Medio Ambiente, Sociedad

Incentivar la responsabilidad social de las empresas

Los Premios Empresa Social apoyan las iniciativas empresariales que luchan por mejorar la economía, respetan el medio ambiente y los derechos sociales.

“Hacer un mundo mejor es posible”. Son muchos los que piensan así y actúan en consecuencia. Cada cual desde su ámbito de acción.

En el caso del mundo empresarial, un objetivo es mejorar las prácticas empresariales para influir en la transformación de la sociedad. Así lo plantea la Fundación Mundo Ciudad y a ello quiere contribuir con sus Premios Empresa Social. Y es que tienen claro que “gracias a nuestra dedicación y trabajo, día a día logramos que los valores sociales sean, cada vez más, un compromiso de todos aquellos que formamos este planeta”.
Desde la Fundación Mundo Ciudad premian cada año la responsabilidad social corporativa o empresarial. Con sus galardones quieren “incentivar y reconocer públicamente aquellas actuaciones estratégicas e innovadoras que generen valor para la sociedad” y también para la propia empresa, potenciando ejemplos sociales de compañías responsables ante la población, la naturaleza y los valores humanos.
Porque la responsabilidad social corporativa va más allá del cumplimiento de las leyes, de forma que las empresas deben ajustar sus estrategias y acciones para conseguir un equilibrio entre las dimensiones económica, social y ambiental, teniendo en cuenta principios como la democracia, la autoayuda, la justicia y el apoyo a la comunidad. Todo ello para conseguir una entidad socialmente responsable, como es el caso de las empresas de economía social.
Así, los Premios Empresa Social, un proyecto de la Fundación Mundo Ciudad, ponen en valor las iniciativas de empresas públicas o privadas, homenajeando su labor social y sus iniciativas responsables. Para la próxima edición, la de 2014, ya está abierto el plazo de inscripción para los interesados en participar en estos premios.
En los últimos años han sido galardonadas grandes firmas como Galletas Gullón, Hero España o Campofrío, en la edición de 2012, y Philips Ibérica, Eroski, Vodafone España o Seur, entre otras, en la edición de 2013.

Esta idea se basa en el Pacto Mundial de Naciones Unidas (United Nations Global Compact), una iniciativa internacional que promueve la implantación, en las actividades y las estrategias de negocio de las empresas, de 10 principios de conducta y acción en las áreas de Derechos Humanos, Normas Laborales, Medio Ambiente y Lucha contra la Corrupción. Se trata de la mayor iniciativa voluntaria de responsabilidad social empresarial en el mundo, impulsada por el antiguo secretario general de Naciones Unidas Koffi Annan.

La ecuación es sencilla y beneficia a todos los actores implicados: responsabilidad más sostenibilidad es igual a rentabilidad para la empresa y mejoras para la sociedad. Para ello es fundamental poner en práctica los 10 principios mencionados:

En el ámbito de los Derechos Humanos:

Principio 1: Las empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos humanos fundamentales, reconocidos internacionalmente, dentro de su ámbito de influencia.
Principio 2: Las empresas deben asegurarse de que no son cómplices en la vulneración de los derechos humanos. Por ejemplo, una política eficaz en la cadena de suministros ayuda a las empresas a evitar verse implicados en casos de abusos de los derechos humanos.

En cuanto a normativa laboral:

Principio 3: Las empresas deben apoyar la libertad de afiliación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva.
Principio 4: Las empresas deben apoyar la eliminación de toda forma de trabajo forzoso o realizado bajo coacción.
Principio 5: Las empresas deben apoyar la erradicación del trabajo infantil.
Principio 6: Las empresas deben apoyar la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo y la ocupación.

En el área de Medio Ambiente:

Principio 7: Las empresas deberán mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente, para no acabar perjudicando los recursos naturales o la sociedad.
Principio 8: Las empresas deben fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental.
Principio 9: Las empresas deben favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medio ambiente.

Para luchar contra la corrupción:

Principio 10: Las empresas deben trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidas la extorsión y el soborno. Para ello, pueden unirse a los gobiernos, las agencias de la ONU y la sociedad civil para trabajar por una economía global más transparente.
Los Premios Empresa Social recomiendan a todas las empresas comprometidas en políticas responsables su unión a The Global Compact.

El objetivo final es conseguir entre todos, de forma individual o como en este caso, colectiva, hacer un mundo mejor. ¿Crees que es posible?

Deja un comentario