General

Nace ‘Plan A’, una iniciativa desde la sociedad civil y las empresas para la reconstrucción económica

Líderes empresariales y organizaciones, entre ellas AlmaNatura, ya han firmado.

Más de un centenar de líderes empresariales y sociales, y 40 organizaciones, empresas, entidades sociales, ONG y medios de comunicación se han sumado ya a la iniciativa ‘Plan A, Economía para la Vida’, coordinada e impulsada por el Foro NESI de Nueva Economía e Innovación Social. Tras el impacto sanitario, social y económico provocado por el COVID-19, la propuesta defiende un nuevo modelo económico transformador, alineado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, que priorice el servicio a las personas y el planeta. ‘Plan A’ busca hacer frente, tanto a nivel local como global, a cualquier tipo de crisis, ya sea sanitaria, climática, energética, alimentaria o tecnológica.

“No queremos volver a la misma ‘normalidad’. El modelo económico ya había dado señales de debilidad y ahora ha demostrado su fragilidad. Necesitamos una economía capaz de hacer frente, a nivel local y global, a posibles futuras crisis, ya sean sanitarias, climáticas, energéticas, alimentarias o tecnológicas. Todo va a cambiar y, a diferencia de la crisis de 2008, tenemos que aprovechar esta oportunidad para superar nuestras diferencias y transformar la economía. Si no lo hacemos nos enfrentaremos a escenarios distópicos. Por todo ello, con ‘Plan A’ trabajaremos con todas las personas, empresas y organizaciones que se adhieran para cocrear propuestas concretas aplicables a cada sector económico y se las haremos llegar al Congreso de los Diputados y a los gobiernos locales. Porque no hay planeta B ni vida B”, explica Diego Isabel, director del Foro NESI.

Pilares de una Economía para la Vida

El punto de partida es el Compromiso por una Economía para la Vida, que ya han firmado más de 100 organizaciones y personas, y que se compromete a trabajar por una economía transformadora que se fundamenta en cinco pilares:

  • Una economía con sentido, en la que las organizaciones antepongan su propósito social a la mera maximización del capital, y donde se pueda progresar económicamente a la vez que se crea riqueza social. Un modelo con nuevos indicadores que informen, de manera transparente, sobre el impacto de las actividades económicas en la vida de las personas y la salud de los ecosistemas. Una economía en la que las organizaciones, personas autónomas y emprendedoras que contribuyan al bien común sean premiadas tanto por consumidores como por las políticas y compra pública. Una economía que promueva la banca con valores, la inversión de impacto y las finanzas sostenibles. 
  • Una economía local y resiliente, capaz de responder ante crisis sanitarias, energéticas, alimentarias o tecnológicas. Democrática, en la que las personas tengan derecho a decidir qué tipo de economía quieren para sus comunidades. Que puedan vivir en pueblos, ciudades y regiones sostenibles, cultivar alimentos saludables, producir energía limpia, construir viviendas asequibles con recursos locales y aplicar un consumo consciente en temas como la moda o el ocio. Una economía que tenga en cuenta la huella social y ecológica de los productos. 
  • Una economía que reinvente el trabajo, que facilite el acceso a la educación y al trabajo digno y motivador, de modo que las personas puedan desarrollar su talento y potencial humano y ponerlo al servicio del bien común. Un nuevo modelo que tenga en cuenta los avances de la tecnología, que ponga en valor las actividades culturales y artísticas y que considere la remuneración de actividades como el trabajo doméstico y los cuidados a personas dependientes.
  • Una economía solidaria y colaborativa, que fomente las redes de colaboración locales y su interconexión a nivel nacional y global, y en la que el conocimiento sea compartido para beneficiar a todas las personas. Una economía que ponga en valor la solidaridad y premie la cooperación entre organizaciones y personas que buscan el bien común por encima de la competitividad y el individualismo. 
  • Una economía circular y regenerativa, que aprenda de la Naturaleza y nos permita cambiar del actual modelo extractivo y contaminante a un modelo de desarrollo sostenible que opere dentro de los límites del planeta. Una economía basada en el ecodiseño, que garantice las necesidades de las generaciones presentes y futuras.

#PlanA #EconomíaParaLaVida está abierto a todas aquellas personas, empresas y organizaciones que quieran impulsar un cambio de modelo económico y social que fomente el desarrollo sostenible y la reducción de las desigualdades. Pueden adherirse a la iniciativa a través de la campaña en Change.org o en la web www.nesi.es. Durante los próximos meses se desarrollarán diferentes webinars temáticos de cocreación, en los que se propondrán acciones concretas para cada sector de la economía.

¡Subscríbete por mail y recibe más info sobre desarrollo rural!

Comentarios

Germán Mejía Gómez dice:

Buenas tardes,saludos desde Colombia, me encantaría hacer parte del grupo que impulse el cambio del modelo económico y social por un mejor estilo de vida.

Hola Germán, Tienes toda la información y webinars con más información aquí: https://nesi.es/webinars-plan-a/

Deja una respuesta