El libro nos cuenta el papel de Nelson Mandela en la transición política de Sudáfrica, del Apartheid a una democracia, a partir de entrevistas con los protagonistas y con telón de fondo el mundial de rugby que se celebró en aquel país y se convirtió en un símbolo de la reunificación. La misión de Mandela: Sustituir el Apartheid por una Democracia no Racial, una democracia donde lo importante fueran las personas no el color de su piel.

A partir de esa idea, se van presentando todos los personajes que tuvieron que ver con la celebración de aquel partido, ya fuera a nivel deportivo o político, retrocediendo en el tiempo y dando algunas pinceladas de cual era su posición política y como se fue modificando. El libro muestra cómo todos juegan la misma partida de ajedrez, y como el éxito de la partida radica en aceptar que tienen que terminar en tablas. Me gustaría resaltar, la habilidad de Carlin para transmitir grandes mensajes y escenas con pocas palabras. En dos líneas, con una pequeñísima descripción, retrata una idea muy amplia.

Un ejemplo: al comenzar el libro, en la primera página del capítulo 1, dice de Mandela: 
“Se despertó, como siempre, a las 4:30 de la mañana; se levantó, se vistió, dobló su pijama e hizo su cama. Había sido un revolucionario toda su vida y ahora era presidente de un gran país, pero no había nada capaz de hacer que Nelson Mandela rompiera con los rituales establecidos durante sus veintisiete años de prisión.” Aprovecha una anécdota significativa para describir una cualidad clara y concisa de un líder.

Resaltar el momento más emotivo del libro como es la narración del partido; refleja muy bien la trascendencia histórica que tuvo y todo lo que en Ellis Park
consiguió catalizar Mandela a través de su trabajo, persistencia, constancia y seguridad en su objetivo, PAZ para Sudáfrica.

Mandela, El perfil de un Líder.

A continuación me gustaría resaltar esas cualidades que hicieron de Mandela un líder único e irrepetible en la historia de Sudáfrica.

  • Lenguaje corporal.- estructura erguida, gesto majestuoso e intimidatorio.
  • Mirada cálida y de inmensa sonrisa.
  • Extraordinariamente seguro de si mismo.
  • Una misión clara y un convencimiento claro de que era posible.
  • Alto poder de seducción en su entorno.
  • Había trabajado mucho y durante largo tiempo para desarrollar su Talento Natural.
  • Hombre de sólidas convicciones, sincero y directo.
  • Actitud abierta, dispuesto a escuchar todos los puntos de vista.
  • Tranquilidad y serenidad para afrontar las dificultades.
  • Reflexivo, generoso con capacidad de perdonar.
  • Una Estrategia Brillante.

    Mención a parte, tiene la estrategia seguida por Mandela para conseguir una Sudáfrica Libre y unida. Su encarcelamiento en 1962, lo convirtió en una oportunidad única como plataforma política y como campo de entrenamiento, un laboratorio de experiencias e investigación que después extrapolaría a los distintos estamentos de la nación (político, social, deportivo, religioso, …). Creo una oportunidad de una situación tan complicada como carecer de libertad para difundir su mensaje.

    Mandela tenía muy claro que para poder cambiar la mentalidad de los Africaners necesitaba conocerlos y sentir como ellos, eran pieza clave para llegar a ser presidente. El rugby era una gran oportunidad para conectar y crear lazos de amistad.

    También tuvo claro que tenía que crear una identidad única como país donde hubiese símbolos de unión, en este caso convenció a los Africanos negros que el rugby era un deporte de todos y para todos. Los Springboks representaron a una nación, con un Himno nacional, con una camiseta, con unos jugadores que dieron la cara por una nación y por todos y cada uno y con un reto en común Ser Campeones del Mundo en Rugby.

    Nelson Mandela puso todos los ingredientes necesarios para crear una PAZ DURADERA en Sudáfrica y creo la oportunidad a través del deporte de relacionarse blancos y negros sin estereotipos ni prejuicios, sin duda una estrategia brillante de un líder Brillante. 
Entre las cosas más positivas del libro, además de conocer la situación de Sudáfrica y la figura de Mandela, es que invita a la reflexión sobre temas que van mucho más allá y nada tienen que ver con Sudáfrica: la importancia de los símbolos, de saber perdonar, de no mirar atrás, de la inutilidad del revanchismo, los efectos del miedo y la ignorancia, el poder de la generosidad, de la información, de los movimientos de masas, o de como la unión hace la fuerza, entre otras muchas cosas.

    Aprendizajes y compromisos.

    Sin duda el principal aprendizaje es; para ser un líder no solo es suficiente con lo innato de tu personalidad, sino que un líder trabaja diariamente para desarrollar su Talento Personal de una forma consciente y constante. Un líder tiene claro el camino, las herramientas y el objetivo a conseguir y además es consciente del esfuerzo personal que supone llegar al desarrollo personal y profesional.

    Un líder está dispuesto a sacrificar aspectos de su vida para llegar al objetivo planteado, es flexible cuando tiene que serlo y estricto cuando hay distracciones en el camino que le alejan de su objetivo.

     

    Foto destacada encontrada en el perfil de flickr de UNAMID.

    “Somos un grupo de amigos, procedentes de distintos ámbitos profesionales, con ganas de cambiar las cosas”. Así se definen los integrantes de “Mirlo”, una empresa que quiere “poner en manos de la gente la posibilidad de dar un giro positivo al mundo” porque, según la reflexión que hacen de la situación actual, “estamos viviendo una época en la que reina la insatisfacción y nosotros creemos que, si todos ponemos de nuestra parte, la situación puede transformarse”.

    Iniciativa, positivismo, ilusión, pasión por lo que hacen y, sobre todo, ganas de un cambio es lo que irradia este proyecto nacido en Canarias de la mano de Yeray Martínez Montesdeoca (consultor forestal), Jesús de la Plaza (diseñador y desarrollador web), Lucía Rodríguez Corral (traductora y encargada del apartado de comunicación) y Jaime Micah Lawrence (consultor forestal internacional). “Huimos de las visiones catastrofistas y vemos el futuro como un campo enorme en el que plantar nuestras semillas”. Con esta idea bien clara comienza a andar Mirlo. Así lo narran sus integrantes, a quienes agradezco que hayan querido presentarme su proyecto, y así os lo cuento ahora, utilizando las propias palabras de los protagonistas de la historia.

    Reme: ¿Qué proponen con esta iniciativa?
    Mirlo: Proponemos que todo el mundo tenga la posibilidad de dejar una huella positiva en el planeta. Queremos que todo el mundo pueda establecer una relación positiva con la naturaleza como hace el mirlo capiblanco, que migra a Canarias todos los inviernos, se alimenta de las semillas del cedro canario —que está amenazado— y, gracias a eso, las semillas del árbol pueden germinar y multiplicarse. El mirlo obtiene alimento y además ayuda a recuperarse al cedro, es un intercambio en el que todos ganan. Nos parece que simboliza muy bien lo que nos gustaría conseguir a nosotros. Es la historia que contamos en nuestro vídeo

    ¿Qué objetivos persiguen al crear esta empresa?
    Nuestro objetivo es sumar estas ganas que tenemos de cambiar las cosas en positivo con las ganas de otra mucha gente para crear sinergia; que el impacto positivo de cada uno se vea multiplicado por el hecho de sumarlo con el de los demás. Que uno más uno no sume dos sino tres, cinco o veinticinco.
    Los proyectos de restauración ambiental son costosos y, para ser eficientes en generar huella positiva, se consigue mucho más si empleamos conjuntamente mucho dinero que si empleamos ese dinero mediante acciones pequeñas. Es el poder del crowdfunding o el concepto de economías de escala. Cada uno, solo, puede sacarle muy poco partido a su esfuerzo. Pero si juntamos el esfuerzo de muchos, el impacto es mucho mayor. Esto es muy importante porque las necesidades de restauración son muy grandes y de esta manera, optimizando costes, se puede avanzar mucho más rápido.

    ¿En qué proyectos están trabajando actualmente?
    Nuestro primer proyecto consiste en la recuperación de una zona de la corona forestal de Tenerife. Es una zona que hace años se reforestó con pinos no autóctonos que no han resistido bien los vendavales de la zona; ahora está arrasada. El plan es reforestar la zona con especies autóctonas, favorecer la biodiversidad y establecer una relación de reciprocidad con las comunidades locales.
    Esto último es también algo que queremos potenciar, que los proyectos beneficien a la gente de la zona. El hecho de ejecutar el proyecto ya supone un beneficio directo, por la mejora del paisaje, de la calidad del aire y el agua, etcétera. También porque la ejecución supondrá generar empleo local. No obstante, creemos que se puede llegar más lejos y buscamos que, mediante el proyecto ambiental, la gente pueda conocer también productos y servicios locales auténticos y cuidados. En el caso de este proyecto, hemos vinculado a la repoblación la producción de miel y el poder conocer actividades tradicionales del valle de la Orotava: la construcción de pajares y la elaboración de pelotas de gofio.

    ¿Cómo puede participar la gente en estos proyectos?
    Ofrecemos varias posibilidades de participación. Cualquiera que tenga ganas de transformar su huella medioambiental en positivo, puede contribuir directamente con una aportación económica, en función de lo que desee transformar (el uso de su coche, un viaje en avión, etc.). Nos comprometemos a plantar un número determinado de árboles por cada cantidad.
    Para nosotros es primordial que la huella positiva repercuta también en las comunidades locales de las zonas de los proyectos. Como nuestro primer proyecto es en Canarias, hemos creado alianzas de colaboración con asociaciones y empresas de la zona. Por eso, para quienes vayan a viajar por las zonas del proyecto o estén ya allí (en el caso del proyecto actual, en Tenerife), ofrecemos la opción de multiplicar la huella positiva comprando un paquete prémium. Quien elija estos paquetes, además de contribuir a la reforestación de la zona, tiene la posibilidad de degustar vino y miel locales, o conocer mejor la cultura autóctona. No solo se favorece la naturaleza, sino que se favorece la economía local y se mejora el paisaje. Eso es lo que llamamos huella positiva.
    En todos los casos, el 70% de la aportación va directamente destinada al proyecto y a generar huella positiva. El 30% restante lo emplearemos en hacer posible la viabilidad de la empresa, actividades de difusión, etc.
    Otra manera de participar es proponer proyectos medioambientales. Todo aquel que desee proponer un proyecto, dentro de poco podrá hacerlo. Si cumple algunos requisitos, haremos todo lo que esté en nuestra mano para ponerlo en marcha.
    La última manera de participar es contarles a otros que existe Mirlo y divulgar nuestra información lo máximo posible. De esta manera, nos aseguramos de que nuestras semillas se esparzan mejor. Todo aquel que participa en el proyecto pasa a ser «mirlo» automáticamente, porque ha empezado a esparcir la semilla y a generar una espiral positiva en su entorno.

    ¿Está la ciudadanía convencida de la importancia del concepto de sostenibilidad y actúa en consecuencia?
    Existe bastante sensibilidad hacia estos temas, pero quizás no siempre se dan las herramientas adecuadas para que la gente pueda actuar en consecuencia o incluso saber cómo hacerlo. Por otra parte, el bombardeo informativo relacionado con la situación económica y política parece que difumina el hecho de que afrontamos un enorme reto en relación con el medio ambiente y la sostenibilidad. Arreglar la economía no servirá de nada si el planeta en el que vivimos, nuestra gran casa, se sigue deteriorando. El dinero no sirve de nada si no tienes dónde comprar lo que necesitas.

    ¿Qué debería cambiar en la sociedad para que se tuvieran más en cuenta estos aspectos?
    Nosotros creemos que tiene que haber un cambio en la mirada que tenemos sobre el mundo y la naturaleza. La mirada actual es que la naturaleza está ahí para que nos sirvamos de ella. Nos da recursos y nosotros los cogemos. Con el tiempo hemos aprendido que tenemos que ser cuidadosos y procurar reducir nuestro impacto negativo, también que tenemos que cuidar por que esos recursos no sean esquilmados de forma tan intensa que no puedan regenerarse. Nosotros creemos que es el momento de dar un paso más: no se trata de reducir nuestro impacto, de resultar menos tóxicos para nuestro medio ambiente. De esta manera no vamos a lograr que el planeta nos proporcione recursos para una población que no para de crecer.

    Y ¿cómo se debería trabajar para conseguirlo?
    Creemos que tenemos que empezar a pensar de qué forma nuestra manera de vivir produce un impacto positivo. Que nuestra economía, nuestra actividad, no sea degradante, no reste al planeta capacidad de albergarnos, sino lo contrario, que cada vez esa capacidad sea mayor. Es lo que hace el mirlo de nuestra historia, su forma de vivir, de alimentarse, genera un impacto positivo y en el futuro tendrá más comida porque hay más árboles produciendo fruto. Es un cambio conceptual.
    Nosotros, como empresa, también queremos demostrar que ser una empresa, generar economía, puede ser algo positivo para el planeta. Ese es el mensaje más importante: busquemos formas de vivir que mejoren nuestro entorno, no que lo deterioren o que lo deterioren menos. Eso es ser mirlo, dejar una huella positiva.

    ¿Cómo está siendo la experiencia del trabajo de Mirlo hasta el momento?
    De momento está siendo una experiencia muy positiva. Estamos trabajando mucho, pero tenemos mucha ilusión por sacar el proyecto adelante. Estamos contentos, porque vemos que es una idea que engancha y entusiasma a la gente. Ahora mismo estamos dando los primeros pasos. Hemos hecho ya una experiencia piloto con turistas alemanes en Canarias y ellos nos dieron muchas ideas para mejorar. Por eso precisamente ahora estamos depurando la información de la web, para contar mejor las cosas.

    ¿Qué perspectivas tienen de cara al futuro?
    Ahora estamos centrados en buscar las vías de comunicación adecuadas para llegar a mucha gente, en España y en el extranjero. Cuando nuestro enfoque esté depurado, esperamos conseguir dinero suficiente para sacar adelante el proyecto Corona forestal de la mejor manera posible. A medio plazo, nos gustaría llegar a ser una plataforma desde la que podamos hacer posibles nuevos proyectos medioambientales, propuestos por otras personas que se preocupen por el planeta y por dejar una huella positiva.

    Las fotos que aparecen en este post son cedidas por Mirlo Positive.

    Hemos vuelto a hacerlo, después de años trabajando para jóvenes, la esencia almanatura ha vuelto a crear un programa de experiencia-acción donde jóvenes emprendedores con ideas verdes y sociales han compartido una semana en Fuenteheridos (Sierra de Huelva), en una casa rural de categoría superior denominada Casa Tinoco.

    Muchos han sido los momentos vividos y el cansancio acumulado, cuando casi sin haber pasado 72 horas de #hazquesuceda, siguen en nuestros cerebros apareciendo imágenes que hacen entrever lo importante y necesaria de esta expedición.

    Jóvenes del País Vasco y Andalucía se han unido para intercambiar ideas y generar sinergias que activen sus modelos de emprendimiento. Para ello se ha puesto en marcha un método creado por el equipo alma natura, donde se ha fusionado tres grandes bloques que hacen que la experiencia de aprendizaje sume y se pueda aplicar a lo largo del tiempo:

    1.- Saber ser. Crecimiento, exploración interior.
    2.- Saber. Conocimiento.
    3.- Saber hacer. Habilidades.

    Tal y como expresamos en el cuadro adjunto el método #hazquesuceda ha supuesto un importante hito en la forma de entrenar a nuestros múltiples emprendedores que se suman a los programas de aceleración empresarial. Entendemos este método como un modelo único, pues unimos en una misma expedición de aprendizaje elementos propios del coaching, la formación “learning by doing” en la cual nos hemos formado junto a Team Academy Euskadi y la metodología Gestaltica como un ecosistema propio donde intercambiar, re-nacer y re-iniciar nuestra carrera profesional y la de nuestros #hacedores (Jóvenes participantes que se suman al movimiento #hazquesuceda).

    Asumiendo la responsabilidad de que somos nosotros/as los que debemos cambiar el mundo que nos tocará vivir, es hora de “hacer que las cosas pasen” y por eso en esta primera expedición hemos contado con nombres propios:

    1. Arrate Lastra e Ireñe Barrena. Soñadoras con gran voluntad y Licenciadas en Dirección y Gestión de Empresa (LADE) y Económicas, acuden a #hazquesuceda con un proyecto en mente: “Trabajar la creatividad desde edades tempranas para crear otros mundos posibles”.

     

    2. Iñigo Dorronsoro. Infatigable y extrovertido licenciado en LADE con amplia experiencia multisector, nos plantea un nuevo concepto de prendas que bajo una formula sostenible y experiencial aparece en el mercado bajo el concepto “Vinpocket”.

     

    3. Iñigo Robledo. Cansado de trabajar en estructuras cuadriculadas donde la falta de creatividad no es el fuerte de muchas empresas de banca y seguros, Iñigo se enfrenta con un proyecto de “Humanización de organizaciones” que seguro va a dar mucho que hablar.

     

    4. Carlos Valcárcel. Junto al equipo 10&Co, continua su andadura desde que la comenzara en el programa Leadership Adventure de Team Academy Euskadi. 10&Co se presenta como un equipo multidisciplinar que ofrece soluciones innovadoras, con el objetivo de crear valor tanto a las organizaciones como a las personas.

     

    5. Felipe Ramos. Entusiasta y dinámico, Felipe colabora con alma natura desde hace años. Ahora vuelca su saber en una iniciativa para personas mayores donde les enseñará a disfrutar de su etapa vital y donde las excusas no serán el día a día de su ocio.

     

    6. Laura Rodríguez. De un sitio a otro, siempre imaginando otras formas de ver el mundo, Laura nos presenta una idea en forma de plataforma donde artistas y necesidades tienen un espacio común.

     

    7. Rafa Hernández. Emprendedor dispuesto a luchar por sus ideas, Rafa siempre se muestra optimista pese a los numerosos embates del día a día a la hora de emprender. Nos muestra múltiples ideas y se enfoca en la aportación de soluciones a pymes con básica o nula presencia en la Web participativa.

    Para nuestro equipo lo importante del método #hazquesuceda son las personas y su compromiso con la transformación de sus proyectos de emprendizaje. Comenzado el camino habrá nuevas versiones de expedición que informaremos en ésta misma Web.
    No obstante si estas muy interesado en vivir la experiencia y quieres hacer que suceda tu idea de negocio, déjanos tu email aquí y te haremos llegar la información sin ningún compromiso.

    A continuación os muestro fotografías en el canal de almanatura de instagram de lo vivido durante esta semana. El coraje de los jóvenes de nuestro tiempo que pese a las dificultades nos muestran su mejor cara para hacer de cada rincón de España un lugar de oportunidades y esperanzas compartidas.

     

    Más fotos de la expedición #hazquesuceda en la página de flickr de almanatura.

    Otras entradas que hacen referencia a esta expedición de aprendizaje: #hazquesuceda en el blog de 10&Co

     

    ¿Te gustaría patrocinar o montar tu propia expedición de aprendizaje #hazquesuceda? Contactanos.

    linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram