Desarrollo Personal, Emprender

¿Por qué a veces nos cuesta tanto alcanzar nuestras metas?

Nos quejamos continuamente de lo rápido que pasa el tiempo y de lo difícil que es conseguir nuestros objetivos . Aún estamos a tiempo de parar esto.

Para mi Septiembre es como primero de año. Me compro un cuaderno nuevo, un boli de color y me siento alguna tarde antes de incorporarme de nuevo al trabajo para plantearme qué quiero hacer en este curso escolar. Muchas son las ideas que me surgen, unas pendientes y otras nuevas que estoy deseando poner en marcha para ver los resultados. Así me alimento de la energía que supone para mi comenzar una idea nueva, producto del descanso y de la desconexión durante las vacaciones. Luego, no sé si os ocurre, pero el día a día empieza a dinamitar tu planteamiento, te cuentas que una vez que te adaptes al ritmo del trabajo sacarás algún tiempo para dar forma a esas ideas, objetivos, metas o proyectos. Al final va pasando el tiempo y pospones, pospones y pospones hasta que te planteas de nuevo que quizás no ha sido el momento adecuado y que a principios de año, pondrás esta vez todo tu empeño en conseguirlo. Vaya rollo nos contamos ¿Eh?. Es hora de entender qué nos ocurre y por tanto por dónde podemos empezar para dar forma al camino que queremos recorrer hasta alcanzar nuestros objetivos.

¿Para qué te levantas por las mañanas?


Esto empieza fuerte, vaya con la preguntita. Es difícil de responder y lleva su tiempo y dedicación pero puedo prometeros que es un antes y un después cuando consigues esclarecer tu propósito.  Éste nos ayuda a dar sentido y dar significado a cada una de las acciones que realizamos, ofreciéndonos una perspectiva llena de posibilidades y argumentos para alcanzar aquello que más deseamos. Casi todas las respuestas a esta pregunta van encaminadas a conseguir la felicidad, algo que aún no tenemos claro qué pero que podemos relacionar con hacer aquello que realmente queremos hacer: conseguir nuestros sueños… Para que estos sueños (objetivos, metas o proyectos) se hagan realidad debemos querer bajarlos a la tierra y transformarlos en metas. Para poder alcanzar estas metas es necesario ser capaces de elegir y tomar la decisión de acercarnos a ella.

Esto suena muy bonito, soy consciente, y por ello os propongo hacer un ejercicio (es importante que no mires el segundo paso antes de terminar el primero):

1.- Piensa en las 5 personas más importantes de tu vida y escríbelo en un papel.

2.- ¿Estás tu entre esas 5 personas?

Si no somos prioritarios para nosotros… ¿Cómo vamos a poner empeño y esfuerzo para conseguir nuestras metas? Como bien dice Sergi Torres en este video que he compartido, tenemos la opción de ser felices pero nos saboteamos por la simple razón de no enfrentarnos al esfuerzo que eso implica y la fantasía de que si nos dedicamos a nosotros mismos nos dejarán de querer. Recordad, que si estamos mal nuestro entorno también estará mal y a la inversa. Podemos pensar que somos grandes actores pero siento deciros que la insatisfacción personal tarde o temprano sale a relucir y afecta a nuestro entorno a través de malas contestaciones, malos modos o largos períodos de tristeza sin motivos. Si te remueve algo esto que estas leyendo, es que estás preparado para pasar el siguiente punto. ;-)

Pasos para alcanzar nuestras metas.

[Tweet “”Si apuntas a nada…eso conseguirás””]

  1. Apunta: ¿A dónde queremos ir? ¿Qué queremos conseguir? Escribir nuestras metas nos ayudará a poner nuestras capacidades a trabajar para conseguir nuestros objetivos.
  2. Créetelo: Tenemos todos los recursos necesarios para alcanzar nuestras metas.
  3. Se consciente: ¿A qué tienes que renunciar para conseguirlo?
  4. Mide el impacto: ¿Qué ganas si lo consigues? ¿Qué pierdes si no lo llevas a cabo?
  5. Perfila: Creemos que con desearlo es suficiente para obtener lo que deseamos. Es necesario Perfilar tus primeros pasos en este camino ¿Qué primer paso tienes que dar para alcanzarlo?
  6. Concreta: ¿Cuando vas a dar el primer paso? ¿Para cuando quieres conseguir este primer paso? (Concreta cada uno de los pasos necesario y recuerda que no hay un segundo paso sin terminar el primero)
  7. Motívate: ¿Qué sientes al pensar que lo estas conseguiendo? Si realmente es algo que te mueve…¿cómo puedes recordártelo si en alguna ocasión lo dejas a un lado? (Escríbelo y pégalo en algún sitio visible de tu casa o trabajo)
  8. Amplia: ¿Cómo afectará positivamente a tu entorno cuando lo consigas?

Puede que no funcione pero no perdemos nada por intentarlo. Ya me contaréis los resultados! No hay que esperar a fin de año para hacernos promesas…

“Una persona puede hacerse a si misma feliz o miserable independientemente de lo que esté pasando fuera, tan sólo cambiando los contenidos de su conciencia”

¿Te interesa seguir conociendo algunos pasos más en tu desarrollo personal? ¡Pulsa Aquí!

Deja un comentario