AlmaNatura, Dinamización, Participación, Sociedad

Hablan los jóvenes rurales

Después de años de intervención con la juventud rural, sacamos este post resumen de lo que piensan muchos de los jóvenes que viven en la Sierra de Aracena en la provincia de Huelva.

Ahora que acabaron las Elecciones Europeas me viene a la memoria la recopilación desde hace más de quince años (en alma natura) de innumerables demandas y formas de sentir de los jóvenes que viven en el ámbito rural. Se trata de jóvenes entre 14 y 25 años que forman parte de pueblos de menos de 3000 habitantes de la Sierra de Aracena en Huelva. Aunque puedan parecer un listado de quejas generalistas, hemos recogido pensamientos en primera persona de su responsabilidad en el asunto de la participación social. A continuación te dejo con ese sentir del joven que pese a su falta de oportunidades lucha cada día para tener un hueco.

Vamos a por ello…

  • Los jóvenes sentimos que no nos prestan atención y que nos dan lo mínimo para “callarnos la boca”. Deberíamos movernos más.
  • No tenemos suficientes opciones de ocio. Nos limitamos a criticar y cuando hacen algo (Administración) por norma general pasamos.
  • Falta de organización juvenil y comunicación entre colectivos.
  • Estamos acostumbrados a quejarnos por aquello que no tenemos pero tenemos otros recursos abandonados que podemos recuperar para satisfacer las necesidades del pueblo.
  • Los jóvenes sentimos mucha envidia por la diferencia de oportunidades, debemos de aceptar que cada uno tiene su personalidad y no debemos tirar a otros para sentirnos bien.
  • Tenemos poca iniciativa, no participamos en las actividades que nos proponen porque nadie se preocupa de que es lo que nos gusta. Siempre se propone lo mismo.
  • Creemos que la falta de valores es lo que provoca la falta de liderazgo entre los jóvenes, pero es que no todos tenemos las mismas oportunidades.
  • Nos han inculcado de que los jóvenes tenemos poca iniciativa y que vivimos del cuento pero es que no tenemos opciones y no creen en nosotros. No queremos dedicarnos a lo mismo que nuestros padres pero nos queremos quedar en el pueblo.
  • Nos faltan herramientas para solventar nuestros propios problemas.
  • No conocemos los puntos en común de los pocos jóvenes que vivimos en el pueblo, existe mucho distanciamiento por las diferentes formas de ver la vida. Deberíamos ser una piña.
  • En lo rural también tenemos derecho a ser grandes.
  • No nos educan en hábitos saludables, hay mucho aburrimiento y por eso también existen muchos vicios.

[Tweet “Hablan los jóvenes rurales: “No encontramos la motivación para movernos””]

  • Necesitamos un lugar para reunirnos para conocernos, organizarnos y conocer otras alternativas al botellón.
  • Los jóvenes necesitamos ser activos en las decisiones del pueblo.
  • Deberíamos fomentar las oportunidades en el municipio para que tengamos opción de desarrollar nuevas maneras de vivir en lo rural.
  • La gente solo viene al pueblo para descansar pero nos gustaría atraer a gente por la oferta cultural, deportiva y empresarial que no tenemos.
  • Envidiamos las innumerables posibilidades que tienen los jóvenes en pueblos más grandes o en la ciudad.
  • Parece que en los pueblos pequeños solo se preocupan por las personas mayores.
  • Nos da pena pensar que en algunos años los pueblos se quedaran vacíos y que se olvidará la cultura y tradiciones.
  • Existe poca calidad participativa en lo rural y los jóvenes somos cada vez más exigentes.
  • Necesitamos una oferta de actividades grupales para conocernos mejor y pensar juntos en opciones para nuestro pueblo.
  • Cada vez hay más distancia entre los jóvenes porque todos luchamos por los pocos recursos que tenemos en el pueblo, necesitamos algunas personas que nos guíen y nos escuchen.

¿Eres jóven? ¿Te has sentido identificado? o al contrario, ¿En tu municipio la juventud esta viva y existen numerosas oportunidades de desarrollo personal y prefesional? Cuentanoslo y enriquece este post. ;o)

Deja un comentario