Economía, Emprender

¿Es ético ganar dinero en las empresas sociales?

No sólo es ético, sino que es intrínseco a la actividad como emprendedor social. Compartimos algunas reflexiones sobre la importancia de la sostenibilidad económica.

Las entidades que trabajamos en el sector del emprendimiento social durante años estamos acostumbrados a que está cuestión esté siempre en el aire. Josep M. Miró un especialista en emprendimiento social en una sus entrevistas comenta que uno de los grandes problemas a los cuales se enfrentan los emprendedores sociales, es la ética de ganar dinero a través de atender necesidades sociales de las comunidades desfavorecidas.

“Antes se ganaba dinero y por otra parte se destinaba una parte de los beneficios en ayudar a la sociedad, es lo que conocemos como RSC. Estamos adoctrinados para pensar que las dos cosas no se pueden hacer a la vez, estamos forzados a disociarnos. O bien luchamos por ser ricos y sobrevivir a la sociedad de consumo o por otra parte somos pobres y altruistas. Los emprendedores sociales apuntan hacia el futuro, nos anclan a la economía de la proximidad de las personas basada en la sostenibilidad que se traduce en crear negocios de una manera ética, responsable, sostenible en el tiempo, que generan beneficios para la comunidad y para uno mismo.”

Por si os ayuda a construir una opinión en este debate, adentrémonos en sus definiciones:

  • Empresa: Una empresa es una organización de personas que comparten unos objetivos con el fin de obtener beneficios.
  • Social: Si centramos este concepto en el contexto de la empresa, se define social como la conciencia sobre el impacto que nuestras decisiones y acciones tendrán en la sociedad en el futuro.

Si mezclamos estos dos conceptos, surge el concepto de Emprendimiento Social: “Es una empresa cuyo objetivo primario es lograr impacto social más allá de generar beneficio económico, que opera en el mercado con productos y servicios innovadores, que utiliza sus excedentes para alcanzar objetivos sociales y que gestiona de forma transparente involucrando a las personas afectadas por una necesidad social en su actividad empresarial.”

¿Es ético ganar dinero en las empresas sociales?

Es curisioso que la mayoría de las personas relacionan el emprendimiento social con la solidaridad de enfocar su actividad laboral de forma gratuita a cubrir necesidades sociales. Punset nos pone al alcance en los primeros minutos del vídeo, una cuestión interesante que puede dar luz a esta pregunta, ¿Es ético ganar dinero en las empresas sociales?. Se hace indispensable cubrir nuestras necesidades básicas para poder dirigir nuestro potencial a ayudar a otras personas. Los emprendedores sociales tienen que obtener los recursos necesarios para poder vivir y mantener la estructura de la empresa y así generar los recursos básicos para su actividad empresarial. Lo interesante de las empresas sociales, es el concepto de transparencia enfocado a poner a disposición de la comunidad las ganancias anuales al igual que la confianza de poder asignar sus recursos económicos, a la investigación e innovación de los productos/servicios que se ponen al servicio de la ciudadanía.

Nos encontramos en un momento donde la colaboración, las relaciones sociales y el compartir, generan el contexto necesario para la construcción de una comunidad más atendida y donde el poder para garantizar estos resultados depende exclusivamente de la ciudadanía. Apostar nuestro talento en ayudar a los demás, es un valor presente en el emprendimiento social garantizando así un sistema más sostenible a nivel económico pero también científicamente probado, mucho más feliz.

La Economía del Bien Común y la Economía Social

Seguro que en los últimos años estáis escuchando reiteradamente términos como Empresas de procomún, Sharing Economy, Eco-sostenibilidad o la Teoría del Decrecimiento. Todas ellas pretenden impulsar un nuevo modelo económico: La Economia del Bien Común promovida por el profesor austriaco Christian Felber. Esta nueva economía se basa en los valores fundamentales con la que nuestras relaciones tienen éxito: confianza, aprecio, cooperación, solidaridad y voluntad de compartir. Aquí la búsqueda de beneficio y la competencia se transforman en esfuerzo hacia el bien común y la cooperación. Se recompensa a las empresas que se ayuden mutuamente. Las empresas con un buen balance del bien común consiguen beneficios legales: impuestos más bajos, reducción de aranceles, crédito más barato, prioridad en la contratación pública y en los programas de investigación, etc. La entrada en el mercado es más fácil para las empresas responsables, y los productos y servicios éticos, ecológicos y regionales son más baratos que los no éticos, no ecológicos y globales.

Este modelo al igual que otros donde el beneficio económico es el medio y no el objetivo, ha dado paso en todo el mundo a la Economía Social, que se presenta como el marco de acción del emprendimiento social porque da forma a una gestión autónoma y transparente además de democrática y participativa. Todo esto da como resultado entidades más innovadoras y eficaces arraigadas al territorio. Este tipo de economía puede ser desarrollada por cooperativas, fundaciones, autónomos, asociaciones, sociedades laborales y empresas sociales que presentan las siguientes características:

  • No forman parte del sector público ni están controladas por ellas.
  • Están dotadas de personalidad jurídica propia.
  • Toman sus propias decisiones para organizar todas sus actividades.
  • Presentan libertad de adhesión.
  • Su economía está enfocada a satisfacer las necesidades de personas.
  • Son organizaciones democráticas.

Según Cepes (Confederación Empresarial Española de Económia Social) existe un nuevo concepto de economía, una nueva forma de producción y consumo donde el tamaño y la vinculación a la colectividad son indispensables. En España este movimiento está produciendo una revolución silenciosa, está transformando empresas en entidades humanas donde la ética social y la gestión empresarial van unidas de la mano. Ejemplo de ello, es la Fageda. Aquí os dejo un video que os encantará y resumen claramente todo lo que hemos hablado en este post.

Caminamos hacia nuevos modelos de empresas donde las mejor valoradas son aquellas que generan conocimiento, innovación y nuevos caminos para cubrir necesidades sociales, en tu mano está crear empresas con propósito social que te permita vivir y hacer el bien en la sociedad.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre emprendimiento social!

Deja un comentario