Emprender, RSE

Lean Canvas para crear empresas sociales

Hay herramientas que te ayudan a hacer de tu negocio un modelo más social y sostenible para la sociedad del futuro.

Sois muchos los que nos preguntáis como alinear la parte empresarial con la parte social, como aportar valor social y poder ganar dinero dignamente y poder seguir resolviendo problemas sociales. Para dar forma a nuestra idea y aportar una solución real es necesario detectar aquellos factores claves que lo traducirán en un modelo de negocio sostenible, para ello os planteo el uso de una herramienta como el Canva social que utilizada poniendo el foco en lo social da unos resultados estupendos. ¿Preparado/a?

Modelo de Negocios: Describir la lógica de nuestra empresa por la cual crea, entrega y captura valor.

Para que una empresa social funcione, es necesario determinar quién está dispuesto a pagar por nuestro producto/servicio. Es cierto, que en muchas ocasiones los destinatarios son personas con un poder adquisitivo muy bajo pero si el resultado es innovador y sostenible en el tiempo y para ellos, se presenta como algo necesario para mejorar su calidad de vida e incluso en algunos casos aumentar sus ingresos. Si esto es imposible, tenemos que preguntarnos ¿Quién va a pagar por ello? Pueden ser administraciones públicas o entidades privadas pero siguen surgiendo muchas preguntas. ¿Cómo y cuánto van a pagar? ¿Cómo le vamos hacer llegar el producto? ¿Costes de producción? ¿Líneas de ingresos para hacer sostenible el negocio? Emprender no es sólo tener una idea, es crear un motor de cambio donde todas y cada una de las piezas cobren sentido.

La empresa social lleva consigo siempre a debate la ética, pero hemos visto que los modelos de emprendimiento social ofrecen la oportunidad de ganar dinero de forma sostenible para generar beneficios a las comunidades sociales que presentan nuevas y antiguas necesidades que son incapaces de ser atendidas por las administraciones o la responsabilidad social corporativa de las pequeñas y grandes empresas. En función de esto, Kim Alter presenta una clasificación de empresas sociales en base a la integración entre lo social y lo empresarial:

  • Embebidas: La parte social y empresarial están unificadas. Si existe beneficio social, también existe beneficio económico. Los destinatarios forman parte del proyecto como clientes, empleados o propietarios.
  • Integradas: La parte social y empresarial comparten ciertos recursos para el desarrollo de sus actividades. La parte empresarial financia la parte social.
  • Externas: Las dos partes no están integradas ya que la parte empresarial soporta la parte social.

Independientemente de que tipo de empresa social decidamos ser, tenemos que tener en cuenta que es imprescindible tener una triple cuenta de resultados: personas, empresa y planeta.

Modelo de Negocio Social

Existe una herramienta para diseñar modelos de negocios sociales que se denomina Canvas Model. En ella, nos plantearemos cada uno de las aspectos fundamentales que cualquier empresa tiene que tener en cuenta para combinar las tres cuentas de resultados. En el modelo Canvas se utiliza un modelo compartido de lenguaje que permite fácilmente entender como se gestiona una empresa. Para ello, utilizan nueve módulos que reflejen la lógica que una empresa social tiene que seguir para conseguir resultados económicos y sociales. En los diferentes módulos se plantean una serie de preguntas, que os ayudarán a darle forma. Estos 9 módulos son los siguientes:

  1. Segmentos de clientes: Sin nuestros clientes es imposibles que el modelo de negocio funcione pero en una empresa social es muy importante diferenciar los usuarios de los clientes. Su diferenciación es la clave para determinar los canales de conexión entre unos y otros. ¿Para quién creamos valor? ¿Cuáles son nuestros clientes más importantes? ¿Qué tienen en común nuestros usuarios y clientes?
  2. Problema Social: Necesidades detectadas en el colectivo foco. ¿Qué tipo de necesidad hemos detectado? ¿A cuántas personas afectan?
  3. Propuesta de Valor: Este modulo nos dará la clave para determinar para qué somos necesarios. La empresa social surge como una necesidad y no una oportunidad, por ello la propuesta de valor será el nexo de unión entre las personas usuarias y nuestro producto/servicio. ¿Cómo ayudamos a solventar el problema detectado? ¿Es entendible por nuestros usuarios? ¿Cuales serán los elementos que nos diferenciarán?
  4. Solución: El emprendedor social se compromete a crear una solución factible y real al problema social detectado. ¿Cuál es la magnitud del problema? ¿La solución empodera al ciudadano?
  5. Canales: Hace referencia a cómo nos vamos a comunicar con los clientes y personas usuarias y darles a conocer nuestra propuesta de valor. ¿Cuáles son los canales preferidos por nuestros clientes y/o usuarios?
  6. Ingresos: Este es uno de los aspectos más complicados en la empresa social y es lo que hace que una empresa se convierta en responsable socialmente o bien sea actor implicado en el cambio. Obtener ingresos requiere conocer muy bien al sector y por otra parte identificar muy claramente cuánto dinero necesitamos para mantener y vivir de nuestra empresa de una forma sostenible. ¿Estarían dispuestos a pagar nuestros clientes por nuestra propuesta de valor?
  7. Costes: Este módulo nos plantea los costes que necesitamos mensualmente obtener para mantener nuestro negocio social y por tanto seguir aportando a la sociedad. ¿Cuáles son los costes más importantes dentro de nuestra empresa? ¿Cuáles son los recursos más costosos?
  8. Métricas Clave: Indicadores que nos ofrecerá la información necesaria para detectar el estado de nuestro proyecto social y así facilitar la toma de decisiones. ¿Qué indicadores voy a fijar? ¿Cada cuánto tiempo los voy a revisar?
  9. Ventaja Competitiva: Nuestra ventaja competitiva con respecto a otras empresas no sociales, puede ir enfocada a recursos humanos, económicos, intelectuales o humanos. Estos nos colocarán en el mercado de forma competitiva identificando en ellos un valor diferencial que nos proporcionará un lugar mejor posicionado para la visibilidad de nuestro proyecto. ¿Qué es lo mejor que podemos ofrecer al mercado? ¿Qué nos hace únicos?

¿Tercer o cuarto Sector?

La mayoría de las organizaciones públicas o privadas fueron creadas hace ya muchos años, sin embargo, nuestro mundo ha cambiado, las normas culturales no son las mismas y los valores y prioridades de nuestra sociedad son distintos. Todo ello está haciendo que las organizaciones poco a poco evolucionen para adaptarse a las demandas de la sociedad. Algunos de estos negocios privados han dedicado más recursos a proveer más beneficios sociales y medioambientales, surgiendo lo que conocemos como el tercer sector donde se integran ONGs, Fundaciones, etc. Al mismo tiempo algunas organizaciones públicas y/o sociales se han movido hacia estilos de organizaciones nuevas que adoptan estrategias orientadas a la sostenibilidad empresarial y social. Con ellas surge el cuarto sector donde se integran las Empresas Sociales. Según Aspen Institute existen factores que no pueden faltar en el cuarto sector:

  • El propósito social: La organización debe tener un compromiso nuclear hacia un propósito social embebido en su estructura organizacional.
  • Los métodos de negocio: La organización puede conducir cualquier actividad legal de negocio que sea consistente con su propósito social y con la responsabilidad de sus stakeholders.
  • Influencia de los stakeholders como parte importante en el modelo de negocio.
  • Compensación justa. Sostenibilidad entre la empresa y la sociedad.
  • Ganancias razonables.
  • Transparencia.
  • Responsabilidad por la sociedad y el medioambiente.

Esperamos que la lectura de este contenido te haya servido de inspiración para desarrollar nuevos modelos de negocio o bien transformar tu modelo actual de empresa tradicional en una empresa con un carácter más social y sostenible.

¿Te gustaría saber más sobre emprendimiento social?

Deja un comentario