Emprender, Participación, Sociedad

¿Cómo hacer que los jóvenes participen en el desarrollo de su pueblo?

Los entornos rurales necesitan de políticas de participación juvenil que incentiven la participación del colectivo juvenil.

Hace como unos 12 años, antes de conocer a alma natura, fundé junto a grandes compañeros de la carrera y amantes de nuestro pueblo, la Asociación Ambiental Olontense “Vía Verde”. Nuestro compromiso por recuperar, aportar y sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de crear conciencia ambiental y proteger nuestros paisajes como es el río Odiel, significaba para mi un reto personal y colectivo. ¿Eso qué me aportó en el futuro? Pues si os soy sincera me aportó mucho más de lo que creía. A nivel personal confianza, ilusión, proyección, capacidad de liderazgo y escucha, empatía hacia los diferentes colectivos, facilidad a la hora de trabajar con personas, afianzamiento de mi pasión por la educación ambiental, etc. Pero sobre todo lo que me llevo de aquella época es la sensación de formar parte de un sistema, unidos por un objetivo común, donde mi opinión era tomada en cuenta y donde se reconocía mi papel como jóven en la gestión de algo tan grande para mi en aquella época como la mejora y desarrollo de mi pueblo, Gibraleón.

Con esta experiencia que os cuento, miro a mi alrededor y veo a una mayoría de jóvenes desmotivados, que huyen de sus pueblos por falta de oportunidades y también por escasez de apoyo y refuerzo de la comunidad juvenil como parte importante en el desarrollo de planes de desarrollo rural. Son talento, energía, buenas ideas, que se esfuman por falta de integración. Estamos estancados en los discursos típicos de que los jóvenes no quieren participar, que son muy apáticos… nos hemos preguntado a caso si lo estamos haciendo bien para que se impliquen y participen? Desde mi perspectiva como joven y ciudadana rural, os comparto algunas claves que para mi son importantísimas para implicar a las personas jóvenes en la toma de decisiones.

¿Por qué es importante que participen los jóvenes?

Cuando hablamos de participación no hablamos sólo de formar parte de iniciativas de ocio local sino que formen parte de forma activa en las políticas de desarrollo rural. La participación juvenil tiene sus condiciones y necesita de unos aspectos mínimos para que funcione bien. Lograr que los jóvenes se implequen en el impulso de los territorios rurales significa muchas cosas, los jóvenes son el futuro de la agricultura y otras industrias pero a menudo no existe una dirección ni el apoyo necesario para que puedan contribuir en sus territorios. Los entornos rurales necesitan de los jóvenes porque:

  • Están más abiertos a la tecnología y a la innovación.
  • Están llenos de motivaciones, sueños y entusiasmo para hacer frente a los diferentes obstáculos.
  • Están preparados para un mundo sin fronteras donde los productos/servicios pueden ser externalizados.
  • Tienen habilidades y capacidades para la cooperación, la asociación y el trabajo en equipo.

¿Se te ocurre alguna razón más?

Pasos a seguir para lograr la participación juvenil

Si la palabra “desarrollo” tiene connotaciones de futuro, es lógico que los jóvenes como “futuro” del territorio sean los que se involucren en las políticas de desarrollo rural. Hoy en día sabemos qué significa participación pero realmente no sabemos eso que implica para la consecución de resultados que hagan avanzar a los municipios fijando población, creciendo en recursos y potenciando el valor íntrinseco de vivir en el pueblo. Porque creo en el papel fundamental de los jóvenes, aquí os dejo algunos pasos que para mi son indispensables para lograr la participación activa en políticas de desarrollo rural de este colectivo:

  1. Reflexionar junto a los jóvenes sobre para qué quieren desarrollarse en un pueblo y cómo lo quieren hacer.
  2. Formar a colectivos juveniles y a los agentes precursores de las políticas de desarrollo rural (administraciones públicas y privadas) en partipación social como instrumento de conexión entre entidades y jóvenes.
  3. Crear procesos de participación con sentido e integrales. Con ello quiero decir, que cuando se inicien los procesos participativos los resultados sean para incorporarlos e integrarlos en las políticas y no sea para que se archiven. Los jóvenes necesitan sentirse “partes de” y no una mera herramienta para la justificación administrativa.
  4. Generar procesos continuos y transparentes donde se conozcan las razones de las decisiones.
  5. Potenciar el asociacionismo juvenil como agentes de cambio en las políticas de desarrollo rural.
  6. Conocer las necesidades reales de los jóvenes rurales para construir un programa de empleo, formación, etc. acorde a las necesidades actuales de este colectivo.
  7. Impulsar el liderazgo juvenil en sectores como la agricultura, la artesanía, etc. mediante la creación de una red de jóvenes interesandos en la cultura tradicional de los pueblos para dar continuidad a los oficios y donde puedan incorporar novedades al sector.
  8. Ofrecer razones para que los jóvenes quieran participar, con formatos innovadores que incorporen las nuevas tendencias tecnológicas, formativas, etc.
  9. No obsesionarnos con los números. Es mejor pocos jóvenes con entusiasmo que muchos jóvenes sin dirección.

Si se te ocurre un décimo punto para hacer que los jóvenes participen en el desarrollo rural de tu pueblo o comarca, estoy deseando escucharte para poder incorporarlo. Podríamos seguir apuntando cosas pero es importante hacer una selección razonada de alguna de ellas y empezar a aplicarlas. ¿Cuál elegirías para empezar?

¿Quieres conocer más ideas para fijar población rural? ¡Pulsa Aquí!

Foto destacada: pexels.com

Deja un comentario