Y digo yo, ¿No es esto lo que siempre queríamos algunas empresas? ¿No era de lo que nos quejábamos con nuestros proveedores y clientes? Ahora la comunicación fluye por la web. Ahora todo es posible: Redes sociales, wikis... son ahora nuestros amigos o al menos el de unos cuantos.

Fijaros en estas cifras: Twitter tiene 105.779.710 usuarios registrados a fecha 15 de abril de 2010. Cada día se registran 300.000 usuarios nuevos y aproximadamente el 60% de éstos son de fuera de los EE.UU. (Fuente: www.readwriteweb.es). ¿Increíble, verdad?

Entonces a que esperamos. ¿Cómo decimos ser una empresa abierta y comunicada con sus clientes presentes y futuros? Estamos ya montados en el vagón o por el contrario, dejamos que el vagón pase y con él las oportunidades.

Sinceramente no lo entiendo. Bueno, en realidad sí. El esfuerzo es considerable, el dinero no tanto, pero a veces cuando las empresas comienzan a “ganar dinero” digamos que este es lo de menos. Pero el esfuerzo, ese sí que no nos lo saltamos. Tener una concepción abierta, una actitud que llegue a lo más profundo de los corazones que leen, eso en estos momentos es más una virtud y con ello una clara diferenciación frente a la competencia, que algo que podemos solucionar con el diseñador o la empresa de creación web de turno.

Y a esto creo después del tiempo que no se aprende fácilmente. Pero no voy a irme por las ramas.

Comencé hablando de "estar conectados a las personas". Para Alma Natura ha sido y será uno de los principales cimientos en los que día a día trabajamos.

¿De qué sirve organizar eventos de forma muy profesional si cuando los participantes necesitan algo nadie les atiende, o les atienden de forma obligada? ¿Qué pretenden algunos con esta actitud? ¿Justificar su trabajo frente al cliente?

Y los clientes, ¿Saben de la importancia de contar con empresas conectadas a las personas? Ya somos más de 3.000 personas las que a diario comparten, critican, alaban y demuestran su fidelidad con Alma Natura.

Y esto tan sólo es el principio. Cuando llevamos una acción adelante, cuando el evento más disparatado se convierte en un éxito de audiencia y aprendizaje, entonces y sólo entonces, nos damos cuenta de que merece estar conectados. Que somos seres sociables y que sin nuestras audiencias somos estrictamente "caca de vaca".

¿Y dónde nos puedes encontrar?

En nuestra web, en Facebook, en Twitter, en Tuenti, en YouTube - en Flickr...

En realidad no tengo ni palabras para describir este evento internacional porque me ha sorprendido en exceso. No sólo estaba en un evento en estas magníficas instalaciones, sino que Milán al completo se viste de gala para estos días, e incluso, continúan las muestras y exposiciones durante todo el mes. Cuando llegas en el metro, no sabes lo que existe sobre tu cabeza hasta que a través de unas escaleras mecánicas llegas a la entrada. Miles de personas, azafatas, publicidad, comunicación,… un bombardeo de diseño gráfico que te envuelve en este micro mundo que te acogerá durante todo el día.

Foto: Ana de las Heras
Foto: Ana de las Heras

Un mapa con millones de espacios que ver y te das cuenta que son las 10 de la mañana, tienes hasta las 6:30 de la tarde y ¡no tienes tiempo de verlo todo!. Existen autobuses que te trasladan a todos los pabellones para agilizar el movimiento y no perder 15 minutos en ir de un pabellón a otro. Existía un pabellón que era gratuito con diseñadores jóvenes de los cinco continentes. Lleno de stands muy participativos, pasan las horas entrando en cada una de las técnicas de diseño y sorprendiéndote en cada uno de ellos porque la creatividad fluye a borbotones.

Las universidades más importantes de diseño también se dieron cita en este evento que es conocido a nivel mundial y donde el inglés se transforma en el idioma oficial. No sabía lo que me esperaba hasta que compras la entrada (me costó 15 euros porque tenía el descuento de estudiante) y entré con mi acreditación en la zona de DISEÑO con mayúsculas. Miles de empresas de diseño de muebles, de cocina, de baño... (depende del pabellón en el que te encontrabas) con una infraestructura que trasladaban sus propias “tiendas” (lo pongo entre comillas porque no son tiendas como podemos pensar rápidamente, son espacios de diseño pensados al milímetro). Aquí no importaba el dinero... solo existía un único fin: vender su diseño.

Gente de chaqueta, negocios en cada uno de los espacios, champagne, publicidad, Gadget de todo tipo, bolsas y bolsas de publicidad y un traslado al mundo del diseño mundial donde te hace alegrarte de guiar tu vida a formarte en este mundo porque es increíble.

Por Daniel Bargalló;

Internet facilita mucho las cosas, que se lo digan a la SGAE, las facilita tanto que si te pones a buscar algo concreto lo más probable es que lo encuentres y se te pasen las horas saltando de vínculo en vínculo, a mi me pasa bastante. El caso es que hace un tiempo estaba leyendo artículos y opiniones sobre risoterapia en la red y de repente me encontré con este tío:

Foto: Craig Y. Fujii

 ¿Y quien es este sujeto? Pues ni más ni menos que Hunter Adams. ¿Qué no os suena? ¿Y si lo llamo Patch Adams? ¿Aún no? ¿Y si os pongo el cartel de la película que se hizo sobre su vida?

Ya va sonando ¿Verdad? Pues yo conocía la película, pero no sabía que estuviera inspirada en un personaje real y digo personaje porque el tipo tiene un porte cuanto menos característico. Pero, ¿Cuál es la historia de este doctor de la risa? Pues irónicamente nació el zagal allá por 1943, cuando a nivel mundial no estaba la cosa para reírse mucho (es lo que tiene invadir Polonia).

Durante su adolescencia, un familiar suyo se suicidó y el comenzó a pensar seriamente en seguir ese destino. Lo internaron en un hospital psiquiátrico y allí  comprendió que había una forma más sencilla de comunicarse con la gente, jugar y reír con ellos. Con esta idea en mente sale del hospital y se matricula en medicina. Durante este período Hunter deseaba poder crear un hospital en donde la gente no tuviera que pagar por curarse (cosa muy normal hasta Obama). Un lugar que fuera cálido, acogedor y en el que la gente no temiese estar, quería usar la medicina como herramienta de cambio social.

Hunter pensaba que la salud de una persona es algo global, que se relaciona con la salud de la familia, la comunidad y el mundo. Por ello en 1971 junto a un grupo de 20 personas, 3 de ellas médicos abren lo que será el embrión del Gesundheit! Institute. (Gesundheit! significa ¡salud! en alemán). La premisa era atender a todo el mundo sin pedir ningún tipo de compensación monetaria a cambio, además se consideraba la salud como un todo integral en el que la risa y la alegría jugaban un papel muy importante. Con la ayuda de donativos y el estreno en 1998 de la película Patch Adams interpretada por Robin Williams, la labor de este hospital diferente se fue haciendo cada vez más conocida, y su fundador Patch Adams comenzó a ser un solicitado conferenciante.

A día de hoy el Gesundheit! Institute se sigue nutriendo de donaciones y de lo que Patch saca por sus conferencias. El espíritu sigue siendo el mismo con el que empezó, un lugar alegre y cálido en el que cualquiera pueda sentirse tranquilo y a gusto. Además, todos los años parte de viaje con un equipo de payasos para llevar alegría y risas a donde más falta haga.

La próxima meta es crear un centro de formación donde poder impartir esta peculiar y original forma de entender la salud, que según el título de uno de sus libros, es cosa de risa.

Todos tenemos en la cabeza la imagen de un circo: Una carpa enorme y varias roulottes alrededor. Las funciones se suceden cada noche y pasado un tiempo, todo el tinglado se desmonta y el circo se traslada a otro lugar. 

Esta es la visión tradicional que tenemos del circo. Incluso cirque du soleil, que es lo más innovador en este campo, no escapa a esta dinámica. Sin embargo, en Madrid hay un circo que no cumple esta norma y es la excepción que confirma la regla: El Circo Price.  Situado en la ronda de Atocha, en el centro de Madrid, el edificio que alberga a este singular circo se inauguró en 2007 en el lugar en el que se encontraba una antigua fábrica de galletas, pero esto es el epílogo de una historia que comenzó en 1868.

Fachada principal del Teatro-Circo Price

Por aquella época Thomas Price, un domador de caballos irlandés, con la ayuda del arquitecto Pedro Vidal levanta el primer Circo Price en el paseo de Recoletos. Más de diez años después, en 1879, El circo es re-inaugurado en la plaza del rey. En este momento, gracias al arquitecto Agustín Ortiz de Villajos y al liderato de William Parish, el circo está preparado para acoger números más espectaculares debido al éxito obtenido en años anteriores. Durante las primeras décadas del siglo XX el  Price alberga una serie de actividades que irán forjando su personalidad como Teatro-Circo. Así no sólo tienen lugar las representaciones circenses, sino que también se podía encontrar zarzuela, números de revista, lotería, conciertos de música clásica e incluso combates de lucha libre y boxeo.

La guerra civil supone el parón forzoso de toda actividad artística, incluso el edificio fue dañado en un bombardeo, pero tras esta vuelven las actuaciones. A partir de entonces, hasta principios de los años 70, el Price vivirá su época de mayor esplendor albergando recitales y números de los mayores artistas de la época, como Luis Sánchez Polack “Tip”, Charlie Rivel, Estrellita Castro o Miguel Ríos. Sin embargo a principios de la década de los 70 y a nivel  mundial, el circo como institución experimenta un declive considerable y el Price no puede escapar a esta oleada por lo que el 12 de Abril de 1970 se celebrará la última función del segundo Price, siendo el edificio derribado posteriormente.

Durante las décadas de los 80 y los 90 los esfuerzos de numerosos artistas e intelectuales serán enfocados a reclamar la figura de la recuperación del Price como Teatro-Circo.

Finalmente, en 2002, comenzará la construcción del edificio actual que alberga al Circo Price, el tercero ya, y que continúa su actividad artística y cultural los 365 días del año. Siguiendo fiel a su estilo podemos encontrar cursos de especialistas, eventos, exposiciones, programas educativos para colegios, conciertos, danza, teatro y por supuesto, circo. Un espacio verdaderamente interdisciplinar en pleno corazón de Madrid. ¡Larga vida al circo!

Foto: raizdedois

Por Daniel Bargalló;

Los musicales son un género en auge desde hace un tiempo en nuestro país. Numerosos teatros de Madrid programan grandes producciones que duran como mínimo un año. Las entradas para estos espectáculos se venden incluso como parte de paquetes turísticos.

Y es que un musical es una experiencia vibrante, un derroche de medios y talento para lograr un show electrizante que te deje con ganas de bailar y cantar para una semana al menos. En Andalucía el género no ha experimentado una explosión tan tremenda como en la capital del país, pero algunas producciones han recalado en nuestra tierra y ya existen iniciativas para potenciar este tipo de espectáculos.

Una de estas iniciativas es la que ha llevado a dos asociaciones Desamor y A.T.M.S. a crear el I Certamen Andaluz de Teatro Musical Amateur. Las dos asociaciones comparten la pasión por el teatro de género musical y ahora el objetivo es intercambiar experiencias y conseguir que este tipo de espectáculos comiencen a calar en nuestra tierra. Gracias al apoyo de los organismos públicos de Morón de la frontera, a la Diputación de Sevilla y a varios patrocinadores se ha materializado la realización del certamen. Y os preguntaréis donde/cuando/cómo es el CATMA I ¿Verdad? Pues no sufráis que aquí os traemos toda la información para que no os falte de nada.

El objetivo es la presentación de cinco obras del género del teatro musical de categoría amateur de cinco asociaciones de teatro aficionado previamente seleccionadas. El plazo de presentación está abierto hasta el día 11 de Abril. Las representaciones se llevarían a cabo con asistencia de público mediante entrada, abono o invitación y hasta completar aforo los días 7, 8, 9, 14,15 y 16 del mes de Mayo en el Teatro Municipal del Excmo. Ayto. de Morón de la Frontera (Sevilla), con la consiguiente entrega de premios, el último día del evento.

Así que si os gustan los musicales no os podéis perder este evento y si sois un grupo de teatro aficionado y habéis preparado un musical os queda terminantemente prohibido perderoslo. ¡Nos vemos en Morón!

linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram