Animación socio-cultural, Desarrollo Rural, Dinamización, Educación, Participación

La importancia de las asociaciones juveniles en el desarrollo rural

El fomento de asociaciones juveniles en los municipios mejoran la participación y suman en pro del relevo generacional de las comunidades rurales.

Desde pequeño siempre pertenecí a distintos tipos de asociaciones sin ánimo de lucro; asociaciones juveniles, deportivas, culturales etc. Asociaciones formadas por jóvenes de pueblo con el único propósito de desaburrirse y realizar proyectos para los habitantes de nuestro pueblo, Arroyomolinos de León. Proyectos como la primera Oficina de Turismo “El Postigo” que tuvo conexión a internet allá por el 1998, exposiciones de pintores locales, gymkhana culturales, campamentos en plena naturaleza para los más pequeños, etc.

Fueron años intensos de jugar a hacer todo aquello que se nos pasaba por la imaginación sin pretensiones de nada, tan solo el gustazo de pasarlo bien haciendo aquello que nos motivaba y nos hacia felices. Sin duda fueron años llenos de aprendizajes, retos y responsabilidad que me han formado como persona, en ningún caso fue tiempo perdido más bien tiempo invertido.

[Tweet “El movimiento asociativo juvenil favorece la participación y aporta al desarrollo local #desarrollorural”]

Cada día observo como mi pueblo y sus jóvenes caen en la desmotivación, la incertidumbre con respecto a los estudios y futuro laboral, la desestructuración tanto social como cultural de los pueblos es evidente en estos últimos 10 años. Un pueblo asociado y vinculado a objetivos comunes es un pueblo que genera oportunidades a sus habitantes, por ello es muy importante que el movimiento asociativo juvenil sea fuerte y cohesionado. Este movimiento asociativo juvenil es el que va a permitir el desarrollo de la comunidad y la implicación y compromisos de los jóvenes asegurando la continuidad y renovación de sus habitantes. El Consejo de la Juventud de España hizo un diagnóstico sobre la juventud rural donde aparecían algunas de las cuestiones sobre las que reflexiono.

Este movimiento asociativo a medida que va pasando el tiempo termina fructificando en cooperativas de aprovechamientos de los recursos del entorno, freelances que deciden trabajar desde su pueblo, empresas que valoran y pontencian los valores del entorno, etc. Este movimiento termina generando riqueza y esperanza de vida en los pueblos, asegurando el relevo generacional y la superviviencia de las zonas rurales.

Jóvenes_ rurales

¿Qué factores son necesarios para construir o mantener un tejido asociativo y que este aporte al desarrollo local?

Las causas o circustancias que destaco en el mundo asociativo rural tras mi experencia son:

  • Lideres o agentes tractores.- La existencia de personas que por su carisma son capaces de motivar e incentivar la participación, son ejemplo de vida que hacen que todo lo que proponen en la comunidad sea apoyado por una mayoría.
  • Entorno sociales sanos.- Entornos libres de personas tóxicas que no torpedeen las inciativas de las asociaciones.
  • Recursos materiales.- No siempre son necesarios recursos económicos para desarrollar pequeñas inciativas a nivel local. Aquí el apoyo de entidades locales es fundamental para el colectivo. Tener un local y acceso a instalaciones hace que el colectivo se sienta útil en la comunidad.
  • Identificación de valores comunes.- Identificar estos valores, potenciarlos y trabajar sobre ellos para que sean el elemento que cohesione a todos los miembros de la Asociación. Estos valores permancerán a lo largo del tiempo y siempre estarán presentes en las personas que han pasado por la Asociación.
  • Coherencia y transparencia en los procesos de participación.- Todos los miembros implicados deben ser honestos, se establece una relación entre iguales donde deciden dedicar el tiempo a algo que les motiva y les hace felices. Es muy importante velar por una participación sana y desinteresada al menos en colectivos juveniles.

Los movimientos asociativos juveniles son el futuro de las zonas rurales, su permanencia y arraigo dependerá del sentido de pertenencia a la comunidad y sobre todo y fundamentalmente de las oportunidades que el municipio le de a esos jóvenes cada vez más formados y con más iniciativas tecnológicas. Evidentemente son procesos lentos y con resultados a largo plazo pero duraderos en el tiempo, prueba de ello es AlmaNatura, un proyecto de resiliencia en el medio rural con 19 años de experiencia que comenzó como un movimiento asociativo joven.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Comentarios

Frederich Rodríguez dice:

Hola Israel, me gusta mucho tu artículo… Estoy interesado en formar varias asociaciones juveniles en mi país (República Dominicana).

Me gustaría tu asesoría.

Saludos

Buenas tardes Frederich:
Me alegra que hayas pasado y leído alguno de los artículos que desarrollamos desde Almanatura para ayudar a personas en el ámbito social. En cuanto al asesoramiento no conozco la normativa de República Dominicana pero buscando por la red he encontrado algunos recursos que te pueden ayudar. Gracias de nuevo!!! Que vaya muy bien. Saludos.

En este enlace hay bastantes recursos y acceso a legislación relacionada. Espero que te sean de ayuda.
http://fundaciones-sos.blogspot.com.es/2011/07/como-crear-un-ong-en-la-republica.html

Deja un comentario