Emprender, Formación, RSE, Sociedad

¿Qué ocurre con la formación para parados?

¿Te han tomado el pelo en un curso formativo? ¿Crees que no existe un programa estructurado para desempleados que buscan formación?

«En España se invierten al año 2.100 millones de euros en la formación de los trabajadores. De esa cifra, aproximadamente la mitad se destina a los cursos para desempleados. En el programa del pasado domingo 2 de Noviembre en la sexta, «Salvados» se fijaba en este sistema de formación de parados y cómo el fraude y la corrupción lo han afectado.»

El avance del programa ya me removió por dentro y me hizo pensar en si yo alguna vez había estado en la situación de muchos de los protanistas del triste episodio de este programa. Para encontrar una respuesta no tuve que buscar mucho, por desgracia yo mismo lo he vivido en alguna ocasión. ¿Quien no ha sido participe de formaciones obsoletas sin sentido que no sólo no suman si no que hacen perder el tiempo a alumnos/as interesados? Se respira autentica impotencia, uno de los protagonistas comentaba: «Después de 18 años pagando todos mis impuestos, ahora que realmente necesito que me ayuden a mi, quien más me ayuda es el guarda de seguridad».

Entidades corruptas, responsables que han hecho negocio con los parados y un sin fin de malas voluntades que hacen de lo que debería ser una nueva oportunidad para miles de personas, una nefasta estructuración que no ha hecho más que aumentar la vulnerabilidad laboral. A continuación comparto algunas reflexiones y me centraré en las metodologías formativas por ser una de las áreas que desde alma natura mejor conocemos. También por que soy de la opinión que a parte de «limpiar el sistema formativo de corruptela» debemos desarrollar metodologías ágiles que enseñen haciendo y no como decía uno de los protagonistas: «Aprender fontanería con fotocopias».

Formación obsoleta para parados

  • Me cuesta ver formación de calidad estructurada y con profesionales de primera en las filas de este tipo de formación. Muchos/as de ellos casi no manejan las herramientas online y precisan formación antes de continuar su labor como docentes. Hacen falta formadores que transmitan optimismo y donde aprender sea divertido y no un mero proceso burocrático para la empresa o el parado.
  • Los títulos de los docentes no son garantia de nada. Ver como inspectores de cursos hacen su trabajo inspeccionando títulos de docentes pero que no observan el trabajo que realizan en la clase, da una visión de la falta de organización del sistema. Docentes que no son capaces de generar un mínimo de interés en el alumnado, me hiere profundamente. Sin embargo, la plaza la han conseguido gracias a todos esos títulos que tan sólo sirven para continuar con un modelo formativo caduco y obsoleto.

[Tweet «Ya esta bien de aprender fontanería con fotocopias. #AnBlog»]

  • ¿Encuentra un parado empleo gracias a la formación? Parece ser que existe poca información al respecto. Acaso, ¿No interesa saber este indicador? La transformación que ejerce un modelo formativo exitoso es lenta pero paulatinamente debiera ir creando nuevas realidades que sumen de oportunidades al alumnado. Al parecer, el trabajo en muchas empresas Españolas consiste en «apagar fuego a diario» por lo que la mayoría de las pymes no estan interesadas por la formación o lo ven como algo fuera de su actividad.
  • Títulos que prometen trabajo. Creo que no nos enteramos de nada si seguimos pensando que sólo un título es el que otorga garantias a un trabajador a la hora de ser contratado por una empresa. Sólo las habilidades de aprendizaje, la adaptación constante al cambio, el trabajo en equipo, etc. son protagonistas de este juego para el que quiere ganar la partida. Y esto dificilmente lo explican en un curso para desempleados.
  • Parece que el SEPE ha quedado anticuado. Hacen falta espacios de aprendizaje real con implicación de nuestros funcionarios en cada proceso. Y para eso el número de expedientes es fundamental bajarlo. Transformar las oficinas de empleo en espacios donde en lugar de «policias» haya «entrenadores», es decir hacen falta personas que acompañen la busqueda activa de empleo recomendando lo mejor en cada caso.

Cierto, nos queda mucho por aprender e implantar. El cambio de valores también es fundamental en un momento en el que parece que todo se desborona. Les dejo con el video completo de «Salvados: El fraude de los cursos de formación» para que extraigan sus propias conclusiones. Y ahora, ¿Qué le parece la formación que se imparte en España para parados?

¿Te interesa la formación? ¡Pulsa Aquí!

 

Foto destacada: Victor Santa María

Comentarios

Josemari dice:

Pienso exactamente lo mismo Juanjo. Tb me removió el programa. ¿Y qué hacemos? Hay algo muy podrido y cuesta tener esperanza cuando se mete un poco la nariz. Un abrazo.

Nosotros estamos dando respuesta así: http://almanatura.com/2014/04/proyecto-mentor-2/ Una iniciativa que a través de Fundación Tripartita acerca formación de calidad insitu al empresario. Es nuestro granito de arena para ofrecer formación real mientras una inmensa mayoría vende cursos online con cuadernillo y examen final. Un abrazo y muchas gracias por pasarte por aquí. ;D

Deja un comentario