Creatividad, Emprender

Moldes para la resolución eficaz de problemas

Cinco moldes para entrenar tu mente. Amplia la soluciones a tus problemas y cambia si crees que es necesario, la manera de afrontar los bloqueos creativos.

Replantearos las cosas significa considerar soluciones distintas para cualquier tipo de problema. Huimos de ellos porque tienen connotaciones negativas, ya sea un problema de pareja, económico o de lanzamiento de nuestra idea de negocio. Sí, huimos por el miedo a afrontar las consecuencias, unas consecuencias que son la mayor parte desconocidas pero que nuestra fantasía, moldea y juega con nosotros pensando en dragones, catástrofes mundiales y un sin fin de anomalías paranormales que pueden interferir y hacer frente para que nuestro miedo inconsciente este más que justificado.

Cuando vemos los problemas con una sóla perspectiva, nos atascamos y miramos para otro lado para ver si tenemos la suerte de que otros vengan a ponerle solución pero esto no siempre funciona. A veces no nos podemos librar de ellos y depende de nosotros y nuestro estado anímico, para afrontarlos con perspectiva o bien luchar hasta la estenuación. Hoy me gustaría deciros que existe una manera más divertida de hacer frente a los problemas, mediante la puesta en marcha del replanteamiento y la creatividad.

Replantearse: reconsiderar, modificar, revisar.

¿Para qué es importante replantearse las cosas?

Aprendemos durante toda la vida ya que nuestro cerebro es plástico y puede cambiar su estructura y configuración en función del entorno y el aprendizaje. Entrenar nuestro cerebro mediante nuevas formas de pensar nos da la opción de enriquecer nuestras respuestas ante conflictos exteriores o interiores. La Neurociencia nos ofrece multitud de razones por las cuales es importante replantearse los problemas, ya que nuestro cerebro observa de forma selectiva apoyado por los recuerdos de acontecimientos pasados. Esto nos hace confundir nuestras percepciones, extendiendo nuestra forma de pensar hacia los demás y limitando las opciones para el bienestar personal y social.  Replantearnos los problemas nos permite:

  1. Observar lo familiar desde otra perspectiva.
  2. Poner en acción el coraje de poner en práctica nuevas ideas.
  3. Estar abiertos a soluciones diferentes y mejores.
  4. Ampliar el autoconocimiento para sentirnos mejores con nosotros mismos y con los demás.
  5. Ver los problemas como trampolines hacia el aprendizaje.

Moldes para resolver problemas

  • Pregúntate el por qué de las cosas.

e34bb4f2f100efab4afc4e70af65871a

Concéntrate y plantéate al menos tres porqués sobre la naturaleza esencial del problema. Ej: ¿Por qué tengo que hacer así esto? ¿Por qué esto es un problema? ¿Por qué empezó todo?

  • Prestar atención.

c900cf7b562b8b66b689afaa8c5db196

Prestar atención no es concentrarse sino más bien enfocar nuestra mente en algo estimulante e interesante para nosotros. Busca la novedad en el problema ¿qué te llama la atención y activa tu curiosidad? Ej: ¿Puedo convertir este problema en un reto estimulante para mi? ¿Cómo podría yo dividir este problema en tres? ¿Cómo nos sentimos las personas implicadas en este problema?

  • Adopta la perspectiva de un murciélago.

d3910ced83c64fd5e3730c76401611be

Como bien sabéis, los murciélagos duermen hacia abajo. Es un punto de vista diferente para darle solución a tus problemas. Sea lo que sea lo que estas pensando, dale la vuelta y adopta otro punto de vista más inusual. ¿Te puede servir esa solución?

  • Uno + Uno son más de dos.

968d9bc8aa2a217712141ba0085ae8c3

Pregunta a una persona que no esté dentro del problema ¿cómo lo abordaría? Reconoce aquellos aspectos que no estás teniendo en cuenta y súmalo a los tuyos. Crea un abanico de soluciones y pon en práctica aquellas soluciones que impliquen un win to win para las dos partes.

  • Pon en marcha tu imaginación ¿Qué sucedería si?

bd0b639cf9c1efae3094984f04c28c57

Aplicar el concepto de pensamiento de página implica distanciarse de las preocupaciones diarias y cuestionarse aquellos aspectos de nuestra vida que vemos con normalidad. Dar riendas a nuestra imaginación en momentos de conflicto o de preocupaciones aisla a la mente del bucle tóxico de la parálisis y nos adentra en el maravilloso mundo de las oportunidades. ¿Qué pasaría si los jamones fueran dorados? ¿Qué sucedería si no estuviera trabajando aquí? ¿Qué sucedería si empezara esta relación de nuevo? ¿Qué haría de otro modo?

Este y otros muchos moldes pueden ser aplicados para poder resolver problemas, atascos y bloqueos. No te aseguro que con ello puedas solucionarlo todo, pero te permite entrenar tu mente para hacerla más flexible para cuando realmente sea necesario. Los problemas son los baches de la vida que nos permiten poner en acción todo nuestro potencial y herramientas.

[Tweet «Tómate los problemas como quieras, pero recuerda que la llave para solucionarlos la tienes tu.»]

“No basta con reconocer las competencias con las que nos sentimos bien. Hay que saber controlar las que más nos cuestan, y eso sólo se consigue dedicándoles muchas horas de trabajo y de estudio” Punset

¿Eres emprendedor/a o persona inquieto/a? ¡Pulsa Aquí!

Deja un comentario