Empleo, Emprender

Cómo afrontar procesos de selección de personas en una empresa social

Las empresas con propósito buscan la coherencia entre lo personal y lo profesional y se alejan de los títulos.

Durante el mes de Julio como responsable de recursos humanos en AlmaNatura, he estado inmerso en un proceso de selección para incorporar a partir de Septiembre una nueva persona al área de gestión de proyectos. Un mes intenso en el que se han presentado 80 personas de perfiles y puntos geográficos nacionales e internacionales muy distintos. Toda una oportunidad de seleccionar la mejor persona y toda una responsabilidad hacerlo de la forma más justa para todos los condidatos/as.

Llevar 20 años en AlmaNatura seleccionando a personas que den lo mejor de ellos a tu organización no es fácil y no siempre se acierta, hay personas muy hábiles en mostrar o enseñar el perfil que estás buscando aunque eso no concuerde con su realidad.

Tener presente lo que he vivido este mes es lo que ha motivado a escribir este post, un post que pretende arrojar luz para aquellas personas que estén inmersas en algún proceso de selección. Noto una mejora considerable en la elaboración de los currículums en los últimos años, se nota que los orientadores laborales han influido positivamente fundamentalmente en el orden de los contenidos, en mostrar lo mejor del candidato, en la elaboración de las cartas de presentación y en mostrar parte de habilidades y destrezas adquiridas a lo largo del tiempo.

Hasta aquí todo según lo previsto, currículo bien organizado, títulos bien cumplimentados y experiencia demostrables para trabajar en una empresa tradicional, pero ¿qué ocurre si la empresa es una empresa social con propósito? ¿Qué ocurre si la empresa en vez de preguntar por títulos te pregunta por tu propósito personal? ¿Y si además te hace grabar un video para presentarte?

Si esto ocurre, no hay más remedio que salirse del guión e intentar ser tu mismo/a, el currículo ya no es importante e incluso la experiencia profesional tan solo te servirá para apoyar tu discurso con ejemplos concretos. Es el momento de poner encima de la mesa tu valores, tus motivaciones personales y lo que de verdad importa, aún con el riesgo de que quizás tu valores personales no encajen con los valores de la empresa. Si esto ocurre, créeme que es una buena noticia, no habrás perdido el tiempo ni tu ni la empresa en fraguar una relación profesional sin futuro.

Aspectos a tener en cuenta como candidato/a en empresas sociales

Es importante remarcar que son muchas las circunstancias personales que se dan en un proceso de selección y que ninguno de los aprendizajes se pueden generalizar. Propongo extraer de mis conclusiones el aprendizaje y adaptarlo a la realidad y tipo de empresa concreta. A continuación identifico aquellos aspectos que empresas sociales como AlmaNatura tienen en cuenta en la conformación de sus equipos de trabajo:

1.- No pienses solo en los títulos no son tan importantes, lo importante es la aplicación de contenidos. Aplica con sentido todo lo que has aprendido en tu educación formal, pon tus conocimientos al servicio del proyecto y hazlo crecer en base a tu experiencia personal y profesional.

2.- Se autodidacta, demuestra tu capacidad de aprender por ti solo. En un mundo donde los retos son cada vez mayores y donde todo o casi todo está escrito y presente en las redes ser capaz de aprender y organizar todo ello te hará ser más autónomo y productivo.

3.- No te presentes a todo, reúnas o no el perfil. En empresas con propósito es muy importante que compartáis el mismo lenguaje y que haya una comunicación fluida. En está fase de la selección donde aún no hay confianza tener temas de los que hablar y experiencias alineadas con el propósito es un plus en la selección final.

4.- Empleado o desempleados tienen las mismas opciones. En este tipo de empresas lo importante es que tengas claro que es lo que aportas a la resolución del propósito, tu situación laboral puntual no va a sumar ni restar en el proceso.

5.- Evidencia a lo largo del proceso hechos demostrables. Para las empresas en muy importante que las palabras se puedan comprobar con hechos y con testimonios reales, desde contactos de otras empresas hasta webs o blog con trabajos realizados.

6.- Define tu propósito personal. Un buen análisis de tu propósito personal marca el camino de tu futuro profesional. El propósito te permitirá identificar que empresas están alineadas y como consecuencia donde hay oportunidades reales de colaboración.

7.- Se coherente. Se tu mismo y no intentes construir un personaje que no tiene nada que ver contigo por el simple echo de encajar. Se coherente tanto en el plano personal como profesional.

Son muchos los estudios que dicen que tan solo el 20% de los trabajadores son felices en sus trabajos, y esto es por que tan solo buscamos en el trabajo un salario que nos compense. A un trabajo y a las empresas no solo hay que pedirles dinero también hay que pedirles proyectos que nos llenen como personas y condiciones flexibles que nos permitan dar lo mejor de nosotros tanto en la empresa como en nuestra vida. Os dejo algunos estudios que miden de la felicidad en el trabajo.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre empresas sociales!

Comentarios

Montserrat García dice:

Tomo nota.
Gracias.
Felices Vacaciones.

Hola Montserrat,
Gracias por pasarte por aquí. ¡Mucha suerte! Feliz Verano también para ti.

Deja un comentario