¿Qué es un Pueblo Vivo?

Un “Pueblo vivo” revierte la despoblación rural. Durante esta semana hemos desarrollado este concepto en el Curso RURAL2030 de la Universidad Internacional de Andalucía.

En AlmaNatura queremos impulsar la visión innovadora de los municipios, fresca y con recursos para hacer frente a retos y generar nuevas oportunidades que mejoren la vida de las personas que vivimos en el mundo rural.

Lo realmente difícil es dar una solución escalable para la realidad de cada municipio, pero siempre partimos de una premisa: que un pueblo vivo, en su esencia, es sostenible, emprendedor, innovador, participativo y con una identidad suficientemente fuerte para no compararla con la ciudad.  

Estas características son las que dan nombre a lo que en AlmaNatura llamamos “Pueblo Vivo”, pueblos que revierten el movimiento de la despoblación. 

¿Cómo definimos el concepto de “Pueblo Vivo”?

Para que un pueblo sea un “Pueblo Vivo”, el foco debe estar en aumentar el bienestar físico, emocional y social/ambiental de las personas en el territorio rural. Reconocer el poder de las emociones y las relaciones positivas; de la integración y la participación en la comunidad; del desarrollo personal y laboral; de la protección de los derechos; y de la vida comprometida y significativa. Pero a su vez ser conscientes de que el bienestar solo se completa si nos entendemos como parte de la naturaleza y nos hacemos responsables de su protección. 

Pueblo Vivo es un concepto muy nuevo que sabemos que están impulsando desde varias regiones (Aragón, Cuenca, etc.) y que pretende que sirva de motor económico para que sea susceptible de ser replicado por otros territorios. Al fin y al cabo, un Pueblo Vivo necesita:

  • Identificar aspectos que originan el desarrollo endógeno y nichos de oportunidad.
  • Atraer capital privado y público para impulsar los recursos endógenos de manera sostenible.
  • Extraer necesidades reales de la población que puedan ser traducidas por las políticas públicas en proyectos medibles a lo largo del tiempo.
  • Empoderar a los habitantes para que puedan resolver sus propios problemas. La administración pública es un instrumento más, no la solución, por ello es importante vincularlos como actores y no como víctimas, para garantizar el desarrollo sostenible municipal. 
  • Contribuir al desarrollo de un nuevo discurso sobre el territorio rural y sus posibilidades como un espacio necesario para la aplicación de los ODS y garantizar el bienestar de la humanidad.

Grandes Retos de Pueblo Vivo

Para poder impulsar y reconvertir los discursos a nivel social sobre el papel fundamental que ejercen los pueblos en el equilibrio sistémico de nuestra sociedad, es necesario poder dejar las comparativas entre el pueblo y la ciudad, entendiendo y respetando la autenticidad de cada ecosistema y entendiendo que ambos se nutren de la misma forma. No podemos encasillar al mundo rural como “centro de atracciones” de las personas de la ciudad, entender que los pueblos son algo más que sitios turísticos ideales para descansar y desconectar, sino también como espacios donde poder trabajar e invertir en calidad de vida a cualquier edad. 

El reto de los Pueblos Vivos es comenzar a atender con atención y paciencia el valor de los intangibles sociales es decir, identificar mentalidades, actitudes y creencias que hacen de freno a la creatividad, innovación, liderazgo y emprendimiento de espacios que aún están por descubrir y que necesitan ser mirados con atención y trabajados para construir sobre lo aprendido un discurso donde integrar nuevas maneras de gestionar los pueblos desde el respeto de la historia y del conocimiento acumulado de generación en generación. 

Un Pueblo Vivo precisa de espacios de inspiración, de innovación y gestión del riesgo, donde se puedan construir de forma conjunta estados de ánimos que proyecten perspectivas de futuro desde la autenticidad de lo que son, fueron y quieren ser.  Para ello es necesario impulsar las competencias de liderazgo, germinar la innovación y el emprendimiento diseñando nuevas formas de hacer y sentir el mundo rural. 

Pueblo Vivo se convierte en una gran plataforma ideológica donde fortalecer el sentido de pertenencia, crear entornos de confianza, espacios para la cocreación de iniciativas piloto, viajar para traer iniciativas que funcionan en otros lugares de España y del mundo y hacer frente a los grandes desafíos globales como el cambio climático, integración de la economía circular, especialización inteligente, etc. y sobre, todo generar espacio de investigación donde el valor sea la conversación con antiguas y nuevas generaciones de los pueblos para poner en valor su conocimiento y adoptar otros nuevos a través de la formación de calidad y capacitación comunitaria ante las nuevas tecnologías, metodologías de trabajo y formas de pensamiento.

Pueblo Vivo creador de oportunidades locales

Como se ha identificado en puntos anteriores, muchos son los campos de acción de un Pueblo Vivo, aunque quizás según estudios y comentarios de grandes personas influyentes en el fortalecimiento del tejido rural, los tres grandes campos de oportunidad para poder construir un sistema fortalecido en los pueblos serían las siguientes:

  1. Alimentación y salud (producción de alimentos sanos y saludables, garantía alimentaria para todos, cura de enfermedades, investigación biomédica…); el aumento de la esperanza de vida traerá nuevos desafíos y oportunidades.
  2. Conservación y cuidado del planeta (cambio climático, descontaminación, reconstrucción y recuperación de ecosistemas, nuevas fuentes de energía…); es el mayor desafío que tenemos como especie y el “gran sector económico” que va a generar más economía y actividades productivas en las próximas décadas.
  3. La modernización de sectores tradicionales y el auge de otros a través de la aplicación de la biotecnología y producción de nuevos alimentos, las energías limpias, la movilidad y los transportes, la economía de los intangibles y las nuevas formas de consumo.

Pueblo Vivo y la Estrategia ante el Reto Demográfico

Pueblo Vivo se vincula directamente como un marco de trabajo y de conexiones para poner en marcha y fortalecer las iniciativas descritas en la Estrategia de Reto Demográfico, enumeramos algunas de esas iniciativas:

  1. Equilibrar las prioridades de intervención social y poner en valor el capital humano del medio rural, con especial atención a las dotaciones en equipamientos sociales ligados al envejecimiento o la discapacidad, priorizando actuaciones de formación que generen oportunidades, especialmente para mujeres y jóvenes.
  2. Propiciar el envejecimiento activo y saludable, la conciliación familiar, la convivencia intergeneracional y promover el acceso de las mujeres rurales a la participación comunitaria.
  3. Establecer las condiciones adecuadas que favorezcan la atracción de población, el retorno de quienes quieren regresar a la región, y reforzar la conexión con el talento de aquellas personas que desean aportar al desarrollo de Extremadura desde el exterior de la misma.
  4. Facilitar el acceso a las infraestructuras y a los servicios públicos en el territorio para combatir desequilibrios y condicionantes, estableciendo nuevos modelos más eficientes y sostenibles, creando entornos que garanticen la movilidad y accesibilidad a toda la población.
  5. Garantizar una conectividad digital adecuada en todo el territorio, que permita a la ciudadanía el acceso a los servicios digitales.

Pueblo Vivo y las Alianzas

El impulso de los pueblos como Pueblos Vivos sería imposible sin la implicación de las alianzas públicas y privadas, como las personas que viven en el pueblo, personas emprendedoras, Ayuntamientos, empresas locales o grandes empresas alineadas con hacer de los pueblos un lugar donde ampliar horizontes hacia un mundo sostenible y equilibrado donde todo el mundo pueda tener las mismas oportunidades.

Para ello no se puede olvidar la importancia de la promoción del tejido social y económico de forma colaborativa para mejorar al territorio, las empresas, el empleo y la calidad de vida de todas las personas que han elegido apostar por el mundo rural. 

Estas alianzas pueden ser impulsadas desde cualquier institución o persona, a través del diseño y puesta en marcha de programas e iniciativas que atiendan desde la escucha y la conexión apostando por las entidades que vertebran el territorio como GAL, GDR, Mancomunidades, etc. con colectivos de igual importancia qué están conectados a la realidad diaria como colectivos sociales y económicos de los pueblos.

RURAL2030. Nuevos liderazgos para la transformación positiva del medio rural

Durante los días 25, 26 y 27 de Julio hemos profundizado entorno al concepto “Pueblo Vivo” gracias al Curso RURAL2030 de la Universidad Internacional de Andalucía, desarrollado por AlmaNatura y con la colaboración de la Excma. Diputación de Huelva.

El tiempo de calidad que nos hemos dedicado ha permitido generar las conclusiones indicadas en este artículo y nos ha permitido conocer a muchos actores clave que trabajan por la reactivación rural. Venidos de toda la geografía Española, hemos sembrado una importante semilla para definir el concepto “Pueblo Vivo” de forma consensuada y con diferentes actores que trabajan en pro del rural.

Estamos emocionados, ha sido increíble, una formación que ha vivenciado la importancia de lo público y de lo privado trabajando juntos mientras involucramos a un pueblo para hacer suyo el concepto “Pueblo Vivo”. Y ahora sí, nos vamos a descansar, ¡Volvemos el 1 de septiembre! Sed muy felices.

Subscríbete por mail y recibe más info sobre desarrollo rural

Quiero suscribirme

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Hola buenas me gusta viver en pueblo quiero acontrar algún pueblo de Andalucia
    Quiero alguna ayuda para vivier
    Salud Gracias

También te puede interesar