El rural, más que una tendencia

El mundo rural necesita un compromiso a largo plazo, generado desde organizaciones conscientes y comprometidas y no un agradecimiento fugaz donde seguir utilizándolo.

Mi abuela decía que el mundo rural siempre ponía la otra mejilla. Era ese rincón para pasar un bache emocional, para soportar un divorcio, cuando te quedas en desempleo o cuando viene de repente una pandemia global. El mundo rural es ese aliado que aguanta los envites de una vida acelerada repleta de humanos con mal humor.

Con la pandemia, de nuevo el mundo rural se ha hecho tendencia. Y es que vivir con tu familia en la parcela que los abuelos dejaron fue durante el confinamiento uno de los mayores regalos. Ha tenido que llegar este virus para revalorizar el metro cuadrado de tierra, aire y sol. Si además, sumamos lo vivido durante este último año y medio con la ingente número de propuestas y organizaciones que han nacido con el objetivo de repoblar el medio rural español, nos damos cuenta de que estamos ante una gran ola.

Una tendencia de la que nos alegramos después de casi 25 años contando que el mundo rural nos salvaría. Somos optimistas con esta situación pero críticos a la hora de establecer cambios profundos que mejoren la calidad de vida de las personas que habitan el mundo rural.

Rural, de tendencia a oportunidad

Ser conscientes del momento que estamos viviendo nos invita a reflexionar acerca de la importancia de convertir el presente en una oportunidad de futuro para el mundo rural. Sirvan los ejemplos siguientes para expresar nuestra visión actual y compromiso con los retos que se presentan.

  • Coworking sin alma. Los coworking no van a salvar el mundo rural, lo harán las personas que lo conforman y las oportunidades que se brinden gracias a su implantación y trabajo en red. El modelo de oficinas compartidas necesita de nuevos pluses en el medio rural, que hibriden convirtiéndose en concentradores de talento y cultura.
  • Los autóctonos no acuden a las jornadas. Me llama mucho la atención la puesta en marcha de jornadas de sensibilización por el mundo rural donde sólo participan personas de fuera. Construyamos espacios de reflexión con una escucha activa de las personas locales. Son ellas las que sufren la falta de servicios.
  • Intención y medición. Cada día nuevas organizaciones se suman a este reto con ingeniosas soluciones, profundicemos en la intención mediante escucha activa y midiendo los resultados de nuestro trabajo. Sólo así conseguirás la legitimidad que buscas.
  • Ayuntamientos, verdaderos protagonistas. Son ellos los que están, no sabemos si seguirán estando, pero seamos justos sabiendo que sin su trabajo el mundo rural ya habría desaparecido. Y para mejorar, además de tener Concejal de Festejos, ¿Qué tal si asignáis un concejal de empleo? Es clave para la fijación de población rural.
  • Impacto radical. Superficialmente muchas personas actúan en el medio rural, pero para generar cambios profundos necesitamos de proyectos que transciendan lo establecido, que replanteen los resultados y actores para un cambio dinámico de la tendencia. Es buenísimo tener grandes autores que escriban sobre el rural, la pregunta ahora es, ¿Cómo influye ese libro a mi joven vecino desempleado de mi pueblo?
  • La agricultura y ganadería necesita de relevo generacional. Un sector pisoteado por el mercado que sigue poniendo la otra mejilla. Y es que todo el mundo les necesita para vivir, pero pocos se preocupan por él.

AlmaNatura, un ejemplo de propósito

Utilizamos la coherencia que nos ha llevado hasta aquí, viviendo y construyendo oportunidades desde el pueblo que nos vio nacer. Somos tremendamente realistas con lo que somos y hasta dónde podemos llegar. No somos la solución al mundo rural, pero sí un claro ejemplo de todo lo que se puede hacer cuando hay verdadera intención y profundidad en nuestros actos. Comparto lo que se viene de cara a los últimos meses del año 2021 para la reactivación rural.

  • Proyecto de Relevo Generacional. Sin el cual muchas granjas se ven abocadas a la falta de reemplazo joven. Seguiremos trabajando con granjas de Segovia así como desarrollando un futuro proyecto que mejore las condiciones de cualquier proyecto agrícola y ganadero de España.
  • Fundación AlmaNatura. Después del proceso prospectivo comenzamos con el primer proyecto de mejora del empleo comarcal denominado Regenera21 en alianza público-privada y dirigido a emprendedores sociales del ámbito rural de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche (Huelva).
  • Jóvenes, futuro del territorio. El proyecto GIRA Jóvenes nos permite abrir puertas y ventanas a nuestros jóvenes estudiantes de la Formación Profesional del ámbito rural. Continuaremos con un nuevo curso que impactará directamente en centenares de jóvenes de comarcas de toda España.
  • Mujeres resilientes. La situación del empleo de la mujer en lo rural se agrava frente al mundo urbano, para ello y desde hace 6 años trabajamos gracias al programa GIRA Mujeres impulsando emprendimientos sociales que ayuden con la reactivación del empleo local.
  • Nuevos pobladores. El proyecto Holapueblo terminará la segunda edición y comienza una tercera con el apoyo de nuevos aliados que multiplicarán el efecto del proyecto para la atracción de talento emprendedor con el que repoblar la España más despoblada.

Con esta muestra de lo que viene en septiembre, os deseamos un excelente verano de descanso y con la seguridad que exige el momento. ¡Mucha salud, nos leemos en septiembre!

Subscríbete por mail y recibe más info sobre desarrollo rural

Quiero suscribirme

Responder a Francisco Núñez Ayala Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Muchas gracias almanatura por vuestras iniciativas.

    En los pueblos. ¿Cuántas personas están interesadas en cambiar la imparable despoblación rural?
    ¿Un pueblo unido? ¡Qué raro¡ Muchos se preguntan ¿Y yo qué gano con esto?
    Da la sensación de que estamos más interesados en el cambio los que lo vemos desde fuera y disfrutamos del pueblo pocos días al año.
    Un agricultor que tiene buenos beneficios por la PAC
    ¿Está en la onda del cambio social?
    Gracias

    1. Muchas gracias Francisco por tus comentarios. Sin duda es clave las estrategias de sensibilización y concienciación. Muchos pueblos pierden población, pocos están sensibilizados con la importancia de acometer proyectos a largo plazo que fijen población rural. ¡Saludos!

También te puede interesar