AlmaNatura, Medio Ambiente

AlmaNatura se une al compromiso empresarial contra el cambio climático

La mayor coalición empresarial de liderazgo en acción climática cumplirá 20 años antes los objetivos del Acuerdo de París.

La cumbre chileno madrileña es la última antes de 2020, año que se fechó como límite en el Acuerdo de París para su entrada en funcionamiento. Estos cuatro años que han precedido a la COP25 deberían haber logrado mecanismos capaces de garantizar una correcta revisión de los compromisos, de forma que deban ajustarse a las indicaciones del informe especial del IPCC sobre 1,5 ºC.

Por desgracia, esos mecanismos han quedado sustituídos por un diálogo entre países. Salvando unos discretos compromisos, los doce días de duración de la COP25 evidencia la importante diferencia entre lo comprometido y lo necesario. Es imprescindible que la COP25 proporcione compromisos firmes, señales políticas claras, claridad en los próximos pasos de todas las partes, en particular de los mayores emisores, sobre cómo aumentarán su ambición climática mediante la creación de ODS transformacionales mucho antes de la COP26.

Las B corps en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25)

Las B Corp estamos abordando el gran problema del cambio climático a través de una respuesta colectiva y decidida, que anima a las compañías a declarar la emergencia climática, a desarrollar planes de reducción y compensación de gases de efecto invernadero y participar en B Corp Climate Collective; la defensa del clima, utilizando el colectivo como forma de alcanzar una economía cero en carbono; y la constante revisión y, si es necesario, actualización de los criterios requeridos a las compañías integrantes para su correcta adecuación a las necesidades actuales.

En el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) celebrada en Madrid durante estos días, más de 500 empresas se han comprometido públicamente hoy a acelerar la reducción de sus emisiones de gases de efecto invernadero. Estas compañías aplicarán medidas para alcanzar un nivel neto cero de emisiones para el año 2030, 20 años antes de los objetivos fijados en el Acuerdo de París (2050), y contribuirán de esta forma a la limitación del calentamiento global a 1,5 ºC.

Las B Corps son empresas que cumplen con los más altos estándares de desempeño social y ambiental, de transparencia y de responsabilidad legal. Hay más de 3.000 B Corps en el mundo, de más de 70 países y 150 industrias, que aprovechan su fuerza empresarial para resolver los principales desafíos sociales y medioambientales a los que se enfrenta el planeta actualmente, incluida la crisis climática.

Este compromiso con la reducción drástica de las emisiones de carbono, que conduzca a un futuro neto cero de emisiones para 2030, forma parte de los esfuerzos de acción climática de las B Corps en el mundo. Además, demuestra un verdadero liderazgo por parte del sector privado en una época de graves disturbios e incertidumbres ambientales y económicas.

Gonzalo Muñoz, Campeón Climático de Alto Nivel para la COP25, apunta, por su parte, que,“como cofundador de la primera B Corp en América del Sur, cofundador de Sistema B, y como Campeón Climático de Alto Nivel de la COP25, me entusiasma anunciar a la secretaría de la UNFCCC, y al mundo, los compromisos y el coraje de más de 500 B Corps para lograr reducir sus emisiones netas a cero para 2030. Todos los sistemas económicos deben cambiar si queremos evitar el peor impacto del calentamiento global y alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La comunidad global de B Corp tiene un papel fundamental que desempeñar en este proceso. Necesitamos el liderazgo empresarial para acelerar el ritmo de las reducciones de emisiones en cada una de las empresas y abogar por una política favorable al clima con los gobiernos. Las B Corps pueden liderar este camino para demostrar lo que es posible realizar, tanto individual como colectivamente”.

Declaración de la comunidad B Corp para la COP25

Vivimos tiempos convulsos. La conferencia mundial sobre el clima, clave para abordar la aceleración del cambio climático y el colapso ecológico, se ha visto obligada a trasladarse a otro lado del mundo cuatro semanas antes del evento. Esta situación se produce como consecuencia de la amenaza más inmediata y creciente para nuestro orden social mundial: la persistencia y aumento de las desigualdades sociales.

Para nosotros, está claro que estas dos crisis están relacionadas, y las respuestas se ven limitadas por un sistema económico que premia la búsqueda de beneficios al tiempo que externaliza de forma insostenible sus costes medioambientales y sociales. Esto se refleja en decisiones que dan prioridad a la rentabilidad financiera a corto plazo, a menudo a expensas de las personas, las comunidades y el mundo natural del que depende toda la vida. Como líderes empresariales, reconocemos estas crisis como una amenaza sobre la salud de los mercados y de las empresas. Como seres humanos, reconocemos estas crisis como amenazas sobre nuestra calidad de vida y la de nuestros hijos.

Tendremos más que decir en un futuro próximo sobre este fallo subyacente del sistema, pero, en el contexto de la COP25, la ciencia demuestra que un aumento de 1,5 °C en la temperatura media mundial es el límite para reducir el peor impacto sobre nuestro planeta y sus habitantes, especialmente en las comunidades de primera línea, que serán las más afectadas. En la trayectoria actual, se estima que alcanzaremos este límite en 2030.

Creemos, por tanto, que es imperativo que todas las empresas muestren liderazgo en la eliminación de las emisiones de gases de efecto invernadero, en la reducción de la huella de carbono y en la garantía de una transición justa de los trabajadores desplazados y de las comunidades hacia una economía de cero emisiones netas. Además, creemos que es imprescindible usar el poder de nuestra voz colectiva para abogar por cambios de políticas que eliminen obstáculos, alineen incentivos e impulsen una acción climática contundente.

Un compromiso con la acción climática

El movimiento B Corp es una iniciativa de liderazgo. Todos sus miembros firman una Declaración de Interdependencia en la que se afirma que “todos los negocios deben llevarse a cabo como si las personas y los lugares importaran […] y que, por lo tanto, somos responsables unos de otros y de las generaciones futuras”. Todos los miembros de B Corp se comprometen legalmente a llevar a cabo sus actividades teniendo en cuenta el medio ambiente y a todas las partes interesadas, no sólo a los accionistas.

En este contexto, el movimiento B Corp está desarrollando las siguientes medidas urgentes: 

  • Acción por el clima. Muchas B Corp de todo el mundo son líderes en respuesta a la emergencia climática, incluidos los pasos que se describen a continuación. Instamos a toda la comunidad global B Corp a que tome las siguientes medidas:
  • Declarar una Emergencia Climática. Utilizar el Climate Emergency Playbook for Business como hoja de ruta, con el objetivo de involucrar al equipo directivo en los hechos basados en la ciencia y en las implicaciones para su negocio y para la sociedad, especialmente para los más vulnerables.
  • Acelerar la reducción de carbono. Calcular sus emisiones de referencia de alcance 1-3, alineadas con un estándar independiente, reconocido internacionalmente, y comprometerse a acelerar su trayectoria actual de reducción de emisiones utilizando el módulo Climate Action del SDG Action Manager para cumplir con los objetivos globales de un aumento de la temperatura media de 1,5 °C.
  • Desarrollar un Plan de Emisiones Netas Cero. Compensar las emisiones de carbono restantes para lograr cero emisiones netas entre 2025 y 2050.
  • Unirse al B Corp Climate Collective. Formar parte de una comunidad global de aprendizaje y práctica en relación con la acción climática, la justicia climática y la defensa del clima.
  • Defensa del clima. La acción voluntaria de las empresas individuales es insuficiente para hacer frente a la magnitud de la emergencia climática. Por ello, nos comprometemos a utilizar el poder de nuestra voz colectiva para abogar por los cambios de política necesarios para eliminar los obstáculos y alinear los incentivos para lograr una transición rápida y justa hacia una economía con cero emisiones. Compartiremos públicamente en 2020 una política y una estrategia de promoción para que la comunidad global B Corp apoye una acción climática contundente.
  • Actualización de nuestros estándares. Los requisitos de rendimiento para la certificación B Corp están diseñados para diferenciar a los líderes, y se utilizan como una hoja de ruta gratuita y como conjunto de herramientas para la acción de decenas de miles de otras empresas en todo el mundo. B Lab comenzará inmediatamente a reevaluar sus requerimientos en el contexto de la emergencia climática y de otros problemas urgentes a los que se enfrenta el mundo. Las recomendaciones propuestas, basadas en un proceso de participación pública de múltiples partes interesadas, se presentarán al Consejo Asesor de Normas de B Lab independiente. 

Reafirmamos hoy nuestro compromiso con la acción colectiva e inmediata para detener e invertir la trayectoria climática actual y construir un sistema económico cuyo propósito sea crear prosperidad compartida y duradera para todos y a largo plazo. No sólo hacemos un llamamiento a nuestra comunidad B Corp, sino a todas las empresas para que promuevan soluciones climáticas significativas que aseguren la salud de las personas y de nuestro planeta para las generaciones futuras.

Desde AlmaNatura destacamos algunas claves de nuestra declaración de emergencia climática, incluyendo a nuestro equipo de trabajo para convertirnos en agentes de cambio en todos nuestros procesos como empresa social.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Deja un comentario