Desarrollo Rural, Economía

Cómo se pela un burro y otros oficios tradicionales

La falta de relevo generacional pone en jaque la continuidad del medio rural aún siendo una importante fuente de recursos.

Comienza el verano y comienza el calor. Un calor al que todo el mundo se adapta en cuanto a comportamientos y vestimenta y en el mundo rural no es menos. Es época de quitar el exceso de pelo o lana que le ha servido al burro o la oveja para protegerse del frío. Para ello, se necesita la ayuda de oficios como el “pelador de Burros” o “esquilador de ovejas”. Oficios que poco a poco están cayendo en el desuso debido a la industrialización del medio rural. El burro como compañero de trabajo cada vez está en más desuso estando incluso en peligro de extinción.

¿Por qué es importante evitar la pérdida de oficios tradicionales para el medio rural?

La pérdida de oficios tradicionales supone un abandono y falta de aprovechamiento de los recursos del medio natural. Haciendo un poco de memoria e investigando se me vienen a la mente oficios extinguidos o a punto de extinguirse como Esparteros, Lateros, Cuchareros, Teleros, Toneleros, Hilanderas, Papeleros, Zapateros, etc. oficios que utilizaban como materia prima esparto natural, lana de la ovejas, madera del bosque, etc, sin duda un aprovechamiento de recursos naturales que de una forma sostenible permitirían que el bosque estuviera limpio y que el riesgo de incendios fuera mucho menor que en la actualidad. ¿Economía circular? Eso hace siglos que estaba inventado.

Sin duda el abandono del medio rural supone una amenaza para el ecosistema y una amenaza para la sociedad y sin duda el medio natural y las personas que vivimos en el debemos desarrollar nuevos modelos de negocios que supongan un aprovechamiento sostenible del medio natural. En la actualidad son muchas las profesiones del medio rural que no se están cubriendo por jóvenes que marcharon de los pueblos a estudiar y que cuando vuelven al pueblo no saben realizar las profesiones que sus abuelos y padres realizaban y que podrían ser una fuente de ingresos y emancipación para muchos de ellos.

A continuación describo oportunidades de empleo que el medio rural necesita cubrir, estás ofertas de empleos son ofertas reales publicadas en los servicios de empleos estatales de comunidades autónomas de España, es decir son ofertas de empleo reales que no se cubren por falta de mano de obra cualificada. Empleos como: pastores, tractoristas, descorchadores, guardés de fincas, guardas de cotos de caza, podadores, injertadores, trabajos vínculados con la ganadería, trabajos vinculados con la agricultura ecológica y así un largo etcétera.

Con está demanda real, es el momento que se genere una formación reglada que preparé a futuros profesionales cualificados con habilidades y conocimiento para trabajar en el medio rural. Una formación específica que tenga una parte teórica y una parte practica en explotaciones que permitan a los jóvenes adquirir los conocimientos y la experiencia necesaria para desarrollar dichos oficios de una forma solvente y con garantías. También es momento de hacer una discriminación positiva en el pago de impuestos de los negocios que se establezcan en el medio rural, las condiciones de mercado no son las mismas que en el medio urbano y por tanto las condiciones legales y laborales deben adaptarse a una realidad completamente distinta. De estos y otros temas relacionados con el desarrollo rural y la fijación de población en enternos rurales se está hablando hoy en el II Congreso Nacional de Despoblación en el medio rural (Huesca del 22 al 23 de Junio de 2018). 

Los que vivimos en el medio rural esperamos de encuentros como estos, medidas tangibles y realizables que se pongan en marcha lo antes posible, son muchos los pueblos españoles que están en peligro de extinción.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

 

Deja un comentario