Cuando en el post anterior traté el tema del Teatro Social, se estaba fraguando también este nuevo post. El pasado día 25 de junio tuve el “valor” y el placer de entrevistar a la directora y actores del espectáculo “Despertamos” que forma parte de un proyecto estupendo y amplio denominado Caravan, Artistas en el Camino. Y digo “valor”, ya que fue toda una experiencia nueva para mí.
Como resultado os dejo unos audios con algunas de las preguntas de la entrevista y sus sinceras y agradables opiniones. Todos estuvieron muy receptivos y me encantó charlar y conocerlos después de haber disfrutado de una estupenda puesta en escena. Tengo que pedir disculpas si algo no se escucha bien, ya que está grabado con un mp3. Igualmente pido disculpas porque uno de los audios (el de Joaquín Galán) por alguna razón técnica que desconozco, se ha perdido en el espacio de mi mp3 y no he podido rescatarlo. Como compensación os dejo una entrevista que le hizo el diario de Extremadura. Leedla; es muy interesante. Y desde aquí lo invito a que nos escriba para enviarle las preguntas de nuevo. Nos encantaría tener su opinión.

¿De qué hablamos…?

Juana Casado, la directora, nos contó que cuando la gente tiene poco, agradece más lo que recibe. Desaparece la cuarta pared y la energía es un intercambio, un trueque… todo es más cercano y por lo tanto más humano. Ella insiste en que por supuesto, Otro Teatro es Posible.

Jonas Froberg, nos dijo que durante seis años ha comprobado que cuando se trabaja con jóvenes de los suburbios, cuando ellos pueden escribir, actuar, cantar… cuando alguien les escucha de verdad, algo pasa. Comienzan a tener coraje, fuerza, pensamientos, sentimientos y a decir:”yo no sabía que podía hacer esto” y se hacen dueños de su propia vida aunque al inicio ofrecen cierta resistencia o piensan “esto no puedo hacerlo”, o incluso “esto es cosa de poetas…”

Guillermo Morales, piensa que todo el mundo debería hacer teatro, dinámicas grupales, acciones físicas que le permitan interactuar. Hablamos de Biomecánica en el teatro y nos contó que hemos olvidado el grupo y que en su trabajo con niños y adolescentes en campamentos de varias lenguas, la comunicación entre ellos se establece de forma espontánea. Retroalimentación. Antes de decidir qué temas tratar desde el teatro social él insiste en que hay que preguntar a los adolescentes qué es aquello que necesitan; hacer dinámicas donde haya contacto físico, que parezcan juegos pero enfocadas a la actuación posterior para que luego puedan actuar sintiéndose implicados y estando desinhibidos.
Le pregunté por alguna frase de la canción de Keny Arkana… y me comentó que hemos perdido mucho más que el átomo… apenas miramos la Luna y quizás hayamos perdido el Norte. Situarnos en posición de observador y protagonista, porque ante el entusiasmo del público, de los niños…, es como uno se deja contagiar por ese “bicho” que le pica al actor: la gasolina. No es el dinero, eso seguro.

Beatriz Ortega siente que el teatro social es un posicionamiento en la vida, que hay una transformación en la persona (en el actor) cuando se implica en ello. Que tratar estos temas sociales en el teatro hace que se despierten conciencias, y no sólo las del público o la sociedad, sino también la del actor-persona, que al pasar por ciertas crisis existenciales o preguntarse por qué estoy aquí, por qué tengo esta necesidad de transmitir…, se da cuenta y ve la crudeza pero siempre pensando en cómo combatirla de forma positiva. Ella cambiaría muchas cosas: el orden entre ellas. Partir de cero. Su mensaje es que hay que morir para renacer. Nos dijo con una sonrisa contagiosa: “Todos tenemos mucha fuerza pero lo olvidamos…”
Ante esta frase que debía terminar: “Mirar desde otros ángulos, leer para actuar, actuar para cambiar, cambiar para…” Beatriz nos contestó: … ser mejor y aportar.

¿Y qué es Caravan Proyect…?

(Camión + Actores + Ideas + Talleres) x (Comunidad + Ganas de Renacer) / (Problemas + Apatía + Conformismo + Individualismo) x Crisis = Caravana "Aristas en el camino"

Es decir:
Once organizaciones culturales de nueve países europeos que trabajan en un contexto de crisis global (economía, cultura, sociedad…) con el propósito de Construir, Empoderar y Crear teatro comunitario por allí donde pasen.
Utilizan para ello símbolos, talleres y formatos de teatro social que vuelven (afortunadamente) a estar visibles. Rebelarse desde adentro. Desde aquello que nos toca y nos hace sufrir. Las personas que tengan la suerte de recibir alguno de estos talleres o de verlos actuar en su Caravana, no sólo disfrutarán de lo que reciban sino que podrán a su vez participar con alguna acción y “dar” a los actores de la compañía su propia visión del tema. Puro intercambio de saberes.

En el caso del relevo Español, dentro del Caravan Project, la obra elegida ha sido el espectáculo Despertamos, producido por el Centro TNT que se presentó en Sevilla los días 23 y 24 de junio en el Centro TNT y al día siguiente comenzó su gira por Europa, pasando por: Puertollano (Ciudad Real), Vila-real (Castellón), El Vendrell (Tarragona), en las ciudades francesas de Lyon y Estrasburgo, en Bruselas, en las ciudades alemanes de Hamburgo y Münster y en Holstebro. En esta ciudad danesa ha concluido su gira el pasado 24 de julio. Donde otra compañía toma el relevo.
Su directora Juana Casado, actores de TNT – Joaquín Galán, Beatriz Ortega y Guillermo Morales - y Jonas Froberg, actor y director del Teatro Spyra de Goteburgo (Suecia), han sido los responsables contagiar el lema de “Otro teatro es posible” por allí donde han abierto su particular “Barraca”

¿A quiénes representan…?

A un parado, un inmigrante, una mujer maltratada y un banquero. Los textos en los que está basada la obra son de María Cabrera, basados en frases de Brecht, Chaplin, Gioconda Belli, Lenin, Cervantes y el 15-M. Personas y “personajes” de la historia y de la actualidad.

Nos representan a todos. Crisis personales, financieras, de valores… Por eso esta obra nos llega, nos sumerge y nos toca. Y como dije en el artículo anterior: este tipo de teatro nos pone cabeza abajo.

Sinopsis:

La mujer maltratada sufre una crisis de valores. El banquero una crisis familiar: su mujer se va con otra mujer. El parado se queda sin nada e intenta vivir construyendo tiendas de campaña. El inmigrante ha dejado todo atrás en pos de un sueño que no encuentra por ningún lado. Una reyerta inesperada los lleva a la cárcel y se ven obligados a compartir una noche. Por la mañana se han convertido en “otros”. Sus miradas han cambiado. Se produce un “Despertar".

¿Y la música … ?
Letra del rap “El Quinto Sol” de Keny Arkana (Video: 5ème soleil)

 

Enlaces donde documentarse:

1. Qué es la Biomecánica
2. DEL MOVIMIENTO A LA PALABRA: MEYERHOLD. Isabel Cristina Flores
3. Biomecánica de Meyerhold. Película original
4. Biomecánica de Meyerhold en Mukachevo
5. Qué es Agitprop
6. El teatro en la guerra como Agit-Prop. Luís Miguel Gómez Díaz

Enlaces sobre Caravan Proyect:

1. Entrevista a Joaquín Galán ACTOR. Periódico Extremadura
2. Acciones del Proyecto Caravan en Sevilla
3. Facebook Juana Casado
4. Facebook Caravan Proyect Internacional
5. Facebook Caravan Proyect España
6. Facebook Atalaya - Centro TNT
7. Facebook Beatriz Ortega
8. Web Teater Spira

Nos consideramos tremendamente afortunados por nuestra participación gracias a nuestro esponsor Metalquimia y a las personas (con mayúsculas) que hemos conocido en Benasque. Lugar mágico sin igual, donde durante tres días hemos podido disfrutar de enormes cantidades de conocimiento compartido y hacer las conexiones más improbables que nuestra empresa hubiera llegado a soñar.

Somos personas que nos importan las personas y “lejos de dorar la píldora” de organizadores y asistentes, debemos admitir que ha sido un gran evento de emprendedores que quieren cambiar las cosas. También de empresas consolidadas comprometidas con su presente y futuro inmediato. Hemos podido disfrutar de sesiones concentradas de conocimiento como:
- Tecnologías emergentes que van a impactarnos pronto
- Una síntesis de los avances científicos que debes conocer
- Nuevas técnicas en gestión de modelos de negocio y agilización de procesos
- Metodologías ágiles para el desarrollo de proyectos
- Etc.

Muchas de las conclusiones puedes disfrutarlas en este post de Yorokobu, excelente artículo elaborado por Mar Abad y a la que conocimos personalmente en el evento. También en la web de Cofest donde en el post “Cofest 2012: Collaborations in progress” se dejan ver los contenidos, documentos y referencias más interesantes aportadas por organizadores y participantes.

Desde almanatura, también queríamos aportar nuestro granito de arena en la participación de un espacio donde reinaba el emprendimiento, las ideas y las ganas de cambiar el mundo. Antes que el absurdo sentimiento de cómo no podemos hacer nada: “Hablemos de la crisis”. Muy lejos de esta realidad, nos hemos sentido libres de pensamientos destructivos y llenos de ese “optimismo inteligente” al que se llega haciendo, proponiendo y esforzándose. Así en el último día, Alfons Cornella, fundador de Infonomía y Co-Society nos propuso retos y propuestas para los nuevos escenarios y paradigmas que veremos en los próximos años. A continuación dejamos presencia de algunos de los retos y propuestas que el grupo de asistentes [startups, estudiantes y empresas consolidas] dejaron:

Retos:

- Una sociedad más sana
- Generación distribuida de la energía
- Alimentación para una población mayor
- Economía del “Do it your self”
- Nuevos instrumentos de relación
- Gobierno “low-cost”
- Como difundir herramientas para innovar en las PYME
- Intercambio de profesionales entre empresas
- ¿Cómo será el banco transparente?
- Sistemas educativos para nuestros sistemas de gobierno
- Reinventar la industria turística
- Aprovechar las capacidades de las personas sin ocupación
- Fracaso como aprendizaje
- Luchar por una especialización del turismo
- Exportar buenas ideas
- Metodologías ágiles para proyectos
- Mercado de servicios entre empresas
- Optimización y transparencia de lo público.

Propuestas:

- Crear empresa en 24 horas
- Innovación en la escuela
- Utilice la sostenibilidad social
- Fiscalidad de la innovación
- Más idiomas en la escuela
- Que grandes empresas apadrinen startups
- Recolocación de profesores “quemados”.

Hay mucho por hacer, más bien, está todo por hacer. Y buena prueba de ello son algunos de los proyectos con los que tuvimos la oportunidad de compartir y de los que seguro darán que hablar en unos años (muchos ya lo están haciendo):

Manahmana. Desarrollo de la creatividad e innovación de las personas en las organizaciones.
Spanisland. Centro comercial virtual.
Etceter. Una nueva manera de compartir información en internet.
The Wallery. Arte en los muros.
Nektria. Servicios de movilidad inteligente.
Superacció. Inserción social de niños y jóvenes con riesgo de exclusión social mediante la práctica del triatlón.
HallSt. El mercado para negociar habitaciones de Hotel.
AgLa4D Construction Technology. Realidad aumentada.
Noomad. Nuevo sistema de doble rueda delantera para bicicletas.
Undefined. Desarrollo de software a medida.
Workea. Empleo especializado.
Natural Design. El valor del diseño natural.
Yorokobu. Revista on y off-line dedicada a la innovación, la inspiración, las tendencias, la creatividad, ...
Savorism. Red social de fotografías de comida y bebida.
Novagroup. Consultora de estrategia y creatividad.
Emottid. Diseño emocional.
Thinktwise. Sistema de aplicaciones para reinventarse y optimizar la producción y adquisición de conocimientos.

Para terminar quiero hacer referencia a tres puntos extraídos del post “Consigue eventos más humanos” en el que hemos destacado tres grande grandes activos que han hecho de BrainBoost Cofest 2012 un gran espacio humano donde las personas han sido las verdaderas protagonistas:

1.- Empatiza con las necesidades de nuestros participantes antes de que lleguen al evento.
2.- Simplifica para construir eventos sofisticados que lleguen al corazón de los asistentes.
3.- No caigas en la arquitectura del espectáculo y los fuegos de artificio, generemos eventos transformadores que enriquezcan.

En este álbum de Flickr hemos subido las fotos de Brainboost Cofest celebrado en Benasque.

Nos consideramos tremendamente afortunados por nuestra participación gracias a nuestro esponsor Metalquimia y a las personas (con mayúsculas) que hemos conocido en Benasque. Lugar mágico sin igual, donde durante tres días hemos podido disfrutar de enormes cantidades de conocimiento compartido y hacer las conexiones más improbables que nuestra empresa hubiera llegado a soñar.
Somos personas que nos importan las personas y “lejos de dorar la píldora” de organizadores y asistentes, debemos admitir que ha sido un gran evento de emprendedores que quieren cambiar las cosas. También de empresas consolidadas comprometidas con su presente y futuro inmediato. Hemos podido disfrutar de sesiones concentradas de conocimiento como:
- Tecnologías emergentes que van a impactarnos pronto
- Una síntesis de los avances científicos que debes conocer
- Nuevas técnicas en gestión de modelos de negocio y agilización de procesos
- Metodologías ágiles para el desarrollo de proyectos
- Etc.

Muchas de las conclusiones puedes disfrutarlas en este post de Yorokobu, excelente artículo elaborado por Mar Abad y a la que conocimos personalmente en el evento. También en la web de Cofest donde en el post “Cofest 2012: Collaborations in progress” se dejan ver los contenidos, documentos y referencias más interesantes aportadas por organizadores y participantes.
Desde almanatura, también queríamos aportar nuestro granito de arena en la participación de un espacio donde reinaba el emprendimiento, las ideas y las ganas de cambiar el mundo. Antes que el absurdo sentimiento de cómo no podemos hacer nada: “Hablemos de la crisis”. Muy lejos de esta realidad, nos hemos sentido libres de pensamientos destructivos y llenos de ese “optimismo inteligente” al que se llega haciendo, proponiendo y esforzándose. Así en el último día, Alfons Cornella, fundador de Infonomía y Co-Society nos propuso retos y propuestas para los nuevos escenarios y paradigmas que veremos en los próximos años. A continuación dejamos presencia de algunos de los retos y propuestas que el grupo de asistentes [startups, estudiantes y empresas consolidas] dejaron:

Retos:

- Una sociedad más sana
- Generación distribuida de la energía
- Alimentación para una población mayor
- Economía del “Do it your self”
- Nuevos instrumentos de relación
- Gobierno “low-cost”
- Como difundir herramientas para innovar en las PYME
- Intercambio de profesionales entre empresas
- ¿Cómo será el banco transparente?
- Sistemas educativos para nuestros sistemas de gobierno
- Reinventar la industria turística
- Aprovechar las capacidades de las personas sin ocupación
- Fracaso como aprendizaje
- Luchar por una especialización del turismo
- Exportar buenas ideas
- Metodologías ágiles para proyectos
- Mercado de servicios entre empresas
- Optimización y transparencia de lo público.

Propuestas:

- Crear empresa en 24 horas
- Innovación en la escuela
- Utilice la sostenibilidad social
- Fiscalidad de la innovación
- Más idiomas en la escuela
- Que grandes empresas apadrinen startups
- Recolocación de profesores “quemados”.
Hay mucho por hacer, más bien, está todo por hacer. Y buena prueba de ello son algunos de los proyectos con los que tuvimos la oportunidad de compartir y de los que seguro darán que hablar en unos años (muchos ya lo están haciendo):
Manahmana. Desarrollo de la creatividad e innovación de las personas en las organizaciones.
Spanisland. Centro comercial virtual.
Etceter. Una nueva manera de compartir información en internet.
The Wallery. Arte en los muros.
Nektria. Servicios de movilidad inteligente.
Superacció. Inserción social de niños y jóvenes con riesgo de exclusión social mediante la práctica del triatlón.
HallSt. El mercado para negociar habitaciones de Hotel.
AgLa4D Construction Technology. Realidad aumentada.
Noomad. Nuevo sistema de doble rueda delantera para bicicletas.
Undefined. Desarrollo de software a medida.
Workea. Empleo especializado.
Natural Design. El valor del diseño natural.
Yorokobu. Revista on y off-line dedicada a la innovación, la inspiración, las tendencias, la creatividad, ...
Savorism. Red social de fotografías de comida y bebida.
Novagroup. Consultora de estrategia y creatividad.
Emottid. Diseño emocional.
Thinktwise. Sistema de aplicaciones para reinventarse y optimizar la producción y adquisición de conocimientos.
Para terminar quiero hacer referencia a tres puntos extraídos del post “Consigue eventos más humanos” en el que hemos destacado tres grande grandes activos que han hecho de BrainBoost Cofest 2012 un gran espacio humano donde las personas han sido las verdaderas protagonistas:
1.- Empatiza con las necesidades de nuestros participantes antes de que lleguen al evento.
2.- Simplifica para construir eventos sofisticados que lleguen al corazón de los asistentes.
3.- No caigas en la arquitectura del espectáculo y los fuegos de artificio, generemos eventos transformadores que enriquezcan.
En este álbum de Flickr hemos subido las fotos de Brainboost Cofest celebrado en Benasque.

Estamos en un momento histórico sin igual, la tecnología cambia cada día, el inminente cambio de paradigma social, la acuciante crisis económica y de valores, las acentuadas desigualdades sociales, el elevado paro juvenil, etc. están haciendo que la población más vulnerable necesite del apoyo de Administraciones, ONGs e incluso empresas sociales que sensibilizadas apuesten por un desarrollo sostenible de los recursos.

Desigualdad rural

La apropiación de la tecnología es, sin lugar a dudas, una de las claves para eliminar brechas sociales heredadas que tienen que ver con el desarrollo social, de participación, laboral, educativo, de salud... en definitiva con el desarrollo humano.

Sin embargo, las personas que viven en el mundo rural se ven desprotegidas a la hora de buscar empleo, el pesimismo generalizado y la incertidumbre necesita de apuestas firmes que "hilen fino" y no de proyectos que de puntillas rozan dichas desigualdades.

Los objetivos emblema de la iniciativa son:

  1. Aumentar las actitudes, capacidades, oportunidades y derechos de las personas que viven en entorno rurales e influir para una mejora de la calidad de vida dentro de su entorno.
  2. Enseñar a utilizar la tecnología, para que facilite la vida de las personas y aumente las posibilidades de comunicación y desarrollo del trabajo realizado desde lo rural.
  3. Generar capacidades de autoestima y liderazgo rural, favoreciendo la creación de proyectos emprendedores que fomenten las iniciativas locales.
  4. Provocar la inclusión digital como eje que vertebre las acciones desarrolladas en beneficio de los objetivos comunitarios e individuales.
  5. Crear un ecosistema de emprendedores sociales rurales con clara vocación proactiva y de transformación en proceso.

Para conseguirlo la Escuela de Innovación Rural organiza actividades para jóvenes emprendedores, empresarios rurales, personas que habitan en entornos rurales y responsables técnicos. En dichas actividades pueden compartir conocimiento y experiencias motivadoras que fomenten la cultura emprendedora de una forma práctica e innovadora.

El uso de la Tecnología e Internet en entornos rurales

El Instituto Nacional de Estadística, publicaba su estudio sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de la Información y Comunicación en los hogares españoles en 2011. Este junto con otros informes privados como el eEspaña de Fundación Orange, nos facilita conocer el uso de Internet por nuestra población en función de las características demográficas y económicas. A continuación les dejo las aplastantes estadísticas:

Si nos adentramos entre los datos de aquellos hogares donde todavía no hay Internet o ni siquiera ordenador, encontramos que cuanto más nos alejamos de los grandes núcleos urbanos, más decrece el acceso a Internet en cualquiera de sus modalidades, de forma que en núcleos de población inferiores a 10.000 habitantes, casi el 50% de los hogares, que representan más de 1 millón y medio de hogares, no tienen acceso a Internet contratado o instalado.

Las oportunidades que ofrecen las tecnologías de información y comunicaciones como el teléfono móvil, el vídeo e Internet están distribuidas de forma desigual, haciendo que emprender en estas zonas sea un periplo que dificulta considerablemente el emprendizaje. Pero no sólo la tecnología es uno de los factores determinantes, la actitud y el paradigma compartido en dichos territorios debe ser estudiado y trabajado para su fortalecimiento, conservando valores y formas de vida que debieran ir de la mano de un desarrollo sostenible.

¿A qué aspiramos?

Las personas en el centro de nuestras iniciativas

1. Inspirar
Inspirar a las personas con ejemplos reales de quienes están llevando a cabo cambios desde la comunidad rural. Conseguir visualizar "proyectos tractores" con capacidad de liderazgo para motivar y hacer más viable emprender en lo rural.

2. Encontrarnos
A través de encuentros informales en espacios singulares, donde primen los valores de cooperación real y donde el aprendizaje se alimente del conocimiento de los asistentes. Nos vemos para trabajar, también para despejarnos.

3. Ofrecer Herramientas
Materializar soluciones aportando herramientas que ofrezcan un desarrollo profesional real y planteen soluciones innovadoras a procesos de emprendizaje rural.

4. Utilizar la tecnología
Apoyarnos en las “nuevas” tecnologías, las redes sociales y las comunidades on-line, para crear un antes y después en las iniciativas planteadas. Conseguir feed-back de los asistentes e incrementar el conocimiento generado mediante el uso de wikis, páginas en facebook, blogs, twitter, etc.

5. Comunicar

Que otro mundo es posible. Que podemos seguir disfrutando de una vida digna desde un pequeño pueblo, donde el trabajo sigue siendo parte de nuestra vida diaria, sin miedos a los cambios y a la situación económica que impera.

El lugar

Contaremos con un Centro desde el que desarrollar iniciativas in situ, en la localidad de Arroyomolinos de León, dentro del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche en la Sierra de Huelva. La cobertura inicial será a los 29 municipios que conforman este entorno rural.

También desarrollaremos propuestas itinerantes en el ámbito rural, en lugares que nos inspiren y nos inviten a la reflexión, la creatividad y el aprendizaje colaborativo: casas rurales con encanto, huertas, bodegas de jamón, restaurantes, plazas, etc. Cualquier sitio vale, tan sólo necesitamos conexión a Internet y un lugar diáfano donde poder reunirnos.

Acciones que transforman

¿Quieres colaborar con nosotros?

Los gastos derivados de la Escuela de Innovación Rural se financian a través de patrocinios. Los logotipos de nuestros patrocinadores están presente en todos los soportes de comunicación que utilizamos tanto los físicos como online. Hemos detectado una serie de beneficios exclusivamente pensados para nuestros patrocinadores:

1. Comunicación. Conseguir grandes objetivos de comunicación como patrocinador de un proyecto pionero para extrapolar e otras zonas rurales de España.

2. Innovación Social. Transformar el concepto de la empresa. De un ente jurídico/abstracto a un ente social comprometido.

3. Motivación. Una sesión gratuita de liderazgo y competencias emocionales para sus directivos y desde un entorno rural.

4. Valores sociales. El interés por las personas transmite valores sociales a los empleados, reduciendo el ausentismo y aumentando la retención de talento con lo que se reducen costos de despido y control.

5. Transparencia. La transparencia ya no es una opción es una necesidad en el nuevo paradigma. Ofrecemos transparencia informativa sobre gestión y resultados, sin artificios contables que oculten la verdadera situación de la empresa. Inversiones éticas, evitando inversiones poco transparentes y de dudosa solvencia que pongan en peligro la reputación y el futuro de la empresa.

Qué tal si nos preguntamos

Cuando vamos al teatro, ¿Vemos, miramos, sentimos…? ¿Captamos algo de nosotros mismos? ¿Pudiera ser que lo que allí sucede nos estuviera incitando, removiendo, abriéndonos la conciencia, la empatía, la ética…?
¿Tiene el teatro aspiraciones por dejarnos marcados o sólo pretende entretenernos? ¿Tenemos nosotros, como observadores expectantes alguna pretensión más allá de la mera diversión?
Y por último… ¿El teatro social nos llega o lo buscamos?
A todas estas preguntas he tratado de dar respuesta “bicheando” en los mundos virtuales, preguntando a actores comprometidos y documentándome sobre talleres, tendencias, cultura, educación y problemáticas sociales, entre otras muchas cuestiones enlazadas. En este primer post sobre el teatro social, dejaré sólo algunas de esas conclusiones. Las entrevistas irán en un post aparte.

Compartiendo y dando luz

El Teatro Social está implicado en la comunidad. Parte de ella y vuelve para afectarla positivamente. Es decir, debe promover su desarrollo y apoyar los procesos de empoderamiento de individuos y colectivos sobre los que se investiga previamente, tomando como eje principal de acción el Arte Dramático. Es en esta forma expresiva donde se reflejará la propia identidad del grupo y desde donde se puede promover la toma de conciencia para el cambio a través de un pensamiento crítico, con prácticas artísticas diversas y dinámicas que generen renovación de los vínculos culturales y sociales.
Es una forma de trabajar el teatro donde existe la posibilidad de crear relaciones entre el arte, la contemporaneidad, los colectivos y el individuo. Estos puentes hacen que la humanidad intrínseca del ser, sea valorada como tal y que se generen relaciones humanas comprometidas con su entorno. Si esto arraiga en un estrato de la sociedad sin duda se propagará como instrumento transformador. Desde la escuela, un barrio, una comunidad o colectivo… Desde cualquier lugar es posible trabajar un Teatro que nos haga sentir, reflexionar y actuar.

El teatro social es magnífico para generar cambios entre los distintos sectores de una comunidad. Para mejorar sus relaciones. Convierte el “yo” en un “nosotros” y nos muestra claramente algo que ya sabemos pero en lo que no reparamos a menudo. A veces, cuando vemos a un mendigo en un escenario, nos identificamos con él mucho más que cuando nos lo encontramos en la calle. Y esto sucede porque es importantísimo el foco, el enfoque. Estamos allí, sentados, esperando a que nos cuenten una historia y de repente alguien se queda sólo arriba del escenario con toda la luz para él y somos nosotros los que desde nuestra oscuridad le vemos. A raíz de eso, nuestra percepción ha cambiado. Ahí, cuando el mendigo nos pregunta, nos indaga…, no tenemos más remedio que VERLO y contestarle con total sinceridad. Esa respuesta es sólo nuestra pero existe gracias a que fuimos a ver esa obra de teatro y no otra. Ahí, en la toma de conciencia cruda, donde nada nos distrae, se convierte el “nosotros” en ese potente artefacto capaz de cambiar el mundo. La comunidad será capaz de generar esperanzas, mecanismos para transformar lo negativo mediante técnicas creativas, potenciará su imaginación e ingenio y lejos de sucumbir a la desidia y a la indiferencia, harán posible que toda la comunidad tenga sueños por los que luchar. Muchas manos, todo por hacer, caminos nuevos.

¿Y la energía para trans-formar-nos?

Quizás se genera así:
Soy + Estamos = Nosotros.
O lo que es lo mismo: Individuo+Grupo=Acción.

Me gustaría también, dejaros algunos puntos clave a tener en cuenta si un grupo quiere Transformar mediante el teatro social (son algunos de muchos que existen y otros que se pueden crear):

Concluir no es terminar

La dimensión de este tipo de teatro es tanto personal, porque se potencia la identidad propia, como social, porque también se acrecienta nuestro compromiso con los otros. No podemos olvidar que hablamos de Teatro, que debe haber juego, improvisación, esfuerzo, pedagogía, psicología, técnicas de voz y vestuario… Actores, espacios… Música o ruidos. Es decir, hacer teatro social no tiene que ser un drama. Las obras que más nos hacen pensar pueden ser muy divertidas o tener un punto de humor negro, ya que el ser humano se caracteriza por sanar cuando consigue reírse de sí mismo y de sus problemas. Lo que no puede fallar es la Comunicación. Ni del que “cuenta” ni del que “escucha”. Una de las claves por las que el teatro social transforma a las personas que lo realizan es precisamente porque se hacen escuchar. Esa auto-afirmación nos cura y curados estamos preparados para sanar a otros.

Continuará…

Vuelvo a la pregunta… ¿El teatro social nos llega o lo buscamos?

Pienso que ambas cosas. Aquello que buscamos, nos busca y viceversa. Pero no hay que olvidar que para generar estos espacios de teatro social hacen falta escenarios, herramientas, dinero… pero sobre todo Personas conscientes de las posibilidades que tiene el teatro, trabajado desde dentro y con los propios afectados de cualquier conflicto social, para transformar su problemática en caminos nuevos. En sueños posibles que den al individuo su verdadera dimensión como Ser independiente y Capaz para modificar su entorno y el de otras personas que estén en situaciones desfavorecidas.
Tenemos pendientes (todos) una LIBERACIÓN con Mayúsculas y quizás vaya siendo hora de hacer algo y no sólo mirar. Pongamos creatividad, gestión del conocimiento, innovación social, teatro, personas, educación, nuevas tecnologías y una pizca de sentido común en la marmita. Removamos, esperemos a que hierva, soplemos un poco y...
Ummm… ¿El teatro transforma al ciudadano o es al revés…?

Enlaces donde disfrutar y aprender:

1.- Federico García Lorca. Conferencias. Charla sobre el Teatro
2.- Laboratorio: escena e imaginación social | Coordinado por Teatro Ojo
3.- Festival Internacional de Teatro Social. Taller de mujeres Valencia
4.- Teatro del Oprimido
5.- Videos varios: Fundación por la Justicia
6.- ¿Por qué teatro social? ...Josep María Font i Font
7.- Curso de Teatro Social para la Solidaridad Intergeneracional - Letonia
8.- Web: ENCUENTRO A Desalambrar VERANO 2012. Video: Video talleres A desalambrar 2010
9.- Sociología teatral y acción promotora del teatro. Isabel Taquechel Larramendi
10.- “El secuestro de un barrio”, creada y escrita por vecinos y vecinas de las letras
11.- Y en clave de humor: Feria de Entidades 2012 - Spot TEATRO SOCIAL
12.- Teatro social para niños: TEATRO INFANTIL LA BOTIJA EL COCUYO Y LA MORA

Si bien habíamos podido disfrutar del #update6 gracias a la aplicación para ipad, en esta ocasión pudimos hacerlo en vivo y charlar con Alfons acerca de Brain Boost y Co-fest, donde participaremos la próxima semana y gracias al patrocinio de Metalquimia.

Ideas, experiencias, tecnologías y proyectos de negocio alrededor del mundo pasaron a través de diez temas donde el eje central fue la cultura-Co. A continuación os muestro algunas de las ideas trabajadas durante el evento con la aportación personal mía y con la intención de reflexionar para conseguir líneas de trabajo entorno a la transformación.

Vamos a ello...

1.- CO-innovación: "Colaboramos menos de lo que deberíamos". Conjuntamente es más fácil detectar océanos azules y explorar nuevas realidades híbridas. Utilizar la innovación abierta como un proceso natural que nunca debimos haber perdido. Pero, y las PYMES y pequeñas organizaciones, ¿No hay ejemplos de PYMES que colaboren para producir innovación? Casos de éxito de Co-innovación en grandes empresas hay muchos, citar el claro ejemplo de P&G con “connect and develop”, donde los ciudadanos pueden proponer productos susceptibles de ser incorporados a su oferta o el de Emeco y Coca Cola con su silla 111 Navy Chair, etc.

2.- Somos animales colaborativos. Descubrimientos en el campo de la psicología, sociología, etc. demuestran que el ser humano es más colaborativo y menos egoísta de lo que hemos creído. Más bien, es las dos cosas a la vez, y su comportamiento depende de las condiciones. Construir un sistema colaborativo para los trabajadores de las organizaciones es un procomún en alza que debemos fomentar desde la motivación, la transparencia y el cara a cara. “La evolución de la especie parece favorecer a las personas que cooperan y las sociedades que incluyen a esos individuos”. Ejemplos de éxito es la Wikipedia, el software de código abierto, etc.

3.- Colaborar es un proceso. Y como tal, debe entrenarse con ayuda de personas que faciliten dicho proceso y ayuden a no entrar en el individualismo. ¿Conseguimos colaborar de forma positiva, comenzando por lo que hacemos bien? ¿Nos dejamos llevar por métodos indescifrables hasta caer en el “esto no funciona”? ¿Ayudan o impiden nuestros abogados la colaboración del ganar-ganar? Sin una dosis de generosidad no hay colaboración posible. ¿Está suficientemente explorado y utilizado Internet como herramienta de CO-innovación? Algunos ejemplos: Socialcast, Nearpod y Groupaya.

4.- CO-consumir. No gastar más recursos del planeta no se impone sólo por la acuciante crisis, es una realidad que cambia de forma imparable el paradigma de los ciudadanos de este planeta. Nuevos modelos de consumo donde en lugar de comprar alquilamos, en lugar de tirar regalamos, vendemos o intercambiamos y nuevos estilos de vida colaborativos donde se intercambian bienes (tiempo, espacio, capacidades, etc.). El planeta se reinicia y las personas re-piensan sus hábitos como la única forma de supervivencia y equilibrio posibles. Ejemplos: Zipcar (con diez años de experiencia), swapstyle (compartir ropa y accesorios), nolotiro (te lo regalo, sin condiciones), Repair Café (Talleres de reparación abiertos), etc.

5.- CO-espacio/tiempo. Creo en la empatía como motor de cambio real. Sin ella, los espacios tan de moda en estos momentos denominados co-working y nodos (hubs) pierden realmente la fuerza que los emerge. El lugar como espacio de sociabilización, aprendizaje y conexiones alocadas que pueden traernos nuevas formas de actuar. La hospitalidad como valor que humaniza y alimenta dichos espacios. Consiguiendo diluir el coste del espacio y provocando “conexiones improbables” para la serendipia y la creatividad. Ejemplos mil: Hub Madrid (Centro co-working), Tokyo Sharehouse (vivir y trabajar en el mismo sitio), Startup Bus (Trabajar durante el trayecto en bus sobre un prototipo), etc.

6.- CO-para la innovación social. Mejorar la calidad de vida y satisfacer las necesidades diarias es una responsabilidad que cada vez más organizaciones acometen con ayuda de ONGs. La colaboración para transformar en oportunidades las necesidades de millones de personas podemos verlo en ejemplos como Col-Cocerámica, un fabricante colombiano de cerámica que ha colaborado con una organización de defensa de los derechos humanos o las consejeras Danone (mujeres supervivientes maltratadas que ayudan en la compra de sus productos).

7.- CO-creación. Co-crear no es sólo opinar y participar en un determinado proceso, es hacerlo tu mismo. Bajo esta premisa, numerosas marcas se han tirado a la piscina de la co-creación donde esperan que fieles clientes pidan y hagan lo que quieran. Escoger entre diversas opciones (Munich Sports), sugerir mejoras (Fiat Mio Brasil), diseñar soluciones, proponer productos nuevos, etc. es parte de este forma nueva de comunicarse con las marcas. ¿Si miles de personas votan un diseño por que no fabricarlo? Pero, ¿Y si co-creamos para producir innovación social? ¿Buscar soluciones conjuntamente con personas sensibles ante los retos de la nueva realidad?

8.- El líder colaborativo. Ibarra y Hansen, dos profesores de INSEAD, han demostrado que el viejo sistema de mando está desajustado con respecto a la realidad, y lo más importante, que el modelo en el que se intenta que todos los procesos sean colaborativos tampoco funciona, ya que un exceso de reuniones provoca pérdida de tiempo y dificultades. Por tanto han determinado que un líder colaborativo debe saber conectar personas e ideas, crear modelos de comportamiento colaborativo, gestionar talentos diferentes e intervenir con energía para saber decir ¡Basta!.

9.- inteligencia Colectiva. Juntos somos fuertes pero a veces podemos atontarnos por el exceso de información. ¿Nos permitirán las tecnologías de red construir una mayor inteligencia como resultado de las nuevas conexiones entre nodos? Cuando se garantiza la diversidad y la independencia entre nodos una colectividad llega a un mejor resultado que el individuo según Surowiecki. Cualquier distorsión de esos dos factores pervierte el resultado final. Es decir, según Alfons Cornella “Una multitud unívoca y manipulada no puede tomar una decisión más inteligente que una persona independiente y razonable”.

10.- CO- en la era del procomún. Existen bienes que nos pertenecen a todos/as, aunque el capitalismo feroz haga oídos sordos. Estos deben ser protegidos y gestionados por el bien común (fondo de los océanos, la música de Ludwig van Beethoven, etc.) para que algún día puedan recibirlos las generaciones futuras. No existe comunidad sin un procomún donde asentarse, desgraciadamente sólo cuando percibimos que perderemos un bien le prestamos atención. En la actualidad importantes experiencias de gestión colaborativa del procomún se asientan en la red, ejemplos Goteo y Colaborabora.

Como conclusión debo admitir que el aprendizaje ha sido significativo y que aunque algunos de los ejemplos ya los conocíamos por el trabajo que realiza @concemacias en @almanatura, me ha servido para tomar aire e impulso y ver que muchos de los modelos y procesos que hoy en día se estudian no son más que formas pasadas que a día de hoy siguen sucediendo en muchos entornos rurales (#desdelorural) desde donde trabajamos: La colaboración vecinal, el aprendizaje entre diferentes generaciones, el trabajo duro y el saber parar, la defensa colectiva del procomún, la utilización sólo de los recursos necesarios, etc. son valores intrínsecos que pese a las oportunidades de hoy día siguen favoreciendo y ofreciendo un faro para este a veces descarnado mundo.

Si bien habíamos podido disfrutar del #update6 gracias a la aplicación para ipad, en esta ocasión pudimos hacerlo en vivo y charlar con Alfons acerca de Brain Boost y Co-fest, donde participaremos la próxima semana y gracias al patrocinio de Metalquimia.
Ideas, experiencias, tecnologías y proyectos de negocio alrededor del mundo pasaron a través de diez temas donde el eje central fue la cultura-Co. A continuación os muestro algunas de las ideas trabajadas durante el evento con la aportación personal mía y con la intención de reflexionar para conseguir líneas de trabajo entorno a la transformación.
Vamos a ello...
1.- CO-innovación: "Colaboramos menos de lo que deberíamos". Conjuntamente es más fácil detectar océanos azules y explorar nuevas realidades híbridas. Utilizar la innovación abierta como un proceso natural que nunca debimos haber perdido. Pero, y las PYMES y pequeñas organizaciones, ¿No hay ejemplos de PYMES que colaboren para producir innovación? Casos de éxito de Co-innovación en grandes empresas hay muchos, citar el claro ejemplo de P&G con “connect and develop”, donde los ciudadanos pueden proponer productos susceptibles de ser incorporados a su oferta o el de Emeco y Coca Cola con su silla 111 Navy Chair, etc.
2.- Somos animales colaborativos. Descubrimientos en el campo de la psicología, sociología, etc. demuestran que el ser humano es más colaborativo y menos egoísta de lo que hemos creído. Más bien, es las dos cosas a la vez, y su comportamiento depende de las condiciones. Construir un sistema colaborativo para los trabajadores de las organizaciones es un procomún en alza que debemos fomentar desde la motivación, la transparencia y el cara a cara. “La evolución de la especie parece favorecer a las personas que cooperan y las sociedades que incluyen a esos individuos”. Ejemplos de éxito es la Wikipedia, el software de código abierto, etc.
3.- Colaborar es un proceso. Y como tal, debe entrenarse con ayuda de personas que faciliten dicho proceso y ayuden a no entrar en el individualismo. ¿Conseguimos colaborar de forma positiva, comenzando por lo que hacemos bien? ¿Nos dejamos llevar por métodos indescifrables hasta caer en el “esto no funciona”? ¿Ayudan o impiden nuestros abogados la colaboración del ganar-ganar? Sin una dosis de generosidad no hay colaboración posible. ¿Está suficientemente explorado y utilizado Internet como herramienta de CO-innovación? Algunos ejemplos: Socialcast, Nearpod y Groupaya.
4.- CO-consumir. No gastar más recursos del planeta no se impone sólo por la acuciante crisis, es una realidad que cambia de forma imparable el paradigma de los ciudadanos de este planeta. Nuevos modelos de consumo donde en lugar de comprar alquilamos, en lugar de tirar regalamos, vendemos o intercambiamos y nuevos estilos de vida colaborativos donde se intercambian bienes (tiempo, espacio, capacidades, etc.). El planeta se reinicia y las personas re-piensan sus hábitos como la única forma de supervivencia y equilibrio posibles. Ejemplos: Zipcar (con diez años de experiencia), swapstyle (compartir ropa y accesorios), nolotiro (te lo regalo, sin condiciones), Repair Café (Talleres de reparación abiertos), etc.
5.- CO-espacio/tiempo. Creo en la empatía como motor de cambio real. Sin ella, los espacios tan de moda en estos momentos denominados co-working y nodos (hubs) pierden realmente la fuerza que los emerge. El lugar como espacio de sociabilización, aprendizaje y conexiones alocadas que pueden traernos nuevas formas de actuar. La hospitalidad como valor que humaniza y alimenta dichos espacios. Consiguiendo diluir el coste del espacio y provocando “conexiones improbables” para la serendipia y la creatividad. Ejemplos mil: Hub Madrid (Centro co-working), Tokyo Sharehouse (vivir y trabajar en el mismo sitio), Startup Bus (Trabajar durante el trayecto en bus sobre un prototipo), etc.

6.- CO-para la innovación social. Mejorar la calidad de vida y satisfacer las necesidades diarias es una responsabilidad que cada vez más organizaciones acometen con ayuda de ONGs. La colaboración para transformar en oportunidades las necesidades de millones de personas podemos verlo en ejemplos como Col-Cocerámica, un fabricante colombiano de cerámica que ha colaborado con una organización de defensa de los derechos humanos o las consejeras Danone (mujeres supervivientes maltratadas que ayudan en la compra de sus productos).
7.- CO-creación. Co-crear no es sólo opinar y participar en un determinado proceso, es hacerlo tu mismo. Bajo esta premisa, numerosas marcas se han tirado a la piscina de la co-creación donde esperan que fieles clientes pidan y hagan lo que quieran. Escoger entre diversas opciones (Munich Sports), sugerir mejoras (Fiat Mio Brasil), diseñar soluciones, proponer productos nuevos, etc. es parte de este forma nueva de comunicarse con las marcas. ¿Si miles de personas votan un diseño por que no fabricarlo? Pero, ¿Y si co-creamos para producir innovación social? ¿Buscar soluciones conjuntamente con personas sensibles ante los retos de la nueva realidad?
8.- El líder colaborativo. Ibarra y Hansen, dos profesores de INSEAD, han demostrado que el viejo sistema de mando está desajustado con respecto a la realidad, y lo más importante, que el modelo en el que se intenta que todos los procesos sean colaborativos tampoco funciona, ya que un exceso de reuniones provoca pérdida de tiempo y dificultades. Por tanto han determinado que un líder colaborativo debe saber conectar personas e ideas, crear modelos de comportamiento colaborativo, gestionar talentos diferentes e intervenir con energía para saber decir ¡Basta!.
9.- inteligencia Colectiva. Juntos somos fuertes pero a veces podemos atontarnos por el exceso de información. ¿Nos permitirán las tecnologías de red construir una mayor inteligencia como resultado de las nuevas conexiones entre nodos? Cuando se garantiza la diversidad y la independencia entre nodos una colectividad llega a un mejor resultado que el individuo según Surowiecki. Cualquier distorsión de esos dos factores pervierte el resultado final. Es decir, según Alfons Cornella “Una multitud unívoca y manipulada no puede tomar una decisión más inteligente que una persona independiente y razonable”.
10.- CO- en la era del procomún. Existen bienes que nos pertenecen a todos/as, aunque el capitalismo feroz haga oídos sordos. Estos deben ser protegidos y gestionados por el bien común (fondo de los océanos, la música de Ludwig van Beethoven, etc.) para que algún día puedan recibirlos las generaciones futuras. No existe comunidad sin un procomún donde asentarse, desgraciadamente sólo cuando percibimos que perderemos un bien le prestamos atención. En la actualidad importantes experiencias de gestión colaborativa del procomún se asientan en la red, ejemplos Goteo y Colaborabora.
Como conclusión debo admitir que el aprendizaje ha sido significativo y que aunque algunos de los ejemplos ya los conocíamos por el trabajo que realiza @concemacias en @almanatura, me ha servido para tomar aire e impulso y ver que muchos de los modelos y procesos que hoy en día se estudian no son más que formas pasadas que a día de hoy siguen sucediendo en muchos entornos rurales (#desdelorural) desde donde trabajamos: La colaboración vecinal, el aprendizaje entre diferentes generaciones, el trabajo duro y el saber parar, la defensa colectiva del procomún, la utilización sólo de los recursos necesarios, etc. son valores intrínsecos que pese a las oportunidades de hoy día siguen favoreciendo y ofreciendo un faro para este a veces descarnado mundo.

Por Carmen Valladolid,

Carmen V.: ¿Qué es para ti esto de la Innovación Social?

Manuel C.: La innovación es todo comportamiento humano que cambia el mundo en el que estamos. Es producto del proceso de adaptación de las personas a los escenarios en los que vivimos y tiene que ver con que progresivamente las cosas sean mejores. El apellido social viene en cierta forma a rescatar el término y por tanto a devolver un poder y un valor a la sociedad (esto es a cada uno de nosotros, a nuestros vecinos, a las asociaciones, a las comunidades,..) que nunca debió perder. Cuando alguien se apodera de un concepto le está restando poder al resto de la sociedad. Me refiero a que “innovación” es un término que tradicionalmente se ha utilizado en contextos profesionales, académicos y empresariales: no es extraño leer un artículo técnico o escuchar a un político, un científico, un empresario o un cocinero con tres estrellas Michelín hablar de innovación en sus estudios, en sus investigaciones, en sus productos, en su cocina,… y eso es bueno y necesario para avanzar. Sin embargo, seguro que nos sorprendería escuchar a nuestras abuelas decir “he innovado en la cocina, he resuelto echarle al gazpacho un poco de sandía muy fría y menos agua porque no tenía hielo ni agua en el frigorífico”. Por eso creo que el término social viene a poner a la innovación en su justo sitio en un doble sentido: toda innovación acaba teniendo un impacto en la sociedad (en los demás), y a la vez es la sociedad el origen y la condición necesaria para que pueda darse esta innovación. La innovación, del tipo que sea, sin duda alguna, como cualquier otra actividad humana es un producto social.

Carmen V.: ¿Qué cambios crees que serían aconsejables en el Estado, en las empresas y en la sociedad en general para que la innovación social sea asimilada como un verdadero cambio de paradigma?

Manuel C.: Supongo que serían muchos los cambios que se podrían hacer. Creo que uno de los primeros sería romper con el miedo al lógico temor que a los humanos nos produce lo nuevo, la incertidumbre. Este miedo que nos tiene presos de lo inmediato y que dirige muchas veces nuestra acciones, podemos observarlo en todos los niveles: el Estado, las Administraciones, las empresas, las asociaciones, los trabajadores, los estudiantes,… Creo que es importante aceptar ese temor, esos momentos de inseguridad como parte del juego y no dejar que paralicen nuestras decisiones, nuestros intentos, no dejar que sea este temor el que decide si es el momento o no de probar cosas nuevas. Por ello, tal y como leí en una entrada del blog de Ana Gómez Narváez (@anagn), necesitamos generar una cultura de Responsabilidad Social Compartida en la que nos impliquemos todos, no sólo las empresas. Una cultura en la que el Estado, emprendedores, instituciones, asociaciones del tercer sector, la sociedad civil, todos ayudemos a un desarrollo social y económico sostenible y responsable. Y esto solo es posible desde la innovación social.

Carmen V.: Parece que los principales rasgos que debe tener una buena idea para que sea considerada innovadora socialmente hablando serían: originalidad, intangibilidad, replicabilidad y eficacia social. ¿Qué opinas de esto?

Manuel C.: Supongo que esos son algunos de sus principales rasgos. Sin embargo creo que debemos ser cautos a la hora de valorar las ideas para decidir si son innovadoras o no a partir de unos parámetros fijos. En ocasiones habrá buenas ideas que serán replicables bajo unas condiciones, y no en otras, o que tenga una buena eficacia social en un momento o en un contexto determinado. Esto significa que el tiempo juega aquí un papel muy importante. Creo que se necesita tiempo para innovar, que a veces solo después de unos días, meses o incluso años, algunas ideas llegan a conectarse con otras, en otros contextos con otras personas, gracias a pequeñas coincidencias o caprichos. Y es en ese momento cuando surge una iniciativa con la fuerza de algo eficaz y reconocido por todos como innovadora. Por tanto necesitamos crear espacios para la lentitud en nuestras asociaciones, nuestros trabajos, en nuestras escuelas, nuestras empresas, etc. Espacios donde se permita a las personas pensar sin reglas, ser un poco atrevidas y alocadas, un lugar donde proponer y dejar estos prototipos e ideas a la espera de nuevas ideas, nuevas personas u otros momentos, en lugar de desecharlas directamente.

Carmen V.: ¿Cómo piensas que se generan Innovaciones sociales? Es decir, ¿qué procesos intervienen en un individuo o grupo para que una idea llegue a ser innovadora y social?

Manuel C.: Hay que observar y escuchar como fuentes, y no solo como destinatarios de innovación social, a las costumbres y propuestas de las personas “normales” en su vida cotidiana, como parte de colectivos ciudadanos, de grupos de consumidores, o de las asociaciones del tercer sector. Todo esto sin perder de vista que en ocasiones lo que hace que algún producto nuevo sea realmente algo innovador no es el producto en sí, si no la práctica social del mismo, el uso que las personas hacen de él. Esto significa asumir riesgos, aceptar retos, contar con los posibles errores y dificultades como parte imprescindible del proceso de innovación y por tanto de mejora, significa tener claro cuáles son tus valores, confiar en ti mismo y en las personas con las que y para las que trabajas, contar con ellos, hacer un hueco a los temores y la incertidumbre en tu equipaje y ponerte manos a la obra. También creo que debemos cambiar de coordenadas, la referencia a partir de la cual se toman las decisiones, si queremos que haya una mayor innovación social; estas referencias no pueden ser los mercados, si no las personas viviendo en un contexto social. En absoluto son incompatibles, pero sin duda los mercados necesitan a las personas, sin sociedad, sin personas no puede haber mercados.

Carmen V.: ¿Se puede enseñar a crear Innovación Social? ¿Serían factibles centros donde cualquier persona pudiera alfabetizarse, digamos, en este nuevo enfoque social? ¿Partir de cero?

Manuel C.: Cuando leo documentos en los que se intenta definir y caracterizar estos conceptos o proyectos formativos para el desarrollo de la habilidades relacionadas con la creatividad, la innovación, el emprendimiento…, siempre termino por acordarme de un buen y viejo amigo sin los estudios básicos terminados. No creo que haya oído hablar jamás del brainstorming o cualquier otra técnica de creatividad, sin embargo es un buen ejemplo de innovación social comenzando porque su comportamiento y la forma de dirigir su empresa dejan sentir sus efectos de forma positiva sobre la calidad de vida de sus trabajadores/as y sobre el medio ambiente. Él no sabe si sus ideas son originales, intangibles o replicables y no le ha hecho falta tener este conocimiento para aplicar grandes dosis de innovación y creatividad en su empresa. Tal vez no se trata de hacer de la creatividad o la innovación disciplinas que hay que enseñar. Visto así puede dar la impresión de que son habilidades o competencias reservadas a unos pocos que las conocen y las entienden. Tal vez lo importante es generar vías de intervención de abajo hacia arriba, de la práctica cotidiana y de la propia experiencia de los ciudadanos hacia las instituciones y organismos que organizan y toman decisiones.

"Necesitamos crear espacios para la lentitud en nuestras asociaciones, nuestros trabajos, en nuestras escuelas, nuestras empresas, etc."

Carmen V.: A veces se tiene la sensación de que Innovar es volver a los orígenes ¿Crees que en parte es así a pesar de las nuevas tecnologías? Este concepto nuevo que es Glocalización (unión entre lo local y lo global)

Manuel C.: Bueno, parece que una antigua acepción del verbo innovar que recoge el diccionario de la RAE es “volver algo a su anterior estado” Un buen ejemplo lo podemos encontrar en los distintos movimientos e iniciativas que están surgiendo en torno al consumo colaborativo a escala global, que no es ni más ni menos que una vuelta al trueque en pleno S.XXI, gracias a un gran proceso de innovación social apoyado en las TIC y las redes sociales. En cuanto a las tecnologías, para esto de la innovación social, su uso adecuado es un elemento de extraordinario valor, sin embargo yo no pondría el peso principal en las tecnologías. Entre los usos sociales y la tecnología hay una relación constante y directa, muchas innovaciones técnicas surgen de innovaciones sociales y al revés. Al fin y al cabo la tecnología, como resultado del comportamiento humano, no deja de tener un origen social. Sin embargo sí es cierto que estas tecnologías son técnicas y herramientas que nos permiten comunicar, observar e intervenir desde lo local a lo global, y esto ha posibilitado que pasemos de meros consumidores pasivos de productos, ideas, informaciones y soluciones a ser además creadores de nuevas ideas, soluciones, tendencias, productos, realidades (se dice que pasamos de ser consumidores a prosumidores). En definitiva las tecnologías pueden configurar un entorno que facilita y estimula la innovación social.

Carmen V.: Nos ha costado mucho tiempo darnos cuenta de que una buena idea debe ser copiada, expandida, mejorada… Y a partir de ahora ¿qué, Manuel? ¿Se podrá orientar esta sociedad hacia algo donde el ser humano no olvide lo esencial, es decir, su propia participación de la vida y la sociedad?

Manuel C.: En mis “viajes” por la red no paro de encontrar blogs, artículos, presentaciones multimedia, vídeos..., recursos de una gran calidad y puedes acceder a todo esto de manera totalmente gratuita y libre. Esto quiere decir que la gente comparte y lo hace de manera voluntaria y con alegría. Yo creo que compartir, lejos de restarte conocimiento, posibilidades, competitividad o prestigio te aporta un mayor valor. Basta con echar un vistazo a la red. Compartir es un elemento imprescindible y un motor para la innovación social y las TIC’s están jugando un papel imprescindible en todo este proceso de innovación y responsabilidad social compartida La psicóloga y socióloga americana Sherry Turkle en una estupenda charla de TED afirma “I share, therefore I am” (“Comparto, luego existo”), creo que esta frase resume muy bien este espíritu de nuestra era.

Carmen V.: ¿Tendríamos que volver a sentirnos ingenuos, impresionables y ocurrentes como cuando éramos niños para participar del cambio social y generar ideas sin temor o vergüenza? ¿Empoderarnos?

Manuel C.: Necesitamos aprender actitudes positivas hacia lo desconocido, asumir riesgos, actuar ante situaciones de incertidumbre (cuando no están todos los cables atados) y tener mayor tolerancia a la frustración. Necesitamos potenciar la capacidad de diversión, de sorpresa, la humildad y la ingenuidad. Es difícil innovar cuando nada te sorprende ni divierte, cuando piensas que ya estás de vuelta, que lo has visto todo. Necesitamos potenciar nuestra confianza en la tecnología y el conocimiento compartido como elementos claves en la innovación personal y social. Necesitamos ciudadanos apasionados por su trabajo, generosos y con fuertes convicciones éticas y un compromiso social por el desarrollo sostenible y la igualdad. Necesitamos liberarnos de nosotros mismos romper nuestras propias reglas y permitirnos analizar las cosas desde otra perspectiva. Y muy especialmente necesitamos aprender a observar y alimentar una insaciable curiosidad. Creo que fue Bernard M. Baruch, un político y financiero norteamericano, el que dijo “Millones de personas vieron una manzana caer, pero Newton fue el único que preguntó por qué”. La innovación, al igual que la creatividad, es un proceso que comienza fuera de nosotros, tenemos que aprender a mirar.

Carmen V.: Y por último, ¿cuéntanos cómo aplicas en tu día a día esa Actitud Innovadora y social que nos consta que tienes? Quizás nos ayude o contagie, quién sabe. Después de todo se trata de eso, ¿no? El famoso efecto Mariposa

Manuel C.: Te cuento muy brevemente la innovación en tres entornos laborales en los que participo: Hace unos meses comencé junto con mi compañero @jlhueso un proyecto que tuvo su origen tal vez 12 o 15 años atrás en eso que Steven Johnson llama “lentas corazonadas”. Esta iniciativa se llama ideas poderosas. A lo largo de este tiempo como formadores hemos conocido a no pocas personas que hacen su trabajo de una manera diferente, con auténtica pasión y que además tienen un claro compromiso ético y social. Lo que pretendemos con esta iniciativa es recoger su trabajo, mezclarnos con ellos, compartir, investigar, descubrir y preparar nuevos productos de formación y entrenamiento personal/profesional con un claro compromiso ético y social. Hemos organizado 3 talleres distintos (Storytelling, La empresa a escena y Trainig Using Drama) dirigidos a profesionales, emprendedores y empresarios. Toda la documentación que generamos la dejamos abierta y libre en la red.
Otra de mis áreas profesionales es la Docencia. Lo primero que hago en mis clases es dejar a un lado (al principio) los contenidos e intentar generar un escenario de comunicación, de confianza y seguridad que les permita a los participantes sentirse vulnerables y a la vez hablar, hacer, opinar, equivocarse, arriesgarse y divertirse libremente. Es la mejor manera para conocerlos, descubrir sus pasiones y sus talentos, y entonces trabajar a partir de ahí. Esto facilita que mientras dura la formación surjan trabajos y resultados únicos, equipos de personas que son mágicos, auténticos hervideros de ideas y laboratorios de innovación social en los que intentamos conectar los contenidos del curso con sus propias experiencias, sus trabajos y sus vidas fuera del aula. Yo por supuesto procuro estar muy atento para recoger estas innovaciones poderosas, “azarosas y caprichosas”, como diría una buena amiga, que surgen y que mejorarán mi trabajo para futuras acciones formativas. Todo lo que hacemos en estos cursos y el material que he preparado y utilizado, lo compartimos en la red para ser utilizado por cualquier persona que le pueda interesar y para recibir las sugerencias y críticas que despierten.
Por último creo que es un buen ejemplo de innovación social con un fuerte componente tecnológico una iniciativa sobre Turismo Accesible llamada Puedo Viajar en la que he estado al frente desde su origen y hasta hace tres meses. El proyecto viene a darle poder a las personas con discapacidad y a decirles: tus experiencias hacen que tú seas el experto en accesibilidad, sabes mejor que nadie lo que necesitas y lo que te gusta, por tanto genera tú esa información a partir de tu propia experiencia. Se trata de una plataforma social que pone a disposición de las personas con discapacidad y todas aquellas interesadas en los viajes y el turismo accesible una serie de herramientas que les permiten buscar, crear y compartir informaciones, fotos, críticas, felicitaciones, opiniones sobre la accesibilidad de destinos, alojamientos, edificios históricos y culturales y cualquier otro producto y servicio turístico. Las personas con discapacidad tienen grandes dificultades a la hora de encontrar información fiable y relevante sobre la accesibilidad de los destinos e instalaciones turísticas y de ocio. Creo que esto sería un buen ejemplo de como la innovación social ayuda a transformar ideas no sólo en mejoras sociales sino también en beneficios económicos.

 

Mi pequeña conclusión: Señales que podemos crear todos

¿Y qué tal si ahora, nos paramos un poco, nos miramos quizás en el espejo y en un desdoble íntimo nos entrevistamos por dentro? Cada pregunta puede llevarnos a otra, o a otros… os animo, con total confianza a que dejéis vuestros comentarios.

Generemos entre todos Movimiento. ¡Que siga la rueda!, que decían los abuelos…

Fotos: Facebook Ideas Poderosas - Twitter Manuel Calvillo: @ManuelCalvillo

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram