo Manzano
17/09/2020
Recursos para neorrurales: Holapueblo
Conectamos a personas que desean hacer realidad su proyecto de emprendimiento en una zona rural, con pueblos en búsqueda de nuevos habitantes.
POR Elena García
10/09/2020
La agricultura como eje transversal en la consecución de los ODS
Productores, distribuidores y consumidores somos los responsables de construir una sociedad que valora su agricultura.
POR Israel Manzano
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram