La II Edición del Proyecto GIRA Mujeres, ha resultado ser un éxito en su parte presencial, donde se han llevado a cabo los talleres para mujeres empresarias y emprendedoras “Encuentra tu ruta”, en muchos pueblos de las provincias de Almería, Granada, Murcia, Jaen, Cádiz, Toledo, Sevilla y Guadalajara. En esta edición, el número total de mujeres rurales que han participado de la mano de AlmaNatura ha sido de 2.231 mujeres, formadas en las 153 intervenciones que se han llevado a cabo.

Si algo diferencia a todos nuestros proyectos y la forma de ejecutarlos, es nuestro compromiso, tanto con las personas usuarias de los mismos, como con nuestros clientes y, por supuesto, con nuestro propósito. Por ello, es vital para nosotros medir siempre los resultados y el impacto generado allí donde estamos presentes, pues sólo así le daremos un sentido a todas nuestras acciones, y conseguiremos que las mujeres rurales puedan ver sus pueblos como lugares llenos de oportunidades donde desarrollarse personal y profesionalmente.

En el caso del Proyecto GIRA Mujeres, hemos realizado un seguimiento telefónico a casi el 60% de las mujeres que han participado, viendo así qué nivel de cumplimiento de los objetivos hemos conseguido.

De las más de 1.300 participantes localizadas, el 70% (910) se encontraban en situación de desempleo en el momento de participar en la formación, mientras que 30% (390) restante eran mujeres empresarias o autónomas. Las llamadas, se han llevado a cabo entre dos y cuatro meses después de participar en la formación.

El impacto se ha medido en función de cuatro indicadores principales: Porcentaje de mujeres que han emprendido a raíz de la formación recibida; porcentaje de mujeres que han mejorado su vida laboral (han encontrado empleo); porcentaje de mujeres empresarias que han redefinido/mejorado su modelo de negocio; y porcentaje de mujeres que se han sentido empoderadas.

Pero ¿a qué nos referimos cuando hablamos de que una participante se ha sentido empoderada? Pues a que ha manifestado explícitamente el haberse sentido más motivada, con mayor autoestima, más realizada, o haber expresado algún cambio personal o profesional atribuido a la formación (emprendimiento, empleo o mejora de negocio).

Resultados obtenidos GIRA Mujeres 2017/2018 en el área rural

Entre las 910 mujeres desempleadas de las 1300 mujeres de la muestra, cabe destacar que el 49,2% (447,72), han expresado haber vivido alguna mejora en el ámbito profesional (impulso para emprender, creación de entidades asociativas y adquisición de herramientas en la búsqueda de empleo ) gracias a su participación en la formación presencial del proyecto, el taller “Encuentra tu ruta”.

Así nos encontramos que de estas mujeres, la mitad ha encontrado un empleo después de participar en la formación presencial; y la otra mitad ha decidido aventurarse en el proceso para emprender su propio negocio.

De las mujeres desempleadas que decidieron tomar el camino del emprendimiento tras la formación recibida, el 70% se encuentran actualmente en algún punto del desarrollo de su idea, ya sea terminando de definir el modelo de negocio, o acudiendo a los servicios de apoyo a emprendedoras de sus municipios para lanzar sus negocios. Mientras que el 30% ha emprendido ya y se encuentran actualmente dadas de alta como autónomas o empresarias.

En relación a las 390 mujeres empresarias que participaron en nuestros talleres, el 62% aseguran haber redefinido su modelo de negocio o haber modificado algún aspecto del mismo consiguiendo mejores resultados.

Finalmente, es importante señalar el resultado obtenido en el empoderamiento de las mujeres participantes. Nos encontramos con que un 85,6% de las 1300 mujeres, se han sentido empoderadas y así lo han manifestado a través de los comentarios y cuestiones respondidas durante las conversaciones telefónicas realizadas para el seguimiento del Proyecto GIRA. Este resultado implica un aumento de más de 5 puntos con respecto a los resultados que AlmaNatura consiguió en la pasada edición (80,3%).

Certificado de compensación de CO2 del proyecto GIRA Mujeres 2017/18.

Conclusiones

Si tenemos en cuenta el total de mujeres desempleadas del área rural, nos encontramos con que más del 24% han encontrado empleo tras haber acudido a la formación del Proyecto GIRA Mujeres, siendo el foco de este proyecto el emprendimiento y la mejora de la competencia empresarial en empresarias. Esto convierte a este Proyecto en un recurso indispensable para la mejora del sector socioeconómico en territorios rurales, donde se han dado lugar los talleres.

A través del impulso del emprendimiento, la empleabilidad, mejora competitiva de los negocios, el aumento de la autonomía de las mujeres, así como la mejora del conocimiento, conciencia de las expectativas y ampliación de la visión del territorio, se consigue empoderar al 85,6% de las mujeres participantes. Las mujeres empoderadas en el Proyecto GIRA, han conseguido adquirir nuevas herramientas y afianzar las propias, gracias al impulso de sus capacidades han generado cambios positivos para fortalecer las decisiones hacia nuevas oportunidades profesionales en sus pueblos y las zonas rurales en general.

Estos datos confirman el impacto positivo del Proyecto GIRA en las vidas de las mujeres participantes y en la de sus familias y su comunidad, propiciando con ello la fijación de la población rural, nuestro propósito. A su vez, el fomento del autoestima y la motivación de las mujeres de zonas rurales, no hará más que aumentar su resiliencia, una capacidad clave especialmente para las habitantes de los pueblos y municipios rurales. Además cuanto más empoderadas se encuentren las mujeres al frente de los negocios, mayor resistencia y capacidad de crecimiento tendrán los mismos, haciendo un efecto multiplicador en la economía local.

Las ganadoras de la II Edición de GIRA Mujeres 2017/2018

Onda Nosa, de María López (Ferrol, La Coruña); Exportaoliva, de Sandra Huertas (Villacarrillo, Jaén); y Ecodehesa, de Susana Ruiz (Camas, Sevilla), han resultado ganadoras de la segunda edición del programa de formación y capacitación GIRA Mujeres impulsado por Coca-Cola. Estos tres proyectos fueron elegidos por un jurado profesional en el transcurso de un acto presidido por la Secretaria de Estado de Igualdad, Soledad Murillo. El premio que van a recibir es de un año de mentoría e incubadora para poner en marcha los proyectos, así como un capital inicial de 3.000€ para dar los primeros pasos en su aventura emprendedora. Pulsa en el siguiente enlace si quieres saber más sobre la entrega de los premios y los demás proyectos finalistas.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Aliados:

Fundación Caja Rural del Sur, Ayuntamientos y Asociaciones locales.

Objetivos:

Impactos:

El proyecto se ha llevado a cabo en cinco municipios en riesgo de desaparición por encontrarse con menos de 1.000 habitantes en la provincia de Huelva. Se han realizado en total 45 horas de formación sobre banca online y uso de medios digitales para las tareas diarias, impactando directamente de forma positiva en 216 personas que han adquirido más confianza y más destrezas digitales tras su paso por los talleres realizados.

Pulsa aquí para saber más del proyecto Tu Caja Online.

¿Se puede? Permitidme que me presente antes de pasar, mi nombre es Mª Ángeles y soy una joven periodista que acaba de aterrizar en Arroyomolinos de León. Durante el próximo año tendré la suerte de formar parte del equipo de AlmaNatura como Gestora de Proyectos, y podéis encontrarme a través del botón de contactar de la web, dejando algún comentario en mis posts o en angeles (arroba) almanatura.com.

Por deferencia profesional, el primer post quiero dedicarlo a la comunicación, abordada desde distintos ángulos. El objetivo no es más que concienciar sobre su importancia, establecer herramientas y redes para mantenerse informados y trasladar mensajes.

Para empezar, quería anunciar un cambio en la comunicación de AlmaNatura. Como ya habréis comprobado, los posts semanales del blog se han reducido de dos a uno. Esta modificación se debe a la prevalencia de la calidad frente a la cantidad. Para el equipo es muy importante agregar valor con nuestras publicaciones. Es por ello que hemos decidido trabajar aún más los contenidos y, sobre todo, atender a vuestras sugerencias. Sois muchos quienes a diario contactáis con nosotros y vamos a usar el blog como herramienta para dar respuesta a vuestras inquietudes. También centraremos el contenido en explicar mejor quiénes somos, qué hacemos, cómo, por qué y con quién lo hacemos.

Dónde informarme sobre el medio rural

Hoy os voy a hablar de una manera bastante genérica, pero podéis releer el post del compañero Juanjo sobre 'Errores de comunicación en una empresa con RSE' si es lo que os interesa.

Por mi parte, la primera idea que me gustaría transmitir (y quizás la más importante) es que la comunicación es un viaje de ida y vuelta. Por ello, os animo a ser participativos, en este blog y en todas las plataformas que voy a proponer a continuación. Es especialmente relevante llevar a cabo esta alternancia entre los papeles de receptor y emisor en el entorno rural porque ha sido un sector tradicionalmente maltratado por los medios de comunicación.
Ahora más que nunca hay muchos canales para mostrar descontento frente a los estereotipos o, directamente, crear una alternativa, utilizar las redes para trasladar otra cara de esa poliédrica realidad rural o simplemente para hacer llegar a las entidades pertinentes las carencias y necesidades a las que hay que hacer frente a diario desde lo rural.

No obstante, para hacer este ejercicio, lo principal es saber dónde buscar. Parece ser que los esfuerzos por comunicar los pueblos se mueven en todas las direcciones. Desde las televisiones públicas, a pequeños particulares, pasando por las Consejerías o blogs como el de esta empresa social.

A continuación os dejo algunos enlaces para que podáis comprobar vosotros mismos de qué manera se cuenta el rural y así podáis decidir qué hacer con estas publicaciones: difundirlas, hacer sugerencias, complementarlas, mostrar otra cara...

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Es Septiembre, el verano ya va de paso y los pueblos poco a poco se van quedando vacíos de actividades culturales, de "veraneantes", de hijos que dejan a sus padres en el pueblo y buscan su primer empleo en la ciudad. Poco a poco el pueblo se va quedando en silencio y comienza a quitarse el disfraz de bullicioso para ser lo que realmente es, un lugar tranquilo, un lugar donde el silencio y el contacto con la naturaleza son sus rasgos de identidad.

Parece evidente que el medio rural es tranquilidad y silencio, sin embargo el medio rural se contagia en mayor o menor medida de los agobios, los bloqueos y de la rutina del medio urbano. En ocasiones los pueblos juegan a ser ciudades, juegan a ser lo que no son y en ese juego es evidente que quien pierde su identidad y su esencia es el medio rural y las personas que viven en él. Esas personas olvidan sus raíces y como consecuencia de ello abandonan sus pueblos.

Pero, ¿Qué ofrece el medio rural a todo el que pasa por él?

Y es que en el medio rural, donde todo son tareas concretas y en muchos casos relacionadas con la ganadería y la agricultura, la gente piensa en hacer y ejecutar, piensa en hacer más que en decir. En el mundo urbano son muchos/as los que venden cosas que no hacen o que aún no son reales, sin embargo en el medio rural se piensa en hacer para que las cosas ocurran.

Todo eso que ofrece el medio rural no deja de ser su valor añadido, su elemento diferencial que multitud de empresas e iniciativas emprendedoras buscan para desarrollar sus modelos de negocios. Iniciativas que necesitan tiempo, tranquilidad, silencio que les ayuden a centrarse en su propósito como organizaciones y que puedan salir al mercado con modelos coherentes y valores bien definidos y compartidos por la organización.

¿Qué tipos de empresas valorarían desarrollarse en un entorno rural con estás características?

En una sociedad cada vez más globalizada encontrar un lugar de desconexión que te permita ser auténtico y vivir desde lo que eres es la esencia para conseguir que las cosas pasen. ¿Se te ocurren otros tipos de empresas que puedan desarrollarse en el medio rural? Comparte.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Aunque es cierto que la revolución digital está llegando incluso a los lugares más recónditos, y el aumento del uso de nuevas tecnologías en las zonas rurales es considerable, la brecha digital rural sigue presentando desafíos. Conexiones que no llegan, peor servicio pero mismo precio que en las ciudades, incidencias que tardan días en resolverse, etc. Es una realidad con la que aún tenemos que lidiar quienes vivimos en los pueblos.

A pesar de ello, el uso de la tecnología no deja de crecer y, en los próximos años, se superará el poco más del 80% de media de uso de internet y otras tecnologías en el hogar. Sin embargo, aún existe una gran brecha digital con respecto al género, siendo las mujeres las que por lo general utilizan bastante menos los avances tecnológicos que los hombres, cosa que se da en mayor medida aún entre la población rural.

Recientemente, la FAO (el organismo dependiente de la ONU dedicada a la alimentación y la agricultura), ha realizado un estudio en países principalmente rurales, para detectar cómo incorporar las perspectiva de género en el uso de las tecnologías, analizando los beneficios que estos recursos pueden aportar al empoderamiento de las mujeres de las zonas rurales. En esta publicación, se recoge como, a pesar de las promesas de la revolución digital, las mujeres rurales todavía no tienen el mismo acceso y control de las tecnologías de información y comunicación que los hombres que habitan en los pueblos. El porqué es muy sencillo y lo tenemos bien presente, e implican a las características sociales y culturales del entorno rural: limitaciones de tiempo y movilidad, grandes cargas de trabajo dentro y fuera de casa, horas de cuidado de familia y personas dependientes, poca disponibilidad de recursos económicos propios, e incluso en muchos casos bajo nivel de educación.

Como sabéis, uno de los mayores proyectos que gestionamos es precisamente para mujeres rurales, GIRA Mujeres de Coca-Cola (el cual comenzamos en las próximas semanas la III Edición), gracias al cual hemos podido conocer la realidad de más de 5.000 mujeres. A través de la formación realizada con ellas, hemos podido detectar un gran déficit de habilidades tecnológicas, incluso en las mujeres con mayor nivel educativo y las empresarias nos damos cuenta de la necesidad de incidir más en las posibilidades que las nuevas tecnologías pueden aportar a sus negocios o ideas.

Pero si algo puede aportar el uso de las nuevas tecnologías a las mujeres rurales, es una salida a la situación de desigualdad que viven. La tecnología puede contribuir significativamente a superar los obstáculos anteriormente mencionados, así como a dotarles una mayor independencia para dirigir sus vidas.

Las nuevas tecnologías no sólo podrán ayudar al empoderamiento de la mujer rural, sino que además también podrán tener un gran impacto en la vida económica y la creación de riqueza del pueblo. En esta era digital que vivimos, es fácil darse cuenta de cómo son y van a ser las profesiones y los mercados del futuro. La tecnología ha supuesto un cambio de paradigma y, si no queremos que los pueblos desaparezcan, hay que intentar sumarse a ese cambio cuanto antes.

La agricultura y la ganadería, el creciente mercado de lo ecológico o el turismo, podemos considerarlos como los pilares principales de la economía rural, y precisamente ahí es donde se puede encontrar la oportunidad. Aplicar las nuevas tecnologías a los ámbitos económicos tradicionales, puede no solo mejorar los resultados, sino convertirse en un yacimiento más de empleo que regenere y reactive la economía y la vida rural.

Mujeres emprendedoras con experiencia tecnológica

En España nos encontramos con algunos ejemplos de mujeres que han decidido utilizar sus conocimientos y experiencia tecnológica, en los procesos de producción y comercialización de sus productos tradicionales, creando empresas rurales punteras en sus ámbitos.

Como por ejemplo, María Àngels Rial, procedente de Cardona (Barcelona) un pueblo de unos 4.770 habitantes, creó hace más de 20 años una empresa de producción porcina por medio de inseminación artificial, Semen Cardona, y a través de la mejora de los procesos de producción durante este tiempo incluyendo las nuevas tecnologías en los mismos, cuenta ahora con más de 80 personas de la zona trabajando, apoyando a la reactivación de su municipio.

En Carcaboso (Cáceres), un pequeño municipio de 1.123 habitantes, María Gloria Ramírez es otro ejemplo de cómo la innovación se puede encontrar en las zonas rurales. Su empresa, AVES Extremadura, nació con la idea de adaptar y personalizar vehículos (tanto nuevos como usados) a las necesidades específicas de sus clientes, de tal forma que pudiera ofrecer servicios lúdicos, sanitarios o formativos a la población, de forma cercana y directa. Tras años de trabajo e implicación en el entorno, se han convertido en empresa de economía social y siguen ampliando sus servicios.

Como podemos comprobar, las nuevas tecnologías, sumadas a buenas ideas y buena utilización de los recursos disponibles y los conocimientos previos, pueden suponer un impulso a las mujeres rurales, quienes tienen el poder de liderar el cambio de paradigma también en las áreas rurales, ayudando a reactivar sus pueblos y los alrededores.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

Para nosotros, el voluntariado y la colaboración con el entorno es clave por dos razones. En primer lugar porque no hay nada mejor que apoyar al pueblo y sus habitantes de una forma altruista y, en segundo lugar, porque supone una implicación y compromiso por nuestra parte con lo que nos rodea, haciéndonos más conscientes de nuestra posición en la comunidad y nuestro poder de cambio para mejorarla.

Durante este año, en AlmaNatura hemos puesto en marcha nuestro Programa de Voluntariado Corporativo, con el objetivo de aumentar nuestra participación altruista en la comarca, a través de acciones planteadas desde los intereses personales de cada una de las personas que formamos esta empresa. Como ya explicamos hace unos meses, son un conjunto de actividades promovidas y apoyadas por AlmaNatura que tiene como finalidad la involucración y participación libre de sus empleados y grupos de interés (clientes, proveedores, trabajadores y medio ambiente) a través de la dedicación de su tiempo, capacidades y talento a causas, proyectos y organizaciones. Entre las que destacamos acciones como “Un ratito para mi”, dirigido a las mujeres del pueblo y que han tenido un gran éxito en todas las sesiones realizadas hasta la fecha; la jornada de voluntariado ambiental, donde recogimos más de 20 sacos de basuras de diferentes zonas de Arroyomolinos de León; y el mentorizaje a personas emprendedoras de la zona, ayudándoles a lanzar sus ideas de negocio con una base mucho más sólida.

La acción voluntaria es una labor necesaria en nuestra sociedad, pues no sólo aporta ayuda a aquellas personas o entornos que lo necesiten, sino que además acerca a un estado de realización personal a quien lo ejerce. A pesar de ser una acción altruista, de la que no se espera recibir nada a cambio, la satisfacción y el aprendizaje que se obtiene en la labor voluntaria, es el mejor pago que se puede recibir por el trabajo realizado.

Existen un gran número de posibilidades para poder hacer un voluntariado, pues desde muchas entidades públicas o privadas se ofertan muchos programas diferentes para comenzar en el mundo del voluntariado. Desde los “campos de trabajo” que lleva ofertando el Instituto Andaluz de la Juventud desde hace décadas (ahora llamados Campos de Voluntariado Juvenil), donde se pueden desarrollar acciones voluntarias en arqueología, medio ambiente, acción social o patrimonio histórico, artístico y cultural; hasta el voluntariado tecnológico, a través del cual se puede ayudar a personas mayores a manejarse mejor con las nuevas tecnología, las opciones son casi infinitas.

WWOOF: Voluntariado en granjas ecológicas

Dentro de este amplio abanico de posibilidades, es de destacar una que resulta especialmente interesante, pues une el voluntariado, con la ecología y la agricultura, siendo esta última una de las patas principales que mantiene aún en pie el entorno rural.

WWOOF (World Wide Opportunities on Organic Farms) es una plataforma a nivel mundial que conecta personas voluntarias interesadas con granjas y productoras ecológicas para realizar labores de voluntariado en las mismas. Así, a través de la plataforma WWOOF, se pretende promover la vivencia de experiencias en granjas ecológicas, facilitando a la persona voluntaria aprendizaje sobre agricultura y desarrollo sostenible, y a las granjas receptoras el apoyo humano en el trabajo del día a día que el campo requiere.

WWOOF se fundó 1971 en el Reino Unido y es una de las primeras organizaciones de voluntariado ecológico. Hoy día es ya una federación a nivel mundial que recoge granjas y personas voluntarias de más de 132 paises, convirtiéndose así en una comunidad global que promociona la agricultura y prácticas ecológicas ofreciendo la oportunidad a personas voluntarias (a las que llaman “wwoofers”) de vivir y aprender en granjas y entornos ecológicos.

¿Cómo funciona WWOOF?

A través de la plataforma web de la entidad, la persona voluntaria interesada podrá ver todas las granjas adscritas al movimiento, y seleccionar según los criterios que desee en qué lugar le gustaría llevar a cabo su trabajo voluntario.

Las personas voluntarias, ayudarán durante medio día en las granjas que les acogen, recibiendo así una formación práctica sobre el trabajo y la gestión en una granja ecológica. A cambio, la granja receptora otorga alojamiento y comida a la persona voluntaria, sin existir ningún tipo de intercambio económico entre ambas partes. El programa está abierto a cualquier persona mayor de edad, y no tiene por qué tener una experiencia previa en agricultura.

En España ya existe un listado de más de 280 granjas adscritas al movimiento, que se pueden encontrar por prácticamente todo el país, y están siempre abiertas a recibir más granjas o iniciativas ecológicas de desarrollo rural sostenible que quieran participar en el programa. Hay cabida para cualquier tipo de granja o iniciativa, existiendo ya en la plataforma huertas, apicultura, bioconstrucción, trabajo y cuidado de animales, producción y elaboración de alimentos ecológicos, etc.

 

Iniciativas como la del movimiento WWOOF, y el voluntariado en general, pueden aportar un gran valor al medio rural. En primer lugar, porque ayudan a reactivar pequeñas granjas y explotaciones que, de otro modo, no podrían sobrevivir. Además, se consigue poner el entorno rural en el punto de mira del movimiento voluntario, especialmente entre las personas jóvenes, que suelen ser quienes más desconectan de los pueblos; e incluso promueve la apertura a los demás del entorno rural, dejando entrar constantemente a personas nuevas que aprenden del medio y aportan al medio sus conocimientos, potenciándose mutuamente.

¡Subscríbete por email y recibe más info sobre desarrollo rural!

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram