Si, en Madrid y es que, ¿Sabías que el 80% de la población en España ya vive en grandes ciudades? Este hecho es así ya que desde 1960 el declive demográfico en el mundo rural no ha dejado de disminuir como podemos observar en la gráfica. Las ciudades demandaron mano de obra y muchas personas buscaron en las ciudades lo que no encontraban en su pueblo. Pueblos vaciándose frente a mega-ciudades sin espacio. Y lo alarmante de la situación es que en los próximos años esta tendencia difícilmente se va a revertir. A no ser que entidades como AlmaNatura sigan poniéndole neuronas al asunto.

Por lo expuesto y como os contábamos en un anterior post en este mismo blog, tras compartir una misma visión sobre la importancia de la comunicación del medio rural con el medio urbano para su subsistencia, lanzamos junto a Impact HUB Madrid y la Red Española de Desarrollo Rural el primero de los Laboratorios de Innovación. Impact Hub Madrid es una comunidad global de espacios y emprendedores, para la generación de impacto e innovación social y la Red Española de Desarrollo Rural es una asociación sin ánimo de lucro constituida en el año 1995 con el objetivo genérico de promover un modelo de desarrollo rural integral y sostenible.

Pensamos que el medio rural debe establecer mecanismos de comunicación efectivos con el medio urbano y que esa comunicación tiene que ser útil para entablar conversaciones donde poder resolver necesidades de ambos entornos. Se trata de un primer encuentro donde personas interesadas en revertir la situación se den cita para hacer del mundo rural un espacio de oportunidades y donde busquemos soluciones conjuntas desde una perspectiva de abundancia y no de escasez. Y es que si algo sobra en os pueblos es abundancia de recursos endógenos y de humanidad.

Objetivos del Lab de Innovación Rural
  1. Revalorización de la vida rural mediante acciones de sensibilización ciudadana.
  2. Fomento de las oportunidades laborales y la creación de empleo rural.
  3. Reactivación de la vida rural mediante acciones que ayuden a la socialización.
  4. Mejora del empleo, el uso de la tecnología y la educación de entornos rurales.
  5. Creación de mecanismos de comunicación entre neorrurales y pueblos.
Programación Lab de Innovación Rural

¿Cómo participar en el Lab de Innovación Rural?

Estás de suerte, aún contamos con plazas disponibles hasta llegar a 140 plazas. En un sólo día ya se han inscrito 40 personas que representan a asociaciones, organizaciones sin ánimo de lucro y empresas. Lo que si nos gustaría pedirte es que si reservas tu plaza y luego no puedes asistir te agradeceríamos que nos lo comunicaras para poner tu plaza a disposición de otra persona.

¡Vale! ¡Me apunto al Lab de Innovación Rural!

Llega la primavera y con ella la exaltación de paisajes llenos de flores y ríos cargados de vida. Vida que se traduce en multitud de fiestas patronales por todo el territorio rural español: romerías, cruces en mayo, corpus christi, jornadas medievales, hogueras de San Juan y un largo etc. recorren a lo largo y a lo ancho de la geografía española. Fiestas que muestran tradiciones centenarias que pasan de unas generaciones a otras y que son sin duda un elemento fundamental de la identidad cultural de todos y cada uno de los pueblos españoles.

Foto: Cruces de Mayo Almonaster la Real

Definimos identidad cultural como el conjunto de valorestradicionessímboloscreencias y modos de comportamiento que funcionan como elementos dentro de un grupo social y que actúan para que los individuos que lo forman puedan fundamentar su sentimiento de pertenencia. Un sentido de pertenencia que perdura en el ideario colectivo y que pase el tiempo que pase siempre permanecerá en el recuerdo aún no viviendo en el municipio.

¿Por qué es importante trabajar sobre la identidad cultural del pueblo?

En un mundo cada vez más globalizado donde internet y la forma de interactuar a través de las redes sociales han abierto el campo del conocimiento y ha permitido conocer nuevas culturas que sin duda han enriquecido tanto socialmente como culturalmente la sociedad, es de vital importancia no dejar de lado nuestra verdadera esencia, nuestro sentido de ser, nuestro origen, nuestra historia, nuestro sentido de pertenencia y con ello nuestros valores y trabajar desde los colectivos y entidades locales en proteger y mantener la esencia de fiestas y actividades culturales como identidad local del municipio.

La pérdida de identidad de un pueblo incide directamente con la falta de arraigo y por tanto con el abandono de los pueblos. Pueblos donde nacimos y crecimos y donde compartimos los primeros años de vida donde la familia, los amigos y el tiempo de ocio fueron clave fundamental en lo que somos como personas. Valores y modos de conducta que se conformaron en esos primeros años de vida y que nos acompañarán a lo largo de nuestra vida, vivamos donde vivamos.

¿Cómo reforzar la identidad cultural en el pueblo?

Conocer de donde venimos como sociedad local para valorar lo que somos y reforzar a nivel colectivo es clave fundamental para conservar la identidad cultural de un pueblo. A continuación desglosamos aquellos factores que refuerzan la identidad:

Como conclusión final me gustaría poner el acento y llamar la atención a la pérdida de esencia que sufren las fiestas patronales y como realmente prima la fiesta por la fiesta y se dejan a un lado la esencia y "los porqué", la pérdida de identidad en las fiestas con el fin de atraer más turistas amenaza la conservación y resta originalidad y sentido de pertenencia a los que realmente las organizan que son los colectivos y entidades locales que permanecen en el territorio durante todo el año.

"El individuo debe conocer su historia para conservar su identidad"
Virginia América López Villegas.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

José Navarro Pérez, conocido con el mote del “Cuchara”, descubrió su talento para tallar la madera de manera casual, como casi siempre ocurren las cosas importantes: tenía 18 años cuando su novia le pidió un “cucharro” para sacar las aceitunas de la tinaja. El muchacho, que lo que buscaba era un beso, le dijo que no tenía y ella le retó a que fabricara uno si quería su recompensa. Tardó un par de semanas en hallar un “palo” adecuado. Mientras pasaba las horas en el campo cuidando los cerdos de la familia, fue tallando una cuchara con un relieve detallista que incluía las iniciales de su nombre y el de Pilar, la que con el tiempo sería su mujer.

“He regalado muchas, muchas más de las que tengo, pero esta no”, dice orgulloso cuando me muestra el cucharón. Desde entonces no ha dejado de buscar palos de brezo en los bosques aledaños de Cortelazor para tallar piezas únicas. Cucharas y cucharitas, tenedores, morteros, majas, figuras decorativas, cazuelas, llaveros, pipas de fumar, brochas de afeitar, jarras, copas, cruces, incluso maquetas de la iglesia y el paseo de su pueblo forman parte del Museo de Artesanía Popular que lleva su nombre".

"Sólo el necio confunde valor y precio" Francisco de Quevedo

En la salita de su casa, sentados en la mesa camilla y rodeados de fotografías, me cuenta que en el año 1997 vinieron unas gentes de Barcelona para conocer su colección y le ofrecieron cierta suma de dinero a cambio. No se lo pensó mucho. En aquel momento no quiso desprenderse de sus piezas, quizás por el mismo motivo por el que nunca ha vendido una sola cuchara. Poco después la que era entonces alcaldesa de Cortelazor, Blanca Candón, le propuso exponer aquellas piezas en una sala habilitada por el ayuntamiento y Pilar y José cedieron su colección a cambio de que esta se mantuviera en perfecto estado de conservación.

José siempre ha regalado sus piezas, nunca ha aceptado dinero a cambio de su trabajo ni ha admitido encargos. Tan solo últimamente, si algún vecino ha insistido mucho, le ha contestado: “Si me traes el palo, yo te hago la cuchara.” Mientras sus manos se lo han permitido, ha trabajado los trozos de madera de brezo con sencillas herramientas y mucho temple. Hasta hace no mucho, cuando pasabas por la Palomera, si hacía buen tiempo, era fácil encontrarlo en la puerta de su casa enredado con alguna pieza, trabajando el saber hacer y la paciencia.

El valor de lo artesanal

No es de extrañar que José se haya negado siempre a ponerle precio a su trabajo. El valor de lo artesanal, en el mundo actual, representa la exclusividad personificada frente a la masificación y la uniformidad de la sociedad de consumo. Se ha operado un cambio transcendental en nuestra sensibilidad hacia la artesanía popular: hace sólo unos años, todos estos objetos tallados formaban parte de la rutina cotidiana y la supervivencia y se fabricaban con una finalidad concreta y práctica; hoy en día, encontramos la obra del “Cuchara” en un museo o colgada en la pared del salón de un vecino, liberada ya de la mera utilidad para la que fue creada y dedicada enteramente a un goce puramente estético. De alguna manera, aunque la artesanía popular siempre ha servido en primer lugar para satisfacer unas necesidades básicas, algunos de estos objetos, fabricados con las materias primas que les ha brindado su entorno geográfico, muestran el gusto personal de sus creadores. Es la racionalización de las formas y su adecuación a la función que deben desempeñar las piezas lo que las dota de belleza y utilidad.

José el “Cuchara”, como artesano, al negarse a vender su obra, toma conciencia y se posiciona entre un tiempo y una forma de vida ya extintas y un nuevo mundo mecanizado y sistemático en el que muchos de los antiguos oficios se han perdido y, con ellos, unas formas de vida concretas, con su vocabulario y sus modos de hacer. Aunque el mal ya está hecho y los objetos fabricados en serie han venido a llenar nuestras vidas, tanto en el pueblo como en la ciudad, es ahora el momento en que las administraciones y las empresas tienen que tomar conciencia del papel que aún pueden desempeñar las artesanías populares como fuente de riqueza y motor de empleo, ayudando de esta manera a fijar la población rural en su espacio tradicional.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

 

Acaba de celebrarse el Festival Internacional de Cine de Cannes. Quiero mostrar otros festivales de cine no tan famosos, pero no menos interesantes, que tienen lugar en diversos puntos de nuestra geografía. En Octubre de 2013 se unieron algunos de los principales precursores para dar forma a Cine Grande en Pequeño, una red de festivales independientes con vocación de dar a conocer un tipo de cine alternativo y artesano, en la búsqueda de nuevos espacios fuera de los canales comerciales, recalando en diversos pueblos. Todos tienen en común el deseo de dinamizar la cultura en un contexto rural a través del medio audiovisual.

El paisaje agreste sustituye las fastuosas alfombras y telones rojos de las grandes salas de cine y se buscan nuevos espacios para los amantes del séptimo arte, apostando por el desarrollo cultural en diversos pueblos y aldeas. Algunos festivales suman ya varias ediciones, otros tienen un marcado carácter internacional. Todos son un punto de encuentro entre vecinos, turistas, cinéfilos y, en algunos casos, profesionales del sector.

Si estás haciendo planes para las vacaciones de verano, y te gusta el cine, puede que encuentres hueco en tu agenda para visitar algunos de estos pueblos.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Hace un par de semanas, miles de personas se manifestaban en Zaragoza denunciando el abandono que sufre la provincia de Teruel por parte de la Administración Pública. Pocas infraestructuras de transporte y de baja calidad, telecomunicaciones que no llegan o lo hacen bajo mínimas condiciones, servicios con más recortes cada día, ínfimas posibilidades de empleo… Son las razones por las que el descenso de la población de la provincia, está adquiriendo una velocidad alarmante.

En la provincia de Teruel, nos encontramos con 236 municipios, de los cuales 217 tienen menos de 1.000 habitantes (e incluso 92 municipios tienen menos de 100 habitantes), la cifra límite que marca un antes y un después en la existencia del pueblo, marca su desaparición. En otras palabras, más del 90% de los pueblos de Teruel están en riesgo de desaparición.

A pesar de ello, sigue sin ser la provincia española con mayor riesgo de despoblamiento actualmente pues, según los datos recogidos en este reportaje del ABC, el mayor peligro de desaparecer lo está viviendo Castilla y León, con provincias como Soria, Zamora o Burgos a la cabeza en esta desafortunada carrera de la despoblación. Para aquellos que queráis ahondar más en el tema, os recomendamos el libro “La España Vacía”, de Sergio del Molino.

En el último año, parece que algunos pasos se están dando desde el Gobierno, asegurando que próximamente tendremos por fin una Estrategia Nacional contra la Despoblación, que esperamos contenga las medidas que llevamos esperando con tantas ganas desde todos los pueblos de España.

Pero, desgraciadamente, los problemas que afecta a los pueblos y el medio rural, siguen sin estar en el ojo del huracán, siguen pasando desapercibidos por las preocupaciones de la población. Como ejemplo muy claro, vuelvo a la multitudinaria manifestación acontecida en Zaragoza el pasado 6 de mayo, de la que me parece interesante destacar una de las consignas que se corearon durante la jornada: “Menos Cataluña y más Aragón”.

Dudo mucho que ese cántico tuviera que ver con las diferencias de inversión en una u otra comunidad (que también podría serlo), sino más bien por cómo el asunto de la independencia de Cataluña, ha copado en el último año la agenda política y mediática, además de las principales preocupaciones de la opinión pública. Tanto es así, que incluso pasó a ser hace pocos meses la segunda inquietud de las personas que habitan en España, sólo superada por el paro.

Y es precisamente por eso por lo que los y las habitantes del mundo rural, nos sentimos más aislados, pues el sentir general de la población es que no se nos tiene en cuenta y que nuestros problemas no importan a nadie más que a nosotros y nosotras. Por ejemplo, hace unos días, el paupérrimo estado de las vías del tren que une Huelva capital y Zafra (Badajoz), provocó el descarrilamiento del mismo. Dejando de lado precisamente el abandono que las infraestructuras de las zonas rurales sufren en este país, me parece interesante destacar la campaña por redes sociales que las personas de los pueblos afectados comenzaron ese mismo día, utilizando una consigna muy parecida a la de la manifestación en Zaragoza. “Si el tren hubiera descarrilado en Cataluña, los medios estarían hablando de ello durante tres semanas”, fue uno de los comentarios más repetidos por los y las habitantes de la zona.

Por supuesto, hay que interpretar el tema con cuidado, ya que el hecho de que ocurran situaciones de relevancia política en otras regiones más pobladas, no debe impedir que se invisibilicen los problemas del resto del país, más aún cuando presentan una gravedad similar o mayor. Situaciones como estas, muestras simple y llanamente el sentimiento de muchos habitantes de zonas olvidadas por los medios y por la política, lugares que, en muchos casos, han sido origen de los y las habitantes de las grandes ciudades y comarcas que hoy en día son el motor económico y político del país, pero que no deben ser las únicas que importan y aporten al desarrollo del país si no queremos que esta desigualdad sea insostenible.

Este sentir general en lo rural, la pasividad del Gobierno y la Administración Pública, así como la poca voz que los medios de comunicación están dando al problema de la despoblación y sus consecuencias, han propiciado el nacimiento de diferentes plataformas e iniciativas ciudadanas. Estas han ido apareciendo para defender el interés y el desarrollo de los pueblos y los entornos más castigados por la despoblación, como por ejemplo “Teruel Existe”, “Soria YA” o la “Asociación para el Desarrollo de la Serranía Celtibérica”, plataformas que poco a poco, van consiguiendo que sus territorios se aúnen en luchar por sus derechos y, por supuesto, por su supervivencia.

El medio rural necesita atención, necesita ser escuchado, cuidado y protegido; necesita medidas efectivas que aseguren su futuro, pero sobre todo necesita que la gente lo reivindique, lo ponga en valor y lo proteja. Tenemos que ir más allá de lo que no ha funcionado hasta ahora, y pensar en nuevos modelos, nuevas medidas y nuevas políticas que ayuden a mantener el mundo rural. Y eso sólo podrá conseguirse con la colaboración de toda la población, incluidas las personas que habitan en ciudades, apoyando la lucha de sus vecinos y vecinas rurales, dándoles la importancia que merecen.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Casi todos los días escucho, sobre todo en los pueblos y las zonas rurales, que la participación e implicación de las personas jóvenes en prácticamente cualquier acción que se realice, suele dejar mucho que desear. La participación juvenil es una asignatura pendiente para la administración local (y más si cabe cuando el evento o actividad a realizar no tiene nada que ver con el ocio y el tiempo libre) y, a su vez el recurso de mayor importancia para mantener vivo el pueblo.

Afortunadamente, la realidad que nos hemos encontrado nosotros en el Proyecto “Red de Agentes de Cambio Ambiental” está siendo muy diferente. Desde que comenzamos a finales del pasado año, no hemos parado de sorprendernos de las ganas, la motivación y la visión de los y las 25 jóvenes con quienes contamos en el proyecto. Durante estos meses, están siendo los y las jóvenes Agentes de Cambio quienes están poniendo sobre la mesa las problemáticas medioambientales y la importancia de proteger el medio, dando a conocer aún más la figura del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche (Huelva). A través de diferentes sesiones de sensibilización que ellos y ellas mismas han diseñado, están detectando las necesidades que diferentes colectivos de la comarca tienen con respecto al Parque Natural, hablando con otras personas jóvenes, asociaciones, empresas e incluso sus propios profesores y profesoras.

Motivos de la falta de participación juvenil

¿Por qué es tan importante que los y las jóvenes se impliquen?

  1. Mayor potencial de creatividad e innovación: Aunque podemos entender que “la experiencia es un grado”, el campo de acción que la supuesta inexperiencia de las personas jóvenes nos deja es mucho mayor. Las iniciativas lideradas por jóvenes están más basadas en la experimentación, probando y testando ideas que las personas más mayores podrían descartar. Cuando las personas más jóvenes se enfrentan a nuevos problemas, tienden a ser mucho más creativas, por ello implicarles en la búsqueda de soluciones a los problemas del pueblo o del entorno, nos dará una visión diferente que deberíamos intentar.
  2. Efecto multiplicador: A la hora de lanzar un mensaje que queremos que cale en el colectivo joven, difícilmente les llegará como no sea a través de personas con las que puedan identificarse. Las propias personas jóvenes son la clave para acercarse al resto de esa generación, con mensajes que entiendan, contenidos que les apetezcan y a través de canales a los que estén más acostumbradas a comunicarse. El implicar a un pequeño grupo de jóvenes para organizar por ejemplo una pequeña actividad en el pueblo, asegurará un efecto multiplicador, pues llegará sus amigos y amigas, a través de un canal con el que se sienten cómodas e identificadas.
  3. Asegurar un futuro: Cuando una persona ha tenido un espacio cómodo, que siente como propio para desarrollarse, es difícil que quiera abandonar ese espacio en el futuro. Si se implica a las personas jóvenes, se sentirán parte de algo y esa pertenencia puede ser la clave para frenar el abandono de pueblos por parte de este colectivo, los pueblos pueden pasar así de ser “el lugar donde me crié”, al “lugar donde desarrollar mi proyecto de vida”. Como ejemplo básico, si pensamos en un joven que estudia una carrera y después quiere emprender, si se ha sentido parte de la comunidad o del pueblo y ve lo positivo de ella, será más probable que intente el emprendimiento en su pueblo que en la ciudad, ya que el vínculo es más fuerte.
  4. Punto de conexión con el exterior: El que la gente joven suele estar más conectada con su tiempo es una realidad, no sólo sabe qué se mueve a su alrededor, sino que también conoce qué está pasando a lo largo y ancho del planeta agracias a las nuevas tecnologías. Los y las jóvenes pueden ser el punto de conexión entre el pueblo y el mundo exterior, pues tienen unas redes de contacto más amplias y acceden con mayor facilidad a los nuevos canales de comunicación. El papel de los y las jóvenes en el pueblo puede ser de altavoces de lo que está ocurriendo, permitiendo que lo que está sucediendo en el pueblo, llegue mucho más allá que incluso la comarca o la provincia.

Las iniciativas en las que participan las personas jóvenes, suelen tener un impacto aún más positivo en sus comunidades. A través de los muchos años de experiencia de AlmaNatura en los que no hemos dejado de trabajar con, por y para las personas jóvenes, tenemos muy claro que el papel que desempeñan en su entorno es uno de los más importantes, sobre todo en los pueblos y zonas rurales con tantos problemas de despoblación. Contar con estas personas no solo como participantes de las iniciativas locales, sino como verdaderas lideresas o socias estratégicas de las mismas, además de facilitar el éxito, asegurará el futuro de nuestros pueblos.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Por Félix Álvarez,

Ayer, como habitualmente hago siempre que tengo un hueco, salí a pasear por los alrededores de casa. Ese ratito que siempre necesitamos para poner en marcha ideas y proyectos, o simplemente organizar nuestro día a día. Encinas, alcornoques, paredes de piedra, etc. y de pronto me encontré ante lo que en otro tiempo debió ser una elegante y a la par sencilla fuente abrevadero . Abandonada, bella en su decadencia y aspecto ruinoso, con restos de cal y algún que otro pigmento que coloreaba unos sencillos remates en forma piramidal, llena de zarzales que cortaban parte del camino, sus muros destrozados y cegada en parte por la vegetación y basuras pero el poder de la naturaleza y las últimas lluvias habían provocado un resurgimiento de vida en la antigua construcción. Se me vino a la mente el lugar limpio y con el tránsito habitual de personas y ganados que debió tener hasta hace relativamente poco tiempo ya que era el camino natural para llegar a la antigua estación de tren.

Una lluvia de ideas y vivencias me recorrió y me llevó a pensar en otros lugares que me han recomendado o he conocido por terceros o incluso algunos por los que he pasado ya que soy un apasionado del senderismo y que han convertido y transformado ese pequeño patrimonio local, a veces sencillo y pequeño como una fuente, horno de cal o camino vecinal entre dos localidades o en otros casos grandes puentes o estaciones abandonadas, que se han recuperado como punto turístico, creando empleo y activando turísticamente la localidad. Cualquier pueblo, por pequeño que sea tiene este potencial de caminos, veredas, senderos o incluso antiguas vías de ferrocarril en desuso por las que apenas pasa actualmente nadie a no ser que la zona este potencialmente activa para el turismo. Una vez en casa, y con internet a mano, me dio por investigar un poco y me quedé sorprendido por los datos:

  1. Actualmente existen 2.100 kilómetros operativos de Vías Verdes en España, de los que en Andalucía se localizan unos 23 itinerarios, que suman una longitud total cercana a los 500 km, lo que supone en torno al 22% del total.
  2. Además se sigue promoviendo, por parte de entidades públicas y privadas, el desarrollo de nuevas Vías Verdes sobre otros 6.000 kilómetros de ferrocarriles en desuso adicionales, de los cuales más de 1.000 km se localizan en Andalucía.
  3. Con el objetivo de reforzar la cooperación entre las diversas Vías Verdes andaluzas ya existentes y de promover la creación de otras nuevas, en julio de 2011 fue constituida la Asociación de Vías Verdes de Andalucía.
  4. La gran ventaja de las Vías Verdes es que garantizan la accesibilidad y la universalidad de usuarios, sin limitaciones de edad o capacidad física. Las personas con movilidad reducida (especialmente discapacitados, ancianos y niños) son los mayores beneficiarios de estas infraestructuras seguras, fáciles y accesibles.

A raíz de todo esto que estoy exponiendo llama la atención el auge del cicloturismo en España, ya que en los últimos años la gran puesta en marcha del concepto de ciudad sostenible ha llevado a grandes ciudades a invertir en la creación de carriles bici y fomentar el uso de las mismas como una vía de transporte urbano sostenible, ecológico, económico y beneficioso para la salud. Como ejemplo de claro tenemos la ciudad de Sevilla y sus más de ciento ochenta kilómetros de Carril Bici y además cuenta con una plataforma de alquiler de bicicletas municipal de transporte público (SEVICI) con más de 2500 bicicletas repartidas por la ciudad. Estas iniciativas pronto traspasan las fronteras del mundo urbano al mundo rural con la creación de diversas asociaciones locales que promueven el uso de las mismas, divulgando el deporte, la sostenibilidad, el turismo y la naturaleza.

¿Qué iniciativas de emprendimiento se podrían poner en marcha en estas vías verdes?

Es el momento de crear nuevos modelos de negocio, revalorizando y poniendo en valor el rico patrimonio natural y paisajístico con el que cuentan las zonas rurales, aprovechando las vías verdes existentes y creando nuevas, así como su integración en el Plan Andaluz de la Bicicleta 2014-2020, que impulsará la movilidad no motorizada de los ciudadanos a través de estas infraestructuras ferroviarias en desuso.

Os dejo alguno enlaces para ampliar información.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Durante el último año 2017 hemos podido desarrollar iniciativas de reactivación rural en 262 pueblos de diferentes comarcas de España. Principalmente destinados en cuatro ejes principales: mejora del empleo, la salud, educación y uso de la tecnología. Durante este 2018 continuamos con nuevos proyectos que darán a la luz en los próximos meses y que están permitiendo un mayor impacto gracias al compromiso de la reinversión de nuestros dividendos.

Así en los próximos meses trabajaremos en los siguientes proyectos:

  1. Continuamos con la mejora del empleo en zonas rurales gracias al proyecto GIRA Mujeres de Coca-Cola España en al menos 200 localidades de diferentes comarcas rurales.
  2. Estrenamos nuevo programa de alfabetización digital #mayoresconecta2 de Fundación Vodafone España y bajo la metodología RuralTIC para 30 localidades de Huelva y Sevilla hasta Diciembre de 2018.
  3. Estamos creando una plataforma online denominada HolaPueblo.com después de meses de investigación para la repoblación de municipios gracias al cambio de vida de emprendedores neorurales que buscan un pueblo donde vivir.
  4. Presentaremos el libro "AlmaNatura. Metodología para la participación rural activa" donde os contamos nuestro veinte años de vida y os presentamos nuestra metodología para la revalorización y dinamización de la vida rural.
  5. Proyecto RuralEmprende. Durante los meses de Mayo y Junio de 2018 estamos desarrollando un programa de sensibilización emprendedora para centros educativos rurales y población en general en la provincia de Jaén gracias al compromiso de Fundación Andalucía Emprende y Excma. Diputación de Jaén.
  6. En breve tendremos la presentación de resultados del proyecto "Agentes de Cambio Ambiental" donde un grupo de jóvenes de la comarca de la Sierra de Aracena (Huelva) están haciendo una increíble labor de difusión de los valores del Parque Natural.
  7. Primer Laboratorio de Innovación Rural el 21 de Junio en Madrid. Conversaciones rural-urbano para la búsqueda de soluciones reales a la alarmante perdida de población en las zonas rurales de España.
  8. AlmaNatura en YouTube. Con la idea de ofrecer un cambio de paradigma ante el ideario de que el mundo rural es aburrido y sin oportunidades, os presentaremos más de diez videos donde contaros interesantes iniciativas rurales.
  9. Programa de Voluntariado Corporativo. Hemos puesto en marcha un programa de voluntariado corporativo en horario laboral donde desarrollamos acciones de mejora de la autoestima para mujeres, limpieza de ríos, mentorizaje online y presencial para emprendedores rurales, etc.

Seguimos trabajando por un mundo rural vivo donde todas los sectores (público, privado y tercer sector) se unan para conseguir una sociedad llena de oportunidades sin importar tu lugar de nacimiento.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

En los últimos años son muchas las personas que han dado el paso o están pensando en irse a vivir a un pueblo. Personas que por distintas circunstancias personales o laborales deciden hacer un cambio de vida y pasar de un entorno urbano a un entorno rural. De un entorno hiperconectado a un entorno donde las conexiones son de otro tipo y la velocidad y estímulos son sin duda mucho menores que en el mundo urbano.

Hablar de neoruralismo es hablar de un fenómeno de migración desde áreas urbanas a zonas rurales. Esta emigración no tiene causas económicas sino la búsqueda de entornos libres, tranquilos, menos contaminados y con una cierta calidad de vida asociada al contacto con la tierra. La mejora de las comunicaciones y el avance de las nuevas tecnologías en las últimas décadas ha mejorado la calidad de vida en el mundo rural y ha ayudado a incrementar este fenómeno de la vuelta a las zonas rurales.

Tipos de neorurales

El perfil de estos neorurales o nuevos pobladores es muy dispar y singular ya que ese cambio de vida se da por circunstancias muy personales y por convicciones morales muy profundas, aún así, podríamos definir cinco grandes grupos de neorurales que ven el medio rural como un entorno donde vivir y desarrollarse.

La llegada de neorurales a pueblos en vía de desaparición son sin duda una buena noticia para cualquier pueblo, eso si, piensa muy bien de que vas a vivir, comenzar una nueva vida en cualquier pueblo no es un proyecto menor y hay que desarrollar un buen plan para evitar sorpresas inesperadas. En cualquier caso, los que vivimos en un pueblo, siempre comentamos que los aspectos positivos siempre compensan a los menos positivos. Para terminar comparto esta batería de recursos para todos/as aquellos que estén pensando en dar el salto.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram